miércoles, 15 de abril de 2015

BORRÓN Y CUENTA NUEVA, CINISMO DEL CAMBIO



                                    
 El “programa” peso por peso, es un contrato en que todas las ventajas son para una de las partes lo que representa extorsión o injusticia manifiesta, por eso es que como vulgares delincuentes, sin transparencia alguna no está disponible ni en la CFE mucho menos en el gobierno del cambio el texto del convenio o acuerdo entre ambas instituciones, lo que puede catalogarse como otro atraco más en contra de la ciudadanía tabasqueña.

Luis Uriel Acosta Magaña
El represor gobierno del cambio aparte de actuar con dolo en el asunto del borrón y cuenta nueva así como la tarifa preferencial, no se detuvieron a cuidar la parte legal de dicho “convenio” ya que no hicieron ninguna gestión sino que solo fueron a bajarse el pantalón ante la CFE  aceptando sin cortapisas lo que los funcionarios les quisieron dar. Claro, a ellos no les interesa el beneficio del pueblo sino congraciarse con sus amos. 

Este es el párrafo en donde se demuestra la intransigencia de la CFE y el nulo trabajo del gobierno del cambio



Por eso es que de manera ilícita, como vulgares delincuentes, sin transparencia alguna no está disponible ni en la CFE mucho menos en el gobierno del cambio el texto del convenio o acuerdo entre ambas instituciones, por lo que ambas están actuando con total opacidad, lo que puede catalogarse como otro atraco más en contra de la ciudadanía tabasqueña.
            Pese a la cerrazón de ambos organismos, se logró obtener una copia de los convenios con los usuarios y por ello aparte de que se ve claramente de que es un convenio leonino se puede afirmar fehacientemente lo siguiente:
            Que con la sola firma el usuario hace un reconocimiento de la deuda histórica, aun de la que tiene acumulada que después de 10 años es legalmente incobrable, pero con la firma se actualiza al monto a la fecha.
Que el usuario contrae también la obligación anticipada de pagar la facturación posterior a la suscripción y en caso de incumplimiento procede a cobrar el total de la deuda reconocida más lo que se consuma o el corte del servicio. No se prevé la posibilidad de inconformarse por cobros excesivos o indebidos. Es decir que el gobierno del cambio entrego a los tabasqueños totalmente inermes, sin derecho a ninguna defensa jurídica. 

Con este convenio queda inerme el ciudadano ante la intransigencia de la CFE y la nulidad del gobierno del cambio
Asimismo de manera totalmente ilegal la CFE no da copias firmadas a los usuarios que lo suscriben, y por lo tanto quedan en indefensión absoluta. Este es un contrato en que todas las ventajas son para una de las partes y representa extorsión o injusticia manifiesta.  
En pocas palabras, el ciudadano reconoce la deuda y se le obligas al pago, pero no tiene ninguna posibilidad de cuestionar cobros excesivos y si se incumple con el pago de una sola facturación se pierden los "beneficios", por lo que se tendrá que cubrir el saldo inmediatamente o convenir el pago pero con intereses "por financiamiento".
Efectivamente hay un contrato que CFE incumple pues no puede cortar la energía sin aviso previo ni tampoco puede cobrar como hace en base a estimaciones de periodos pasados. Tampoco puede cobrar deudas cuyo cobró ya ha prescrito -por lo menos parcialmente- y desde luego que la denominación de contrato o convenio depende del objeto del mismo y su regulación en el código civil.
Luego entonces una vez más el gobierno del cambio traicionó a los tabasqueños.
Publicar un comentario