viernes, 29 de julio de 2011

EL PROCESO POLITICO ELECTORAL YA INICIÓ: Gabriel Angulo, “CEMEDEC, A.C.”


Urge reformar la ley electoral para que nadie se adelante, porque no se establece ese tipo de cosas y los institutos solo ven desde la barrera, además de que la falta de consensos y acuerdos entre los diputados no habla mal de una fracción ó de otra, ó de las minorías parlamentarias, sino de que el Congreso de Tabasco, en sesión plenaria no está haciendo bien su trabajo, fustiga

Luis Uriel Acosta Magaña

El Consejo Mexicano para el Desarrollo Ciudadano (CEMEDEC), es una asociación civil, constituida por ciudadanos mexicanos cuyo interés está centrado en promover el desarrollo integral a través de la participación ciudadana que impacte tanto en el desarrollo personal de los ciudadanos como de sus comunidades y que orienta sus actividades y programas de acción bajo los objetivos de ppromover una cultura política para la participación activa de los ciudadanos a través de la implementación de programas e iniciativas en los niveles federal, estatal y municipal que tengan como objetivo el desarrollo integral de los mexicanos.

Su dirigente manifiesta espontaneó y directo que respecto a la incapacidad de concretar la reforma electoral que mandata la SCJN al estado de Tabasco sobre la redistritación por el criterio poblacional lo que mostraron los representantes populares, hombres y mujeres por igual, es que tiene que ser a su modo si no, no hacen su trabajo, por lo que la falta de consensos y acuerdos entre ellos no habla mal de una fracción ó de otra, ó de las minorías parlamentarias, sino de que el Congreso en sesión plenaria no está haciendo bien su trabajo.

Sobre el tema de la homologación de las elecciones estatal y federal, señala que es importante consultar a la ciudadanía, no solo se trata de acomodos de tiempos, o de posturas de partidos o las fracciones parlamentarias, deben realizarse acciones que permitan conocer la opinión de la sociedad civil, individual o colectiva y organizada. Tampoco se trata de ahorros, es necesario conocer la opinión de los ciudadanos sin cortapisa y que ello permita a los diputados y diputadas hacer la reforma que necesitamos. Somos partidarios de la homologación de la fecha de la celebración de la jornada electoral para las dos elecciones estatal y federal, que se realice el primer domingo de julio del año de la elección.

Gabriel Angulo Pineda que preside la junta directiva del CEMEDEC, indica que este fue fundado en

agosto de 2009 por ciudadanos que participan en distintos ámbitos de la sociedad, educativo, social, económico y profesional. Identificado por las actividades en organizaciones de la Sociedad Civil como “Historiadores de Tabasco A.C” y la Delegación Tabasco de la Organización Mundial para la Educación Preescolar (OMEP), así como su participación en procesos electorales realizando Observación Electoral y llegando a ser Consejero Electoral Local del Instituto Federal Electoral en los dos últimos procesos electorales. Participó como observador electoral en los procesos estales de Tabasco, Puebla y Chiapas en 2009 y 2010.

Entre sus objetivos esta el proponer programas que coadyuven a la efectividad de los programas públicos vinculados al desarrollo ciudadano, principalmente aquellos que permiten el pleno ejercicio de los derechos establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Realizar análisis e investigación, capacitación y formación de los ciudadanos mexicanos en cualquier parte, localidad o comunidad de territorio nacional o extranjero.

De la misma manera promover la creación del “Centro de Formación y Desarrollo Ciudadano” con el fin de fortalecer la participación ciudadana en todos los ámbitos de la vida social, así como el mejoramiento y desarrollo de los niveles de vida de los ciudadanos mexicanos, identificar soluciones para los problemas de salud, económicos y sociales en el plano nacional; igualmente fomentar el respeto universal de los derechos humanos y las libertades fundamentales, independientemente de estimular y apoyar la iniciativa de los ciudadanos, individual o colectivamente, específicamente en los casos de escasos recursos, bajo nivel educativo, cultural y social, mediante la promoción de una nueva cultura política. Y como extensión de lo anterior fomentar, difundir, promover, apoyar y realizar proyectos de desarrollo de carácter social orientados al mejoramiento de los ciudadanos y sus familias.

El COMEDEC ha promovido la participación de organizaciones civiles en los procesos electorales estatales, conformando el grupo Observadores Electorales de Tabasco, integrada con “Historiadores de Tabasco AC.”, el “Movimiento Social y Cultural A.C.”, la “Fundación para la Defensa del Patrimonio Familiar”, el “Centro de Investigaciones Sociales de Tabasco” y el “Instituto de Discapacidad de los Estados Unidos Mexicanos”. Para el año 2011 están orientando sus esfuerzos en los rubros de la “Promoción del Modelo Educativo para la Participación Democrática” del IFE que en Tabasco lo impulsa la Vocalía de Capacitación y Educación Cívica dirigida por el Mtro. Castillo Magallón en los seis Distrito electorales del IFE en el Estado conjuntando esfuerzos con otras organizaciones civiles que participan.

El igualmente profesor investigador en la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, exterioriza de manera sencilla, sin rebuscamiento alguno que la “Organización ciudadana”, es un programa de apoyo y orientación a ciudadanos que desean concretar sus esfuerzos y acciones a través de la constitución de asociaciones civiles (Asociaciones, Fundaciones, Colegios de Profesionales) con la finalidad de que los ciudadanos logren los objetivos que les unen, y en este contexto actualmente están apoyando a un grupo de profesionales de las Ciencias Sociales que pretenden organizar un Colegio de su rama profesional.

La “Formación ciudadana” es un rubro que está planteado en tres líneas de acción, siendo la primera la “Capacitación”, a través de talleres a todo grupo de ciudadanos que requiera orientación en diversos temas según sus necesidades que incluye varios ámbitos que van desde lo organizativo, lo legal, lo cultural y lo educativo, entre otros. La segunda acción es la “Educación Continua” a través de Cursos y Diplomados para lo cual se está elaborando un proyecto educativo que se presentará a una institución de educación superior con la que se pretende concertar un convenio de colaboración. La tercera acción es ofrecer un “Portal Ciudadano” en nuestra página web que se está construyendo y que próximamente presentaremos al público, ya que por medio de la pagina ofreceremos servicios a todo persona que nos visite además de que encontrará materiales de apoyo para canalizar adecuadamente sus planteamientos.

Suceso (S).- ¿Qué labor realizan como asociación civil?

Gabriel Angulo Pineda (GAP).- Las organizaciones de la sociedad civil han logrado promover participaciones importantes en los procesos electorales de ciudadanos como observadores electorales, cosa que no lograrían los institutos electorales, ni el IFE ni el IEPCT, porque dedican sus esfuerzos a construir la estructura que opera las elecciones, así que esta puede decirse, que es la parte que refleja a los ciudadanos organizados. El COMEDEC participará como observador electoral en el Estado de México para el proceso electoral 2011 que está en marcha.

La Participación Ciudadana, es el principal concepto y acción del Consejo Mexicano, coadyuvar al desarrollo integral de los ciudadanos es nuestra meta permanente; por lo que siempre habrá una acción que permita el involucramiento de los ciudadanos en cualquier ámbito de la sociedad. Los ciudadanos participan activamente en muchos campos, pero la que nosotros promovemos es la participación desde la óptica de las organizaciones de la sociedad civil sin participación política partidista.

Por eso apoyamos el desarrollo social, económico, educativo y cultural pero además a los ciudadanos les interesa la participación política como aporte a su desarrollo y de su comunidad, esta parte es la rescatable de su acción ciudadana. Promovemos la observación electoral que es, para muchos ciudadanos, la primera puerta de entrada para involucrarse en el tema de la elección de sus gobernantes y representantes, ya que mayormente el ejercicio del voto si lo realizan.

El Profesor de la Licenciatura en Historia en la División Académica de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, expresa que para entender la democracia debemos concebir a la sociedad como un sistema justo de cooperación y al ciudadano como un sujeto político racional y razonable por lo que los derechos humanos sólo pueden ser efectivos cuando concebimos a la sociedad como un sistema justo de cooperación social y no como resultado de una ley natural o de una voluntad ajena a las personas que la componen; esto significa que una sociedad es tal cuando se rige por reglas aceptadas por todos sus miembros porque todos consideran que son justas, además de que haya reciprocidad en las relaciones sociales porque todos sus miembros, o una gran mayoría, aceptan las ventajas y las cargas de vivir en sociedad, y su configuración permite que cada uno de sus miembros busque libremente su bien personal y su realización como ser humano. Esto significa que una sociedad, como realidad política, no es ni un agregado de individuos egoístas, ni una comunidad homogénea en la que existe una sola manera de concebir el bien y la realización humana, sino un conjunto de identidades e intereses diversos en el que sus participantes pueden vivir juntos sin dejar de ser diferentes, porque aceptan que la convivencia exige el ‘dar y recibir’ por parte de todos.

S.- ¿Cómo ve el entorno político en la entidad?

GAP.- Tenemos que ser realistas, en el estado de Tabasco, el proceso político electoral ya está abierto, los actores políticos están recorriendo el estado, han visitado diversas comunidades, expresan sus aspiraciones en todos los medios de comunicación posibles, y siempre cuidando las formalidades de no incurrir en la violación de los preceptos legales, constitucionales o de la ley electoral feder5al o estatal; se mueven hasta donde la ley permite o no se los prohíbe.

Lo evidente es que todos se mueven en la búsqueda de posicionamientos supuestamente del electorado, sin embargo, todos ellos tendrán que pasar por el filtro de sus partidos, porque recordemos que los candidatos son propuestos por los partidos políticos. Pero lo que interesa a los ciudadanos es que las autoridades actuales de los tres órdenes de gobierno hagan su trabajo, le cumplan al ciudadano, a las comunidades, a la colonia a la ciudad al municipio, al estado al país. Le interesa que los representantes populares en las cámaras del Congreso de la Unión y del Estado hagan sus actividades que se dejen de estar perdiendo el tiempo y revisen y promulguen las leyes que regulen la vida social; que reformen la ley electoral para que nadie ande en campaña entiempo no electorales y se sancione a los que lo hagan pero la ley no establece ese tipo de cosas por eso los institutos solo ven desde la barrera.

El igualmente profesor de Ciencias Sociales en la Secundaria Federal No. 2 de Villahermosa, Tabasco, sentencia que en una sociedad concebida como un sistema justo de cooperación las personas se asumen y actúan como sujetos políticos, como constructores de la comunidad política, lo cual significa que tienen dos capacidades básicas: la capacidad de concebir y buscar libremente su bien personal, es decir, su capacidad de ser racionales, y la capacidad de cooperar con los demás en condiciones justas de convivencia, es decir, la capacidad de ser razonables. La convivencia política exige del ciudadano tres virtudes políticas básicas, la reciprocidad como disposición para aceptar las ventajas y las cargas de vivir en sociedad, es decir, como disposición a asumir que la vida en sociedad requiere del dar y recibir de todos sus miembros; cuando no existe la reciprocidad como virtud cívica se acumulan las injusticias en la vida social, la disposición a cooperar como disposición para involucrarse activamente en la vida común; cuando no existe esta disposición se pierde la riqueza de conjugar la diversidad de capacidades en una tarea común, y el respeto a los demás que es una consecuencia del respeto a sí mismo, agrega el también egresado del diplomado “El Ensayo Como Búsqueda y Creación” por la Universidad de la Habana, Cuba.

S.- ¿Cómo define la ciudadanía?

GAP.- La ciudadanía es una identidad política porque su ejercicio configura y expresa a un sujeto político, es decir, a una persona que participa en la construcción colectiva de su sociedad. Nuestra manera de ver el mundo, nuestro lenguaje y nuestras prácticas nos dan una identidad y nos constituyen como sujetos de derechos. Tenemos derecho a acceder a los bienes humanos que necesitamos para afirmar y vivir nuestra identidad, sin embargo, en sociedades como la nuestra, la diversidad de modos de vida está regulada por un solo marco jurídico y eso plantea el problema de diseñar leyes que respeten y respondan a las demandas de todas y todos. El ámbito de lo público es el espacio en el que se resuelven políticamente tales demandas, por lo cual es necesario que todas las personas tengan acceso a éste y es la ciudadanía, como identidad política, la que lo hace posible.

Por eso, en las sociedades actuales todas las personas tenemos dos tipos de identidad: nuestras identidades sociales (de género, de etnia, de religión, etc.) y nuestra identidad política (ciudadanía). Como toda identidad, la ciudadanía está constituida por convicciones, discurso y prácticas, pero en este caso se trata de convicciones políticas democráticas, lenguaje político democrático y prácticas políticas democráticas. La educación cívica busca configurar este perfil político en cada uno de los ciudadanos y ciudadanas.

Las prácticas políticas democráticas son alimentadas por las virtudes políticas, que también podemos llamar virtudes cívicas o hábitos políticos democráticos. Las virtudes políticas de un ciudadano constituyen su carácter político, su modo de actuar en política. Las virtudes básicas de un ciudadano en tanto que sujeto político son la razonabilidad que, junto con la racionalidad, es una de las facultades básicas del ciudadano y consiste en la capacidad para buscar acuerdos equitativos y cumplirlos; cuando los ciudadanos no son razonables es imposible solucionar los conflictos sociales de manera justa y pacífica, el dominio de sí mismo como disposición a autoregularse para no violar los derechos de los demás y para cumplir con sus obligaciones sociales; cuando no hay control de sí mismo las reglas sociales no funcionan. El lenguaje político democrático, que supone no sólo el uso de términos políticos sino también la argumentación política, es decir, la que propone argumentos que razonablemente todos puedan aceptar, capacita al ciudadano para acceder al ámbito público y a la discusión pública porque ahí el lenguaje común es el de la política y no el de una cultura, una religión o una ideología particulares; cuando un ciudadano o un grupo no maneja el lenguaje político en el ámbito de lo público, corre el riesgo de ser marginado del diálogo público y de que sus demandas no sean escuchadas, delimita el renombrado catedrático y líder de opinión nacional, Gabriel Angulo Pineda, organizador del Diplomado en Historia “Alternativas para el siglo XXI” entre la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de la Habana y la Asociación de Historiadores de Tabasco.

Publicado en la edición 432 de la revista Suceso de fecha 23 de Marzo de 2011

Publicar un comentario