viernes, 11 de julio de 2014

REINAN NEGLIGENCIAS MÉDICAS Y DERROCHE DE RECURSOS EN SALUD DEL CAMBIO VERDADERO

        Sandy Aguilar
            Las negligencias médicas, bebés desaparecidos, derroche de recursos y las prepotencias contra el pueblo son el pan nuestro de cada día en el sector Salud de Tabasco, complementado con las sinvergüenzadas y tráfico de influencias de funcionarios y personal médico.
            Derrocharán un millón de pesos
            Este es el signo que implementa el gobierno del ‘cambio verdadero’, ya que el titular de Salud, Juan Antonio Filigrana Castro, derrochará un millón de pesos para adquirir un Call-Center para las unidades médicas, en vez de comprar medicinas que tanto niegan en los Centros de Salud.
El funcionario dijo que este aparato es para que el pueblo interponga quejas directamente a las oficinas centrales de la Secretaría a su cargo, pregunto: ¿ahora si atenderán las inconformidades o las seguirán ignorando?
            Amenaza virus del chikungunya
            Para el colmo de males, sobre el pueblo de Tabasco se cierne la amenaza del chikungunya, virus transmitido por los piquetes de mosquitos, pero las autoridades permanecen indiferentes y con declaraciones vagas en medios afines es como ADVIERTEN a la población, en vez de implementar una campaña de fumigación.
            La tremenda plaga de mosquitos ataca y pone en peligro la salud de miles de ciudadanos por el riesgo de contraer dengue, paludismo o el virus del chikungunya.
            La gente exige que fumiguen pero las autoridades de Salud pagan con indiferencia, total ellas están protegidas en sus residencias, en oficinas climatizadas y si al caso una vez al mes salen a darse baños de pueblo.
            Desaparece recién nacido
            Otra negligencia médica es la desaparición de un bebé en el municipio de Balancán, donde ocultan los nombres de los médicos para evitar que se les aplique la Ley, total la corrupción queda en casa.
            El subsecretario Manuel Alvarado García, dice que no es cierto, entonces: ¿Dónde está el bebé del matrimonio integrado por Mariana de la Cruz Ramírez y Diego Guadalupe García González?
            Argumentan que nació muerto, con malformaciones congénitas, pero insistimos ¿dónde está el cuerpo? Trasciende que el bebé nació bien y que al parecer ‘desapareció’ como un fantasma.
            Otros dicen que el bebé murió por negligencias médicas y que por eso ocultan el cuerpo. La verdad es que los responsables del sector Salud de Tabasco no tienen pruebas para desmentir a los padres que exigen justicia.
            Negligencia en hija de reportero
            Más negligencias imperan en Salud, ahora en la joven señora Zoila del Carmen Pozo Santiago, hija del reportero de El Criollo, Humberto Pozo Ayala, quien fue mal atendida de un parto al grado de haberle apretado demasiado la pierna izquierda e impedir la circulación, por lo que está en riesgo de perder esa extremidad.
            Sobre el tema, el subsecretario de Salud Manuel Alvarado afirmó que se debió a una complicación derivado a que el útero no evoluciono y se le desarrolló una hemorragia obstétrica.
            Aclaren mi ignorancia: si fue una hemorragia obstétrica ¿Por qué le lastimaron la pierna izquierda? O ¿acaso el útero están en las piernas?
            Otra más en Balancán
            Una negligencia médica más se dio en Balancán, una señora denunció que personal médico del hospital general Francisco J. Pérez Solís, dejaron morir a su padre, en el denominado ‘hospital de la muerte’, pues incluso pidió omitir su nombre porque la amenazaron con meterla a la cárcel si sigue denunciando la anomalía.
            ¿Hasta cuándo va a proceder señor secretario de Salud, Juan Antonio Filigrana Castro? ¿Seguirá siendo cómplice de médicos y asistentes incompetentes? ¿Seguirá protegiendo a los asesinos, pillos y sinvergüenzas? ¿Este es el cambio verdadero que en Salud le prometieron al pueblo de Tabasco?





Publicar un comentario