martes, 17 de junio de 2014

LA GRAN MENTIRA DE LOS 500 PESOS A LOS DISCAPACITADOS

A más de tres meses de haber puesto en marcha el programa «corazón amigo», se ha gastado más en publicidad gubernamental, ya que no han llegado a cubrir ni el 10 por ciento de los discapacitados en la entidad, dejando al descubierto que la campaña de auto alabanza solo es para desviar la atención en relación a todos los actos de corrupción que han sido denunciados y acreditados legalmente en contra de los funcionarios y familiares de la pareja gubernamental

Miguel Ángel Hernández
(The Fénix)
            Desde el año 2000 cuando Andrés Manuel López Obrador denunció el «presunto fraude electoral», se inicia una nueva etapa de lucha social, siendo el punto de atención electoral el apoyo a los discapacitados, para lo cual el PRD utiliza mediante recorridos un padrón electoral que sirvió de bandera durante los seis años de Roberto Madrazo Pintado, ya en la segunda vuelta del «ya merito» lograron el triunfo en la primera campaña política en la que compitieron Manuel Andrade Díaz y César Raúl Ojeda Zubieta, haciendo a un lado al hoy gobernador Arturo Núñez Jiménez por parte del PRI, éste inicia trabajos por debajo del agua en contra de su partido, no logrando su cometido y en las dos campañas Andrade Díaz sale victorioso, pero para éste entonces la bandera del PRD, contempla en su plataforma de gobierno apoyo a los adultos mayores, madres solteras y discapacitados de todo el estado, ésta bandera logró gran aceptación dentro de la sociedad tabasqueña, pero mediante alianzas y compadrazgos internos, Arturo Núñez logró por medio de su compadre incorporar ésta propuesta del PRD al gobierno de Andrés Granier Melo, quien equivocadamente no da el sustento jurídico y legal que se requería, destinando en aquel entonces millones de pesos, pero, criticados por el PRD como una propuesta «populista» para mantener el control político de la entidad.
            En lo que la oposición auto designó el sexenio trágico de Andrés Granier, se otorgaron 700 pesos durante los primeros dos años, esto tomando en cuenta que el salario mínimo de aquel entonces (año 2006) era de 45. 81 pesos y teníamos como presupuesto menos de 20 por ciento de lo que hoy está recibiendo el gobierno del «CAMBIO», es decir; Andrés Granier destinaba diario 23. 33 pesos diarios para cada discapacitado. Hoy con la gran mentira del «programa» Corazón amigo, el gobierno destina 500 pesos al mes, llevando hasta la presente fecha 3 mil 400 afiliados, destinando 16. 6 pesos diarios en apoyo a las personas con discapacidad, pero se debe tomar muy en cuenta que el salario mínimo vigente en Tabasco es de 63. 77 pesos, lo cual en términos simples y sencillos es una «cachetada y ofensa» a quienes tenían esperanzas, si no de resolver sus problemas económicos por medio de la ayuda del gobierno, al menos un apoyo digno para quienes esperaban se cumplieran las promesas de campaña, pero, mayor aun cuando los términos políticos con lo que se están beneficiando a los ciudadanos es denigrante, pues exigen como requisitos principales que los «beneficiarios» no dependan de nadie y estén en calidad de «bulto».
            Aquí se tiene que tomar muy en cuenta, que de acuerdo a las cifras del INEGI, Tabasco tiene un padrón de 49 mil 635 ciudadanos que tienen alguna discapacidad, siendo el 42 por ciento de estos que parecen «paraplejia», en tanto el resto de los demás encuestados tienen discapacidades diversas. Esto demuestra que a más de tres meses de haber puesto en marcha este programa, se ha gastado más en publicidad gubernamental, ya que no han llegado a cubrir ni el 10 por ciento de los discapacitados en la entidad, dejando al descubierto que la campaña mediática de auto alabanza solo es para desviar la atención en relación a todos los actos de corrupción que han sido denunciados y acreditados legalmente en contra de los funcionarios y familiares de la pareja gubernamental. Los 3 mil 400 presuntos beneficiarios aún no cobran, pero ya son utilizados en la campaña para mejorar la deteriorada imagen del gobernador. Ya ni la discapacidad perdonan…


Publicado en la edición 505 de la revista política Suceso de fecha 11 de Junio de 2014 
Publicar un comentario