domingo, 18 de enero de 2015

EL LIBIDINOSO AVENAMAR PROTEGIDO POR VALENZUELA PERNAS

Como el padre de la menor agraviada no acepta el “arreglo” que le propone el sátiro alcalde ya que este simplemente exige justicia para su hijita, lo amenaza de muerte, en tanto que Jesús Manuel Argáez de los Santos que regentea la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tabasco no quiere enfrentar a la mafia perredista que a capa y espada desde las alturas de la izquierda y del gobierno del cambio defienden al inmoral ente del sol azteca

Luis Uriel Acosta Magaña
Continuando con el tema de la acusación  en contra del perverso alcalde perredista de Cárdenas, Avenamar Pérez Acosta, tenemos que le ofreció al señor Israel Zurita García llegar a un arreglo para que se desista de la denuncia presentada en su contra por el abuso sexual que el sinvergüenza edil cometió en contra de su menor hija, en complicidad con propios familiares de la niña.
Sin embargo, el padre muy indignado  no quiere ningún arreglo, lo que pide es justicia para su menor hija  y que se les aplique la ley a todos los perversos involucrados, subrayando que la salud física, emocional y psicológica de la menor es primordial.
De la misma manera con valentía pese a las constantes amenazas de que es objeto, denunció que existe un marcado «tortuguismo» por parte de la Procuraduría General de Justicia de Tabasco que regentea Fernando Valenzuela Pernas, esto debido a que el proceso está estancado lo que indica a todas luces la protección que disfruta el corrupto edil Avenamar Pérez Acosta por el simple hecho de ser alcalde perredista pues iniciaron la integración del expediente sin haber sido desaforado.
Así también las autoridades pretenden descalificar su denuncia en contra del lascivo alcalde de Cárdenas, Tabasco, acusándolo de que hace más de nueve años violaba a su menor hijo al igual que a la mamá Ana Laura de la Cruz Morales, además de un supuesto robo en contra de esta misma persona.
En este asunto tan escabroso en el que a capa y espada se defiende  desde las alturas de la izquierda y del gobierno, al alcalde del sol azteca acepta un ilegal proceso de pruebas de descargo sin haberle quitado el fuero.
En este contexto ya se giraron órdenes de aprehensión en contra de la señora Ana Laura de la Cruz Morales por los delitos de robo calificado y corrupción de menores, pero, esperaron hasta que esta persona se dio a la fuga.
Es conveniente rememorar que la denuncia interpuesta contra el alcalde de Cárdenas, Avenamar Pérez Acosta es por los delitos de  pederastia y corrupción de menores, en la averiguación previa AP-CAR-IV-446/2013, y se le acusa del abuso en contra de una menor en complicidad con la madre de la menor Ana Laura de la Cruz Morales, con quien el siniestro presidente  municipal mantiene una relación sentimental extramarital, y aunque consta la declaración directa de la menor en una valoración aplicada por la dirección de Servicios Periciales de la PGJ de Tabasco, realizada el 03 de agosto de 2013 así como otras testimoniales donde se confirma que fue agredida sexualmente, al lujurioso alcalde Avenamar Pérez Acosta no se le molesta para nada.
Cabe destacar que desde el momento en que el padre de la menor agraviada realizó la denuncia, ha recibido amenazas de muerte por parte del sátiro Avenamar Pérez Acosta y de su asesor jurídico Marcos Hernández de la O.

TOTAL IMPUNIDAD
Así mismo se nota la ausencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos para apoyar a la víctima pero Jesús Manuel Argáez de los Santos no ha querido intervenir para exigir castigo para los culpables de este hecho delictuoso, pues tiene temor de enfrentarse a la mafia perredista que cubre con el manto de la impunidad a Avenamar Pérez Acosta aunque debe estar en la cárcel, pero, como ya se denuncia públicamente, lo escudan en su fuero constitucional, y en el poder económico y político que ostenta y en el de sus protectores.
En estos actos bochornosos en los que la estabilidad emocional de una pequeñita fue vulnerada se ve como contubernio que los diputados perredistas Neyda García Martínez, Rafael Acosta León, Alipio Ovando Magaña y Francisco Cabrera Sandoval proporcionaron cartas de recomendación a Ana Laura de la Cruz Morales, lo que indica que estos legisladores se prestan a la complicidad protegiendo a la inhumana madre de la menor abusada sexualmente y del pérfido alcalde perredista que perpetró tal canallada.
En la averiguación previa, la niña narra los abusos de que era objeto cuando su madre se emborrachaba con el sátiro alcalde perredista, actos en los que también participaban sus tías y su abuela quien solo le decía que se portara bien con Pérez Acosta porque les iba a dar dinero.
Estando así las cosas, es muy pertinente destacar que Cárdenas, considerada la segunda ciudad en importancia de Tabasco, es hoy una de las ciudades más conflictivas, violentas y peligrosas del país, donde todos los días hay asesinatos, secuestros, violaciones, robos y demás, al grado que ya se le conoce como «sangrenas», pero, claro, la delincuencia no puede ser erradicada porque el presidente municipal Avenamar Pérez Acosta es el principal delincuente que tiene que sufrir la ciudadanía.

                                                       PROCURADOR PROTECTOR
De manera reprobable el Procurador, doctor en derecho Fernando Valenzuela Pernas violenta nuestra Carta Magna que en su artículo Primero señala que en nuestro país, todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.
Cuyas normas se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.
    Asimismo establece que todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar, y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la Ley.
    Dentro de esos derechos se encuentra el derecho a la educación, a la no discriminación, a la protección, a la salud, a la dignidad, a la integridad personal así como al acceso a una justicia pronta y expedita, consagrados en los Artículos 1, 3, 4, 17, y 20 apartado C, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

ASPECTOS LEGALES QUE LAS AUTORIDADES SE PASAN POR EL ARCO DEL TRIUNFO

En relación con los artículos 5, 10, 11, 19, y 25 de la Convención Sobre los Derechos del Niño, entre otras cosas dispone:
            Artículo 2.- Los Estados respetarán los derechos anunciados en la presente Convención y asegurar su aplicación a cada niño sujeto a su jurisdicción, sin distinción alguna, independientemente de la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o cualquier otra índole, el origen nacional, el idioma, la religión, la opinión política o de cualquier otra índole, el origen nacional, étnico o social, la posición económica, los impedimentos físicos, el nacimiento o de sus representantes legales.
Articulo 3.-
1.- En todas las medidas concernientes a  los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial que se atenderá será el interés superior de la infancia.
2.- Los Estados se comprometen a asegurar al infante la protección y el cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y deberes de sus padres, tutores u otras personas responsables de él ante la Ley, y con ese fin, tomarán todas las medidas legislativas y administrativas.
3.- Los Estados Partes se asegurarán de que las Instituciones, servicios y establecimientos encargados del cuidado o la protección de los niños y establecimientos encargados del cuidado o la protección de los niños cumplan las normas establecidas por las autoridades competentes, especialmente en materia de seguridad, sanidad, número y competencia de su personal, así como en relación con la existencia de una supervisión adecuada.
Pese a esos mandatos, la Procuraduría General de Justicia del Estado bajo el estima del doctor en derecho, Fernando Valenzuela Pernas le ha brindado protección e impunidad al sátiro alcalde Avenamar Pérez Acosta acusado de pederastia y corrupción de menores desde el año pasado 2013 en la averiguación previa AP-CAR-IV-446/2013.

Publicar un comentario