miércoles, 19 de junio de 2013

NO NOS ETIQUETEN, TAMBIÉN SOMOS PARTE DE LA SOCIEDAD: Mujeres Solas del Estado de Tabasco A.C.

    





     
 Georgina Galeana Franco, presidenta de
 “Mujeres Solas del Estado de Tabasco,  A.C.”

La violencia intrafamiliar es difícil de erradicar, mujeres y niños maltratados o testigos de la violencia quedan con secuelas psicológicas y emocionales, pese a que la sonrisa de un niño es el regalo más sincero y más noble que puede existir en el hogar se le da poca importancia al abuso infantil, hay una elevada tolerancia social al maltrato y abuso de los infantes, necesitamos políticas adecuadas de protección a la niñez porque reforzando los valores en el hogar también se evitan niñas embarazadas, reclama la líder Georgina Galeana Franco

Luis Uriel Acosta Magaña
           
            La violencia intrafamiliar es la más común y la más difícil de erradicar porque se asume que nadie debe intervenir  en la privacidad del hogar. Aunque esto no es nuevo, es apenas en esta primera década del nuevo siglo que las acciones emprendidas para prevenir y atender la violencia en el hogar adquieren su verdadera dimensión debido a las cumbres mundiales donde se trata este tema.
            Esto lo expresa Georgina Galeana Franco, presidenta de “Mujeres Solas del Estado de Tabasco,  A.C.”, organización que surgió hace más de cinco años debido a un penoso caso pero que es la realidad, porque habían compañeras maestras y administrativas que eran golpeadas por sus esposos, decidieron unirse y empezar a buscar como apoyarles y hoy brinda conferencias sobre prevención de la violencia intrafamiliar, abuso sexual en niños y adicciones, desde jardín de niños hasta bachillerato, con la ayuda de la CDH.
            Galeana Franco, como un fuerte eslabón de la cadena de la familia mexicana de la Augusta Institución Universal de individuos libres y de buenas costumbres que se reconocen como tal, con voz suave enaltece la fe en sus ideales, esperanza en realizarlos por amor a sus semejantes, en tanto que con la sensibilidad femenina denota la percepción macroscópica de generar vida, alimentar, educar, cuidar, luchar y sobrevivir.
Rememora que al inició la asociación civil empezó con madres solteras de Villa Tepetitán, Macuspana, a las que nadie ayudaba a gestionar sus pensiones alimenticias porque los documentos tenían años en algún olvidado escritorio, agregando que la violencia produce un sentimiento de indefensión e impotencia por lo que no se busca ayuda, así que tanto mujeres como niños maltratados o testigos de la violencia quedan expuestos a secuelas psicológicas y emocionales que de no ser tratadas, perdurarán toda la vida, y que además se repetirán de generación en generación.
            La reconocida gestora social de bella y expresiva mirada que enmarca su filosofía de vida como acción, compromiso y perseverancia, indica que el primer paso preventivo es hacer visible la violencia, sensibilizando a la comunidad sobre los mitos y estereotipos de género, como generadores de la violencia familiar, poniendo como ejemplo del legado por la cultura patriarcal hegemónica que el castigo físico es válido como correctivo, que los hombres no deben llorar porque es cosa de mujeres, en tanto que estas deben tener instinto maternal o que deben ser buenas amas de casa.
            La segunda fase se efectúa sobre la población en peligro de maltrato, por ejemplo, aquellos que han sido testigo de violencia en su familia o poseen ideas rígidas con respecto al castigo y a la disciplinan para detentar el poder podrán repetir esta conducta. Por lo tanto hay que trabajar sobre las creencias y prejuicios para que aprendan a resolver conflictos sin recurrir al maltrato físico o psicológico.
            La tercera fase es reducir la duración y gravedad de las secuelas del maltrato. Está dirigida a las víctimas de violencia para aplicar programas que protejan a quienes la padecen para evitar que sea repetitiva, por ello se rehabilita a la víctima o sobreviviente y reeducar al agresor para evitar la reincidencia.
            La violencia contra la mujer es una clara manifestación de abuso sustentado en el poder y control que se manifiesta en diferentes ámbitos. Domestico cuando lo ejerce un familiar o una pareja intima. Institucional donde los puestos de mayor importancia son asignados mayoritariamente a los hombres, con idénticas responsabilidades las remuneraciones son menores para la mujer y con mayor frecuencia sufren acoso sexual. Comunitario cuando los usos y costumbres de las comunidades atentan contra la salud mental o física de las mujeres.
            Sin embargo la violencia abarca además, la sociedad en su conjunto, a las instituciones, al gobierno,  a los medios de comunicación y demás, permite el acoso a las minorías raciales, religiosas, a los de otra clase, sexo, edad o género. La falta de educación, de políticas públicas adecuadas o de recursos económicos son factores de riesgo que agudizan este problema, por eso es tan importante prestar toda la ayuda necesaria a tantas víctimas que día a día sufren calladamente, señala Georgina Galeana Franco, con bachillerato tecnológico del CETIS 70 en   exploración petrolera.

            Suceso (S).- ¿Qué tan grave es lo de los niños, el abuso infantil?
            Georgina Galeana Franco (GGF).- Es muy grave porque pese a que la sonrisa de un niño es el regalo más sincero y más noble que puede existir, en el hogar se le da poca importancia a este tipo de violencia, lo mismo ocurre en el ámbito escolar cuando el niño que es víctima reporta a alguna figura docente donde las más de las veces es ignorada o se invisibiliza ya que el atenderla implica que el personal docente y directivo enfrenta situaciones que van desde el desconocimiento de estrategias teórico metodológicas, no quererse involucrar en acciones jurídicas o posiblemente enfrentarse con situaciones personales por haber vivido una experiencia semejante.
             Genéricamente abuso sexual infantil o pederastia es toda conducta en la que un menor es utilizado como
objeto sexual por parte de otra persona con la que mantiene una relación de desigualdad por la edad, madurez o poder. Es un complejo fenómeno universal que de una u otra manera está presente en todas las culturas y sociedades resultante de una combinación de factores individuales, familiares y sociales que interfiere en el desarrollo evolutivo del niño, es una experiencia traumática vivida por la victima como un atentado contra su integridad física y psicológica con secuelas parcialmente similares a los casos de maltrato físico, abandono emocional y demás, que no siempre remiten con el paso del tiempo, este malestar puede continuar incluso en la edad adulta si no se recibe un tratamiento psicológico adecuado.
           
Entrevistada en el contexto del 12 de junio día en que se conmemora el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la activista que expone como divisa que la alegría te hace ser más humano, más sincero y más hermano indica en México el trabajo infantil doméstico afecta a 10 millones de niños, más de la mitad están expuestos a las peores formas de trabajo infantil, como el trabajo realizado en entornos peligrosos, la esclavitud u otras formas de trabajo forzoso, actividades ilícitas como el tráfico de estupefacientes y la prostitución, así como la participación en delincuencia organizada, que con lo que se demuestra que no hay una política adecuada de protección a la niñez porque el abuso en su contra sigue perpetrándose en la invisibilidad y la impunidad, asimismo denuncia que la persistencia del trabajo infantil y su posible recrudecimiento debido a la crisis económica situará a más infantes en condiciones de vulnerabilidad, de convertirse en víctimas de las peores formas de trabajo infantil. Esta realidad implica que en México subsiste una elevada tolerancia social al maltrato y abuso de los infantes.

S.- ¿Qué opinas de que se dote de condones a niñas de catorce años?
GGF.- No se está en contra del uso del condón, tampoco se les prohíbe su condición de reproducción sexual, sino que todo debe ser a su debido tiempo, primero se debe prever si no se está ocasionando una problemática de que los chicos ya tengan relaciones sexuales desenfrenadamente, ya que en estos momentos los niños y los jóvenes, en la edad de secundaria, de preparatoria, tienen los valores extraviados, ya los jóvenes no tienen respeto ni el muchacho  por la joven, ni ella por el varón. 
            En ese sentido hay que reforzar los valores en el hogar, se necesita mucha comunicación con nuestros hijos, porque luego cuando la niña sale embarazada, a veces los padres la corren haciendo que el mundo de esos niños se les cierre, porque abruptamente pasan de jugar muñecas a atender un hijo. Prueba de ello es la precaria situación económica que enfrentan la mayoría de las mujeres en situación de embarazo o maternidad temprana en zonas indígenas, rurales y urbanas marginales, donde su posibilidad de estudiar se reduce, más complicado se torna asistir a la escuela cuando tienen que enfrentarse a la falta de apoyo y a la discriminación.
           

Las secuelas de haber sufrido violencia intrafamiliar siempre están, deben salir adelante, sacar fortalezas y demostrarle a la sociedad que las madres solteras, las madres divorciadas son valiosas, que tienen hijos estudiando, hijos universitarios, “nosotras vemos como sacamos adelante a nuestros hijos, y eso nos hace seres humanos más nobles, más humildes y con mayores fortalezas, el mensaje seria que a las mujeres solas no las sigan etiquetando porque también somos parte de la sociedad”  reclama Georgina Galeana Franco sin elevar el tono de su voz, pero con valentía y de manera directa en nombre de las mujeres solas del  Estado de Tabasco.

Publicar un comentario