viernes, 9 de julio de 2010

SOLO LA CULTURA EMPRESARIAL ACABARÁ CON LAS DADIVAS: Miranda Hernández, gestor nacional


Con ellas nos volvemos cada vez más flojos y con menos responsabilidad, lo que se trata aquí, es fincar el sentido de compromiso, tenemos que hacer conciencia en las personas para que sean emprendedoras, con cultura empresarial y que los proyectos productivos los vean como lo que realmente son, un negocio pero además que ya lo tomen como parte fundamental de su vida, en lo que respecta a Tabasco no hay una Ley de Fomento a las actividades realizadas por las asociaciones civiles como en otros Estados, denuncia

Luis Uriel Acosta Magaña
La Organización Nacional de Indígenas y Campesinos (ONIC) es una Asociación Civil que nace en el año 2003 en la ciudad de Querétaro, su Presidente nacional es Anastasio Pérez Juárez, cien por ciento de la etnia otomí, quien actualmente radica en Chihuahua, en tanto que aquí en Tabasco se encuentra Manuel Antonio Miranda Hernández, reconocido gestor social en el ámbito nacional quien se desempeña como Secretario General del Comité Ejecutivo Nacional de dicha estructura.
De esta manera destaca que su principal función es precisamente orientar a la gente que no está preparada adecuadamente en términos educativos. En relación a esto, uno de los perfiles importantes de la ONIC es precisamente orientar a través de grupos que organizan en las comunidades, orientar a quienes viven en la zonas rurales y en las zonas indígenas a trabajar en cuestiones de campo ó también en cuestiones del sector servicio, con la finalidad de que presentemos otro tipo de cultura ya en cuestiones de trabajo, es importante que el indígena y el campesino sepa llevar sus cálculos contables adecuadamente. Sin embargo los beneficios que esta A. C. gestiona también se canalizan hacia la gente de escasos recursos de las zonas suburbanas y urbanas.
Manuel Antonio Miranda sostiene que la intención de la organización es que la gente se dedique a bajar créditos, pero orientar a los grupos a que puedan desarrollarse adecuadamente, que la gente sienta que el trabajo, el sacrificio, el esfuerzo que tienen que hacer por cuidar la inversión económica es fundamental para obtener él éxito, por ello están orientando a los grupos a que no nada más se dediquen a que se les dé subsidios del gobierno federal, a que nada más obtengan la parte que se otorga para que puedan hacer pequeños programas, sino que también bajen un crédito que sea optimo para sus necesidades de negocios y armen una empresa pequeña de inicio pero con todas las expectativas para crecer, que su principal intención es que puedan manejar adecuadamente los recursos y no nada más dejarlos a la deriva, sin preocuparse de que tenga éxito o no el proyecto a desarrollar.

Suceso (S) ¿Cuales son los programas que se ofrecen a la ciudadanía?
Manuel Antonio Miranda Hernández (MAMH).- Bueno, hay muchos programas, nosotros manejamos en especifico el rubro del gobierno federal, esta la SAGARPA, LA REFORMA AGRARIA, TURISMO, INCA, SEDESOL, SEMARNAT, Financiera Rural, ahí están precisamente los proyectos productivos, de ellos muchos se van a lo que es subsidios y otro tanto es lo que se utilizan precisamente para créditos, la intención de nosotros ahí es precisamente orientar a los grupos de trabajo o a las sociedades cooperativas que ya nosotros tenemos constituidas o que bajen los financiamientos a través de créditos con la intención de que se sepan cual es el valor principal y real de obtener un crédito que no nada más se quede a que te bajen el subsidio y el proyecto si salió muy bien pues van a seguir adelante y si fracasó pues ahí se va a quedar, a final de cuentas será un dinero que se va a fondo perdido, como se dice coloquialmente. Pero todos son recursos del rubro federal, que afortunadamente ya vienen etiquetados.
En función de eso los créditos son muy accesibles, se dan entre siete, quince, treinta años, para pagar y son dinámicas bastantes interesantes. El grupo primero tiene que capacitarse de acuerdo a su proyecto, sea tipo agropecuario, es decir ganadero, de borrego, de cerdo, de pavo, de pollos, de granjas de peces, de árboles frutales, árboles maderables, de hortalizas, de maíz, en fin todo lo que se refiere al campo; ó sea también tipo sector servicio, dónde se abunda desde la panadería, la tortillería, la lavandería, la tienda de abarrotes y lo más innovador que se está manejando el internet, que son satisfactores que hacen falta en las comunidades. La capacitación se dedica a cuestiones técnicas, en ese manual se establece en que tiempo se tiene que desarrollar la actividad, cual es el inicio, hasta donde tiene que llegar y cuál es el objetivo. En la siguiente capacitación ya más de carácter administrativo se tiene que aprender a utilizar los recursos, a meterse en el juego de pagar impuestos, de perderle el miedo a la Secretaría de Hacienda, y hacer sus declaraciones, saber de las cuestiones contables y que el contador que el mismo grupo o sociedad cooperativa contrató les oriente en como tienen que comprobar sus gastos.

El entrevistado externa que esa es la dinámica por la cual se ven inmersos en capacitaciones constantes y que también la parte fundamental es que al grupo se le tiene que capacitar para qué se trabaje de manera adecuada como su mismo nombre lo dice en grupos para que aprendan a trabajar en equipo, que no haya divisionismos, que no hayan ese tipo de fricciones y que lo que le va a tocar de utilidad pues que sea repartido equitativamente, esa es la intención principalmente que genere autoempleo para eso son los grandes créditos que se les otorgan porque los subsidios normalmente llegan hasta doscientos cuarenta mil pesos, pero cuando ya es crédito se otorgan hasta cinco millones de pesos en una sola dependencia obviamente para que otorguen esa cantidad de dinero ya tiene que existir una estructura bastante solida y un capital social contable para que se ingrese a ese tipo de beneficios pero lo menos que pueden prestar en crédito son cuatrocientos mil pesos en efectivo.
“Yo creo que los grupos ahí deben de aprovechar porque es una buena oportunidad y que afortunadamente el gobierno federal en el primer año de ejercicios, el grupo no se ve obligado a pagar su mensualidad sino hasta el segundo año de ejercicio es cuando ya empiezan a hacer sus depósitos de manera mensual, ahí la cuestión es que conforme vayan pagando los grupos, que vayan al corriente con sus pagos la misma dependencia, les va guardando ese dinero, es decir que cuando ya cubran la totalidad del cien por ciento ó como se le llama la segunda vuelta si el grupo depositó la cantidad que le prestaron la misma dependencia se los vuelve a prestar para que se vuelvan a capacitar y ya ese préstamo va en calidad de fondo perdido, ya no lo vuelves a depositar, pero obviamente para esto, tiene que pasar un periodo determinado de años, entonces es por eso que se ven los grupos inmersos en capacitaciones pero con ello se garantiza el éxito.”

S.- ¿cuál es el cambio de mentalidad que proponen?
MAMH.- Más que nada verlo como negocio, aquí es ganar-ganar, a final de cuentas lo que se va a tratar es que se le del valor agregado, ese plus que normalmente no queremos dar, esa es la nueva cultura que le tenemos que enseñar a la gente. Desafortunadamente, como muchos dicen, estamos acostumbrados nada más a la simple y pura dadiva, con lo que cada vez nos volvemos más flojos y con menos responsabilidad, lo que se trata aquí, es fincar el sentido de compromiso. Entonces yo creo que ahí tenemos que hacer conciencia en las personas obviamente para que sean emprendedores, que tengan esa cultura empresarial y que lo vean como un negocio y además ya como parte fundamental de su vida, otro de los objetivos previstos es que ellos mismos sean sus propios patrones. Porque ellos deciden como van a emplear el recurso pero a través también de orientaciones y capacitaciones que se le den porque aquí en nuestro estado hay muchas condiciones que nos afectan principalmente la condición climática, hay ocasiones en que hay mucha sequia y hay ocasiones en que hay abundancia y hasta exceso de agua, entonces también deben aprender a asegurar las cosas, para prevenir los riesgos en cualquiera de los dos paquetes que manejamos el del sector agropecuario ó el del sector servicio. Otro objetivo son que los grupos tienen que aprender a ahorrar, para esto se les enseña el manejo de cajas de ahorro, y a saber que todo lo que inviertan en ellas redundara en su beneficio.

El asimismo licenciado en Economía egresado de la UJAT, manifestó que con eso se está creando otra modalidad en cuanto a la vida misma, a lo cotidiano, porque nosotros siempre nos mantenemos al ahí se va, pero ahora tenemos que hacer las cosas debidamente estructuradas para obtener el éxito en el negocio emprendido. Siempre hemos dicho que trabajamos para sobrevivir pero ahora debemos trabajar para vivir bien, porque al final de cuenta esa es la intención, pero obviamente estamos acostumbrados a hacer las cosas al revés, resultando que primero me compro lo que me hace falta y luego invierto lo que me quedo de recursos. Añade que debemos optimizar los recursos para ahorrar, se debe ahorrar el veinte por ciento mensual del salario, una cuenta que no se toque, ahorrando para en la vejez vivir tranquilo, tomando en cuenta que conforme pasa el tiempo ya no tenemos el mismo rendimiento, mental, físico ni emocionalmente.
Entonces la intención es de que se trabaje adecuadamente para que la misma persona tenga esa manera sana de ahorrar y de economizar porque a veces gastamos en cosas innecesarias y me refiero más a los hombres, que normalmente gastan al irse a un bar, aunque algunas mujeres a veces se exceden en comprarse demasiados accesorios, consideramos que es correcto darse pequeños gustos, pero hay que ahorrar sistemáticamente.

S.- En lo que respecta a las dependencias estatales, ¿Qué apoyos reciben de ellas?
MAMH.- Sin comentarios

S.- ¿No les atienden en las dependencias de Tabasco?
MAMH.- Mira, he visto en algunas publicaciones que algunas Asociaciones Civiles desde hace algún tiempo hacen varios señalamientos, pero nosotros nos dedicamos a trabajar con las dependencias federales exclusivamente, pero lo que sí es importante mencionar es que en Tabasco no existe una Ley Estatal de Fomento a las Actividades Realizadas por las Asociaciones Civiles, como la hay en Zacatecas ó en Chiapas por ejemplo. De hecho el diputado del PAN José Antonio De la Vega Azmitia, hizo una iniciativa de ley precisamente para el apoyo a las A.C., consideramos que ahí ya a nosotros nos va a corresponder presentar una propuesta de cómo podrían allegarse los recursos a través del gobierno de Estado, a través de la H. Cámara de Diputados del Estado de Tabasco, de cómo recibir el beneficio para las asociaciones civiles y el fortalecimiento de las mismas, porque a final de cuentas eso es, nosotros no tenemos aquí apoyo económico directamente del gobierno ni federal ni estatal ni municipal. Nosotros trabajamos con las aportaciones de los propios socios de la organización por acuerdo de asamblea porque ellos saben que se necesita un área operativa y un cuerpo técnico y obviamente eso implica que tenemos que tener oficina, gastos de papelería, teléfono, internet, gastos básicos porque en nuestro caso somos una asociación que trabajamos de manera responsable para bajar los proyectos de los recursos federales a los productores en las comunidades de los Estados donde tenemos presencia como son Querétaro, Estado de México, Zacatecas, Chihuahua, Tabasco, lugares donde se encuentra más fuerte nuestra organización y asimismo en Chiapas, Campeche, Guanajuato, Aguascalientes, entre otros, porque si no elaboramos los proyectos a través de un cuerpo técnico los recursos no les son etiquetados, asienta Manuel Antonio Miranda Hernández, quien es el encargado de llevar el control de la Organización Nacional de Indígenas y Campesinos AC.
Publicar un comentario