miércoles, 21 de marzo de 2012

LA REALIDAD MEXICANA EN CIFRAS

José Heriberto Castro García

(Dirigente Municipal del Partido del Trabajo (PT) en el Municipio de Centro, Tabasco)

El Latino Barómetro es una plataforma de medición que utiliza América Latina para conocer el comportamiento de la población de los diferentes países en cuanto a ciertos rubros relacionados con la política, la democracia, las leyes y los tipos de gobierno, lo importante de este cotejo es la lamentable baja puntuación obtenida por México en algunos contextos muy importantes para la vida democrática y el alto porcentaje obtenido en temas que radicalizan medidas extremas para fomentar la ausencia de un orden social.

Por ejemplo, en la actualidad únicamente 40 por ciento de los mexicanos prefiere la democracia en México, en contraparte el 14 % menciona que en alguna circunstancia preferiría un gobierno autoritario, si a esto sumamos que el 36 respondió que le da lo mismo, que no le interesa que tipo de gobierno haya en el país, tenemos que estadísticamente un gran porcentaje de la población es caldo de cultivo para la antidemocracia, que el gobierno se sirva de los ciudadanos y hasta de aceptar la anarquía, esto pese a que el 53 por ciento aún respondió que bajo ninguna circunstancia apoyaría a un gobierno militar, porque lo peligroso es que ese porcentaje anteriormente era de un 94 a un 96 por ciento.

En cuanto a la satisfacción con la democracia, solamente 23 por ciento están satisfechos con ella. En cuanto a confianza en la capacidad de su gobierno solo el 31 por ciento confía, sólo arriba de Honduras, República Dominicana y de Guatemala. 55 por ciento señala a la corrupción como el principal problema de la democracia. 36 por ciento indica falta de transparencia en el Estado, arriba aparece falta de ética pública y más arriba organizar los sistemas de justicia social. Cinco por ciento opina que consolidar los partidos políticos está bien como está. 19 por ciento opina que las leyes en México no se respetan, con respecto a que si las leyes sirven ó no sirven, solo Bolivia y Perú están por debajo de México en cuanto a porcentaje. 28 % piensa que estamos conscientes de las obligaciones y deberes, en tanto solo el 19 por ciento cree que los ciudadanos cumplen con la ley.

Con todo lo anterior vemos que México está en un gravísimo error de percepción democrática y de consolidación, somos el país más desencantado con la vida política y no le interesa quien lo gobierne, muestran muy poco interés en lo que ocurre en la vida política como si ella no influyera en la vida misma, como si no interviniera en forjar una vida personal diferente, esta forma de pensar tan despreocupada de los ciudadanos nos coloca en el más bajo nivel en cuanto a la calidad de la ciudadanía, del compromiso de la sociedad hasta consigo misma.

No es que otros países tengan cifras muy altas en cuanto a democracia, en general están en rangos de 39 por ciento y máximo 40, pero México está en la mayoría de las mediciones sólo por encima de Guatemala. La ciudadanía desconfía enormemente en la capacidad de su gobierno, tan es así que antes era casi la totalidad del país que bajo ninguna circunstancia apoyaría un gobierno militar, actualmente es el 53 por ciento, y ese porcentaje en cualquier momento puede descender peligrosamente aún más.

La sociedad mexicana tiende a menospreciar a los demás países latinoamericanos, nos creíamos ó nos creemos superiores, llegó un momento que nos creímos un país primer mundista y la verdad es que nos equivocamos, estamos viendo que estamos exactamente en el lugar que creíamos estaban ellos.

En confianza en los gobiernos, Uruguay tiene 62 por ciento luego le siguen Ecuador, panamá y Venezuela, en tanto que México aparece con un 31 por ciento. Esto da la razón a quienes afirman que en México la clase política nunca ha respondido ni siquiera lo esencial de una responsabilidad histórica, así que tenemos de donde surge la molestia por la incapacidad de un gobierno, la molestia ante la irresponsabilidad de los partidos, pero asimismo todo esto no refleja nuestra propia responsabilidad ó más bien nuestra irresponsabilidad como ciudadanos, ya que aquí lo que tenemos es un problema de calidad en la ciudadanía.

Los países latinoamericanos que tienen mayor porcentajes a favor de la democracia son países que saben lo que es vivir bajo un gobierno militar, conocen los efectos de la cancelación de los derechos ciudadanos y por ello aprecian mejor la democracia una vez que la tienen, por lo que prefieren no poner en riesgo las instituciones democráticas, en tanto que en México se muestra una enorme ineptitud social, incapacidad ciudadana, lo que es señal que infaustamente aún no somos capaces de construir la conciencia necesaria para distinguir entre un bien social y el deterioro de la vida del país.

En tanto en el rubro de qué le falta a la democracia en su país, mayormente señalan que falta transparencia en el Estado, 36 por ciento señala la falta de ética pública y arriba de esto, pero con muy poco porcentaje de diferencia está como organizar los sistemas de justicia social.

Entonces el latino barómetro plasma que la falta de participación de la ciudadanía es perfectamente proporcional a la corrupción e impunidad que corroe el sistema mexicano y demuestra que funestamente existe una ley alternativa con la que se vive de manera cotidiana en este país, asimismo demuestra también como cierta la teoría de que la corrupción es lo que hace funcionar a todo el sistema mexicano porque se tiene muy poco apego al respeto a las leyes, por lo que México, reitero, presenta un grave problema de percepción de la democracia.

Publicado en la edición 449 de la revista política Suceso de fecha 07 de Diciembre de 2011.

Publicar un comentario