jueves, 6 de marzo de 2014

El de Tamaulipas, el PRI de los liderazgos ignorados y los falsos profetas

  Por: : Rigoberto Hernández Guevara                   | Gaceta Tamaulipas
  

          Ciudad Victoria, Tamaulipas.- Soy María Antonia Elizabeth Barrón Valdez, para servirle a usted y al PRI, nos dice la lideresa del tricolor, líder seccional, líder de “La Batucada”, y hoy delegada nacional del Ejercito de Mujeres Revolucionarias del PRI en Tamaulipas. 

De lejos se le ve venir en su inconfundible figura, acompañada de "Chevo", su fiel seguidor en la lucha partidista.

            Quien es mejor conocida como Toñita Barrón, nos habla de su amor por el partido, los liderazgos ignorados, del nuevo PRI y de los falsos profetas que sólo van por el cargo, en fin.

            -Toñita, acabas de ser ratificada en la delegación de mujeres aquí en Tamaulipas: ¿Qué presencia tiene esa organización en el estado?
            -Es un adherente que apenas va a aterrizar aquí en el estado, de hecho desde cuando estaba Ramiro Ramos Salinas, pero él nada más reconocía a ciertos sectores como organizaciones. Y sucedió que fue una gran sorpresa para él el que yo llegara con ese nombramiento de México. Yo no salí apoyada de Tamaulipas, de allá me mandaron llamar para darme el cargo. Es decir que el reconocimiento me lo hacen en México con el trabajo que yo venía haciendo en Ciudad Victoria, con el cargo de titular de la Secretaría de Gestión Social.

            -Tú eres una guerrera, una luchadora de muchos años: ¿sientes que te han hecho justicia en el partido?
            -En el partido yo siento que no. Fíjate que yo inicié desde antes de que existiera la estructura política, cuando andaba Ney Ruiz, algunas ya fallecieron. De aquellos años fue que yo inicié, desde los 18 años empecé en la carrera priista, luego de muchos años llegué a ser parte de la estructura, pero siempre estuve trabajando. Siempre pertenecí a comités de Solidaridad, Mano con Mano, Voluntad y Trabajo, hasta ya después que se me reconoció como seccional. Yo empecé en 1988 como priista. Ya dentro de la estructura fui secretaria de Gestión Social cuando estuvo Arturo Diez Gutiérrez como presidente, y gracias a eso la gente me vio hacer lo que en realidad me gusta hacer: ayudar a los demás.

            -¿Qué pasa con los liderazgos naturales de mujeres?
            -Se van rezagando. Se van quedando olvidados. Por eso fui a presentar un proyecto al nuevo presidente del PRI en Victoria, Carlos Guillermo Morris Torre, en el cual se reafirme y dignifique a todos los líderes ya de antaño, que no se queden en el olvido, porque gracias a ellos hemos tenido muchas victorias aquí dentro del estado y en los municipios.

            -¿Aquí, a qué otros liderazgos se podrían mencionar como tales?
            -Admiro mucho a Pedro Guerrero Galaviz, un guerrero priista que ayuda su gente, aunque de una manera muy fuerte; a la señora Paloma, al grupo antorchista, que tienen mucho apoyo de parte de la gente y del partido.

            - ¿Crees en el nuevo PRI?
            -Creo en el nuevo PRI. Creo en el nuevo dirigente. Pero a las organizaciones todavía les falta. En la secretaría de Gestión Social de la CNOP… cuando estuve ahí, no me dejaron explayarme de la manera que a mí me gustaba proyectarme, siempre me ponían limitantes. Yo soy una persona que me gusta participar, pero todavía están muy cerrados, no te dejan aplicarte dentro de las secretarías, o del lugar que tengas de trabajo.

-Toñita: El PRI gana porque gana, y gana porque trabaja todo el año. Pero a veces llega el diputado o la administración y la mayor parte de quienes anduvieron se quejan de que éste o el otro quedaron fuera.
            -Así es. Desgraciadamente así sucede en cada campaña, a la mayor parte de las organizaciones no se les reconoce en el partido. Incluso hay personas a las que nunca se les ha visto en las campañas. Me ha pasado porque hasta ahorita como delegada nacional por parte de mi partido, localmente yo no he tenido el apoyo ni el reconocimiento que debo de tener como delegada, como me lo dijeron en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI.

            - ¿Cómo te apoya el CDE del PRI?
          -Hasta ahorita no he recibido nada. Nada más el que estaba allí, Ramiro Ramos, nomás me dijo que sí, que apoyara a otros grupos como el FJR, CNOP, CNC. Yo le dije que yo no venía a apoyar a nadie, yo venía como un adherente del PRI nuevo, con un proyecto más fresco y no tan quemado como los que ya están.

            -Toñita, tú vienes de las batucadas, te he visto participar en esas manifestaciones de apoyo. ¿Cuándo empezaste lo de las batucadas?

            -Inicié como en el 2004, gracias a quien ya falleció, Cruz Ramírez Bertiz. A partir de entonces yo me encargué de la promoción del proyecto. Yo me atreví a publicitar la batucada en las redes sociales y en otros medios, por eso es que la llegaron a conocer a nivel nacional y en otros estados. Yo creo que es lo que nos falta a la gente que trabaja en realidad por el PRI, que se le dé más promoción, pues se proyecta gente que en realidad no trabaja sino nada más porque tiene el cargo. Pero a la gente que en realidad trabaja no le dan el apoyo ni la promoción que se merece.

        -Toñita, eso que comentaste, la falta de promoción de sus líderes naturales ¿afecta la presencia del PRI en la población y entre priistas?

            -Yo siento que sí, pues hoy en día hay gente que está lastimada, un poco adolorida y muy desilusionada del partido. Se sienten desprotegidas, de hecho se va a iniciar una campaña de visitas y unificación. Me gusta el proyecto que trae Carlos Guillermo Morris y lo apoyo. Le ofrecí el proyecto de apoyarlo al cien por ciento con todo el trabajo, cuyos planes son volver a atraer al partido aquellas personas que se han retirado, y convencerlas de que está reviviendo de nuevo, ya no está un PRI muerto, sino que está reviviendo con mucha fuerza.

            -Se le criticó a Carlos Morris la falta de presencia en las colonias…
            -Te voy a decir: algunos no lo conocen pero yo lo conocí antes de ser presidente del PRI en Victoria. Yo veo en Carlos Guillermo Morris un doctor Rodolfo Torre, que para mí es un ícono de la política y de gran apoyo a la sociedad, yo lo veo con sus pensamientos e ideales.

            -¿Qué busca una mujer como tú en la política?
            -Como mujer en la política yo no busco cargo ni reconocimiento de los funcionarios, yo lo que busco es el reconocimiento para ayudar a la gente.

            -Se acerca el Día Internacional de la Mujer, ¿cómo crees que le ha ido a las mujeres?
            - Pues mira, a mí como delegada no me dan esas invitaciones. Nomás una amiga me invitó, a título personal, a un reconocimiento que le van a hacer a Licha Pumarejo en “Plaza Mariana”, pero fue a título personal. Y como no soy alguien de mucha importancia para ellos, no me toman en cuenta para ese evento.

            -¿Te has promovido para alguna regiduría u otro cargo de elección popular?
            -Mucha gente me ha querido impulsar para ser regidora, ya fui suplente del cuarto regidor, en el trienio del ingeniero Arturo Diez Gutiérrez, y la gente me ha querido promover, pero ha estado antes el padrinazgo de muchos que llegan y ya no sabe uno ni quién los puso porque en realidad nunca los vi trabajar.

            -¿Hay gente que es relegada a la mera hora por compromisos negociados?
            -Pues compromisos negociados inclusive como reelección, ya ves el médico Dámaso Anaya, ahí está otra vez de regidor, y un médico de apellido Charles Jiménez. No creo que no haya más ciudadanos preparados que puedan llegar al cargo. No comento esto porque yo lo quiera, simplemente hay más personas que pueden llegar a ese cargo para que la gente vea que hay oportunidades para todos, no nada más para ciertos.

            -¿Crees en la equidad de género?
            -Sí. Creo en la equidad. De hecho a nivel nacional estuve invitada a participar en ese tipo de trabajo pero no lo acepté. Muchas veces se aprovecha la equidad de género para meter mujeres que ni capacidad tienen. A mí me gusta trabajar, y a pesar de ser de religión cristiana soy de mente muy abierta, estoy luchando por unificar por ejemplo a los sectores de gays y lésbicos, a mí me gusta trabajar. Todo lo que sea unificación.

            -¿Que le pedirías al PRI en estos momentos?

            -Que abriera las puertas a los nuevos adherentes y proyectos que impulsa el PRI nacional para reforzar al partido, que no se cierre nada más en a los sectores y organizaciones. Hay muchos grupos nuevos y vienen a aterrizar desde México, y cómo es posible que aquí no se abran las puertas de un ciudadano, que lo vean desde allá, y que aquí nadie vea lo que tú realizas. Sin embargo yo sigo creyendo en el partido y en la fidelidad, aunque todavía no me abren la puerta como debe ser. Yo quiero reconocimiento a los nuevos liderazgos, que se reconozcan que existen nuevos, que no nada más sean los mismos rostros de siempre, que se abran a proyectos frescos y nuevos, que es lo que acerca a la gente. Creo que con eso la gente se va a arrimar. No hay necesidad de que la gente ande pidiendo despensas, hay personas que se merecen eso y más, pues han trabajado mucho por el partido. 
Ciudad Victoria, Tamaulipas     

Tomado de la Gaceta de Tamaulipas 
Publicar un comentario