miércoles, 12 de marzo de 2014

HOSPITAL DE LA MUJER, HOSPITAL DE LA MUERTE

Este es el documento donde se le pide auxilio a la Presidenta
del DIF, Martha Lilia López Aguilera y después de hacerla
perder el tiempo por varios días, le negó la ayuda.
¡¡Qué falta de sensibilidad!!
   





































 Utilizan técnicas incongruentes y mortales, mientras Núñez pide sensibilidad en la atención, siendo que su
esposa Martha Lilia es la primera insensible de la entidad, en tanto en la PGJ existe una ineptitud galopante, toda una mafia empezando por Fernando Valenzuela Pernas, pasando por la ministerio público Kenia Medina Campos, asesores, defensores de oficio y hasta el intendente

Luis Uriel Acosta Magaña
    Respecto a la técnica de McRoberts que es utilizada en el hospital de la mujer, proviene de inicios del siglo XVIII, y es la técnica que ha dejado más mujeres lisiadas, en sillas de ruedas, porque rompe el sacro y el coxis, además de que es responsable de gran número de muertes materno infantil.
    Así mismo el uso de fórceps está obsoleto, eminentes médicos maestros de generaciones no recomiendan el uso de estos instrumentos ya que los consideran frenestrales, significa muerte.
    Actualmente hay nuevos estudios e investigaciones por especialistas en reproducción asistida de las diferentes técnicas utilizadas durante el parto para resolver la distocia de hombros sin causar ningún tipo de lesión neonatal.
    Por principio, la distocia de hombros es una complicación obstétrica que puede darse durante el alumbramiento, como consecuencia de la estrechez del canal pélvico de la mujer, que supone que una vez ha salido la cabeza del bebé existe una dificultad para extraer los hombros. La distocia de hombros puede causar incluso algún tipo de lesión en el neonato.
    En cuanto a tasa de éxitos entre las conclusiones de este estudio se determinó que hay procedimientos más efectivos por encima de métodos como el MacRoberts o la presión supra púbica.
    Cabe señalar que el médico asesino utilizó esta técnica pese a que la paciente Rozetma Yedith le avisó que sus hijos siempre han sido grandes y que los ha tenido por parto normal.
    «Es de suma importancia mencionar que los dos anteriores partos de mi hija yo los atendí, la primera nació de 4.200 kgs, con doble circular de cordón y hoy tiene 17 años, la segunda nació de 4,550 kgs, en posición podálica (de nalgas) y hoy tiene 9 años. Ahora bien en esta ocasión no atendí a mi hija por la salpingo que se realizaría», explica la experta enfermera naval.
     Es conveniente resaltar que al aplicar la técnica de McRoberts el uso de fórceps es obligatorio, ya que la mujer no puede pujar.
    Por eso aunque ancestral es mucho más efectivo utilizar la técnica Gaskin, que ha salvado más vidas, dejando madres satisfechas y niños sanos, sin ninguna secuela posterior.
    El porque no es utilizada en áreas hospitalarias tal vez por sugerencias del sector salud, es que ésta técnica adquirida de una partera indígena guatemalteca, fue dada a conocer por Ina May Gaskin, una escritora hippie, misma que más tarde se convirtió en partera empírica espiritual.
    En este punto es necesario destacar que la señora Faride María es discípula del eminente ginecoobstetra Armando Revueltas Benavides, Teniente Coronel de la Armada de México, con posgrado en la Sorbona de Paris, que al retirarse en el año 75, fue requerido por el gobierno cubano, para ser formador de generaciones de médicos y enfermeras como rector de la Universidad de Medicina de Santiago de Cuba.
    Asimismo fue asistente del Dr. Jhonn Filkervawer eminente médico alemán que fue director de la escuela de Medicina en la Universidad de Puebla.
 
                                                       SENSIBILIDAD PIDE NÚÑEZ
    El gobernador pide que por ser la medicina una profesión determinante entre la vida y la muerte, es inaceptable dar cabida a la insensibilidad en el área de urgencia de los hospitales, esto lo señaló en un emotivo exhortó no sólo para los médicos sino para toda las personas que tienen trato directo con los pacientes, pero, es el caso que la primera dama del Estado es también la primera insensible del gobierno del Cambio Cierto.
    Resulta que la señora Faride María, le habló a su celular a la primera dama, número que personalmente le dio en campaña,  pero, en tono cortante le dijo que se lo diera por escrito y que ella lo recibiría personalmente. El día 28 de octubre que le llevó el escrito no quiso atenderle y le mandó a decir con el secretario después de dos horas de espera que dejara el escrito sin ningún compromiso, porque no lo firmaría ni lo sellaría de recibido, porque habían muchas autoridades involucradas, y que lo resolviera quien quisiera porque ella no lo iba a resolverlo.
    Esta es nuestra Primera Dama… caramba, como extrañamos a doña Chabelita de la Parra o como Elvirita Pola… por último con mi tía, la malograda Tere Calles…

                                    LA  PGJ  Y  SUS MERCENARIOS DE LA JUSTICIA
    En este punto la ciudadanía debe enterarse de la inoperatividad que rige en el feudo que regentea Fernando Valenzuela Pernas, a quien en un foro sobre Derechos Humanos se le platicó de estos hechos diciendo en aquel momento que se haría justicia porque es un hombre con mucha verticalidad, al tiempo que le daba su número de celular, diciéndole que en cualquier momento le llamara, que siempre responde, sin embargo, esto solo fueron palabras huecas ya que jamás ha respondido.
    Con muchas luchas y trabas fue aceptado el escrito, pese a que ya estaba interpuesta la demanda, en la segunda agencia del ministerio público, cuya titular Kenia Medina Campos, ha protegido a los probables inculpados, ya que ha retardado las diligencias previstas e incluso no permitió que se aportaran pruebas contundentes dirigidas a esclarecer este asesinato.
    Esta mala funcionaria ha sido demandada en varias ocasiones por mantener en el cajón del olvido diferentes expedientes perjudicando aún más a las víctimas que acuden a esa dependencia en busca de justicia, pero ahí solo se encuentra más injusticias.
    Kenia Medina Campos es solo una de los tantos mercenarios de la justicia en ese nido de corrupción que es la PGJ.

                                     EL ADMINISTRADOR SECRETARIO DE SALUD
    La hoy ex directora del Hospital de la Mujer, Yaneth Pérez Méndez no fue destituida por ser responsable de las negligencias médicas que se dieron en ese nosocomio, no, para nada, fue removida de su cargo porque el flamante secretario de Salud, Juan Antonio Filigrana Castro, fue maltratado a su llegada al Hospital de la Mujer porque no lo conocían.
    Caramba, no aguanta nada, ese maltrato es el que sufren de manera cotidiana todos los pobres que tienen la desdicha de acudir a ese hospital, carente de trato humanitario, profesional, en suma es un trato verdaderamente aberrante.
    Por cierto, Juan Antonio Filigrana Castro es Secretario de Salud no por su capacidad sino a la intimísima amistad de su mujer con Martha Lilia, la primera insensible del Estado.
    Recordando que los involucrados en este espantoso caso según María Teresa Hernández Marín, actual titular del nosocomio de la muerte son: Jorge Alberto Martínez Broca, Raúl León Mendoza, Heber Manuel Sánchez López y Ernesto Alonso González Coronado.
    Tenemos entonces que las negligencias médicas incluidas la violencia obstétrica son un grave asunto por la frecuencia con la que ocurren.
    Así también la violencia obstétrica es toda aquella agresión, durante la atención institucional del parto, que va desde regaños, burlas, amenazas, humillaciones, manipulación de la información, aplazamiento de la atención médica urgente y no ser consultadas antes de cualquier decisión, entre otras acciones que constituyen violaciones a los derechos humanos y reproductivos de las mujeres.
    Por tal motivo urge establecer severas sanciones para reducir el tan frecuente, grave y alarmante número de casos.
    Es importante mencionar la falta de ética e individualidad, así como la forma en que es tratada la mujer en este nosocomio ya que no dejan pasar a un familiar pero, los vigilantes e intendentes están parados en los quirófanos y salas de parto o labor, mirando como el médico manipula a las pacientes que van a dar a luz. Todo esto es verdaderamente indignante.

Publicar un comentario