miércoles, 26 de marzo de 2014

MARTHA LILIA INSENSIBLE ANTE EL DOLOR DE TABASCO



          Tabasco no merece una Martha Lilia y un Arturo Núñez tan insensibles, tan elitistas, tan lejos del carisma que derrochaban en campaña, ahora solo demuestran desprecio cuando el pueblo se acerca a ellos, en el ámbito nacional e internacional se dice que si el gobernador no puede meter en cintura a su mujer menos puede gobernar a Tabasco   




 Luis Uriel Acosta Magaña
            Dentro de las acciones legales que ha llevado a efecto la familia de Rozetma Yedith en busca de justicia por el asesinato de su bebe recién nacida en el Hospital de Alta Especialidad de la Mujer, aquí en Villahermosa, Tabasco, además de enterar a Martha Lilia López Aguilera de Núñez, Presidenta del DIF Tabasco, quien de manera por demás insensible se negó  a ayudarles en este trance tan doloroso, le fue enviado al gobernador de Tabasco, que tampoco ha hecho nada, Arturo Núñez Jiménez; al Presidente de la Republica, Enrique Peña Nieto; a la Presidenta del DIF Nacional, Angélica Rivera de Peña Nieto; a la CNDH; a la CEDH Tabasco, Manuel Argaez de los Santos; a la Comisión Estatal de Conciliación y Arbitraje Médico; al Secretario de Salud Nacional; al Secretario de Salud en Tabasco; Ezequiel Toledo; al Procurador de Justicia de Tabasco, Fernando Valenzuela Pernas; y ahora también al nuevo Secretario de Salud, Juan Filigrana Castro.
            Pero ni el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, ni su esposa Martha Lilia, presidenta del DIF estatal, hacen nada para investigar las muertes que ocurren en el hospital de la mujer, incluso en el hospital del niño y en todos los hospitales del Estado, pese a las peticiones directas de ayuda que diariamente reciben,
          Incluso el once de marzo, cuando la señora Faride María, le entregó la documentación personalmente a la Secretaria Nacional de Salud, Mercedes Juan López, durante el recorrido por los mencionados hospitales, desde arriba del hospital del niño, un grupo de personas, médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, etcétera, le dijeron, “gobernador, gobernador aquí pasan muchas cosas”, pero siguió caminando hacia su camioneta, quien saludó con una sonrisa fingida fue doña Martha Lilia, fue entonces que gritaron, “Don Arturo, haga caso, aquí pasan muchas cosas que hay que investigar, si las investiga este hospital se desploma”.
            Luego de que la señora Faride María Zapata Madahuar valientemente denunció a través de la radio y la televisión el asesinato de su nieta y toda la podredumbre que anida en el Hospital de la mujer, los reporteros entrevistaron a diferentes personas que se encontraban en el hospital del niño y el hospital de la mujer, entre ellos a estudiantes de medicina, uno de ellos valientemente denuncio que los mandan a realizar las practicas hospitalarias correspondientes y no los supervisa ningún médico de posgrado, o de piso y mucho menos los maestros, indicando asimismo que a él lo tienen señalado por conflictivo porque se niega a hacer las tareas médicas que le ordenan sin supervisión profesional.  De esta manera denunció que cuando los estudiantes entran a quirófano hacen lo que aprenden en los libros pero ningún maestro los dirige.
            Asimismo en el hospital de la mujer los entrevistados dijeron que no los atienden adecuadamente por lo que siempre tienen miedo de que maten a sus familiares, ya que no se sabe quiénes son médicos, quienes son pasantes y quienes son estudiantes, y no se les puede preguntar nada porque todos mal contestan por igual, hasta las trabajadoras sociales, y de vigilantes e intendentes son de quienes más reciben maltratos.
           
                             CORRUPCIÓN  EN  EL  DIF  DE  MARTHA LILIA 
                                                 
            Aunque doña Martha Lilia López Aguilera de Núñez se moleste, reiteramos que la ciudadanía quisiera tener como presidenta del DIF a Chabelita de la Parra de Madrazo, a Elvirita Pola de Andrade, inclusive a Teresa Calles de Granier, por su sensibilidad, porque atendían a los que les solicitaban ayuda, pero además algo muy importante, a ninguna de ellas se les cuestionó su paso por esa institución mucho menos se les señaló de corruptas y además en tan poco tiempo al frente de la institución.
            Son más de 120 millones de pesos nada más en dos casos de corrupción, en la propia dependencia de la “señora” cosa que jamás les ocurrió a las anteriores presidentas. Para esto fue que le quitaron recursos a la Secretaria de Salud, mediante una reforma a la Ley de Asistencia Social para dárselos al DIF estatal, desde donde despacha la “Primera Dama” del Estado, independientemente de que no se aclara un acto de corrupción con tan solo emitir un boletín diciendo que todo está bien y que se es muy honesta, hay documentos que señalan lo contrario, los tiempos que se amarraban los perros con longaniza ya pasaron.

Publicar un comentario