miércoles, 26 de marzo de 2014

NÚÑEZ RESULTÓ UN FIASCO


                                        TIENE A TABASCO EN DESORDEN SOCIAL
  Es lamentable y condenable el abandono, la desidia y el nulo interés que tiene Arturo Núñez por el bienestar del pueblo, de los marginados, de los que menos tienen, su incapacidad ha hecho que los conflictos se multipliquen, por lo que en el ámbito nacional e internacional se menciona que si el gobernador no puede meter en cintura a su mujer menos puede gobernar a Tabasco.
            Por eso los problemas de salud, los problemas de seguridad pública, el alto desempleo, la actividad económica por los suelos, su miopía política es preocupante, en tanto que las familias tabasqueñas viven atemorizadas, los que pueden detrás de rejas, con cerraduras, cadenas y candados, quienes no lo pueden hacer, salen a las calles a puro valor tabasqueño porque no hay de otra, sin embargo ni en las casas hay seguridad, pues todos los días, la delincuencia organizada o desorganizada asalta, roba y viola sin freno alguno, aún con la presencia militar, pues a quienes se intimida es a los pacíficos ciudadanos, no a los delincuentes.
            Los diálogos para resolver los conflictos no deben ser condicionados, se debe dejar a un lado la exaltación de la egolatría y la dañina politización del desarrollo social, por ello es necesario que se resuelva de inmediato el asunto de los policías, pero sin descalificaciones a priori, sino analizando la realidad laboral de los policías, quienes en la época de Roberto Madrazo se encontraban en mejores condiciones laborales y de salarios. En estos momentos cobran 1500 pesos quincenales, sin ninguna prestación, en cambio con Madrazo aparte de que ganaban más de tres mil pesos, cada seis recibían uniformes completos con botas, tenían servicios para ellos y su familia, estaban inscritos en FONACOT, y tenían acceso a viviendas dignas.
            Promete que despedirán a setenta mandos medios para que se quede Audomaro Martínez Zapata, aunque ya el dipuitado local ogers Arias García de la fracción parlamentaria del PT, exhortó al gonernador que se debe destotuir al general retirado, ya que estamos a merced de la delincuncia, aun con las esfuerzos de las fuerzas armadas federales.
            Asimismo afirmo que en Tabasco podrá generarse una ingobernabilidad porque han sido constantes los errores de la actual administración, como el cobro ilegal del IEV, el injusto pago por el reemplacamiento, independientemnte de la escandalosa corrupción por contratos amañados en el DIF-Tabasco y por eso el legislador pide que no haya intocables e ineptos en el gobierno del cambio verdadero, ya que no habrá transparencia mientras el general permanezca en el cargo involucrado en el cabildeo que s edebe realizar de manera transparente para resolver el asunto de la Secretaria de Seguriad Pública.
            Sin embargo el gobierno de Tabasco ha perdido nivel de resolución de conflictos lo que representa ingobernabilidad pese a todo lo que se indique en contrario.
            Aunque se tiene Flor y estamos en feria, pese a la presencia militar en la entidad  las protestas crecen día a día, los secuestros siguen, existe inseguridad en el patrimonio, hay violencia y asesinatos, homicidios, desempleo, crisis en todas las secretarias. Y la respuesta oficial es no pasa nada.

                                         ENFERIADOS, MÁS BIEN ENTERRADOS 
           
Arturo Núñez Jiménez resultó un fiasco como gobernador,
 le quedó grande la yegua  y se le cansó el caballo 
  
Aún existen ilusos que dicen “por fin enferiados”, y la ciudadanía les responde “estamos enterrados” con este fiasco de gobernador.
            Tabasco no tiene policías, no tiene agentes de tránsito, no tiene bomberos, no tiene protección civil, no hay custodios en el CRECET, no tiene seguridad, no tiene empleos dignos… ¡pero tenemos Flor y tenemos Feria!     
            El interés del gobernador es seguir tolerando la ineficiencia, prepotencia y corrupción que ha caracterizado a la gestión del general Audomaro Martínez Zapata al frente de la dependencia de seguridad pública, a pesar de su ineptitud y nulos resultados, así que privilegiando la intransigencia, cerrazón y falta de eficacia quieren mantenerlo privilegiando un compromiso político por encima del interés y derecho de la sociedad a una seguridad pública de calidad.
            Los inconformes lo acusan de no haber cumplido los compromisos asumidos en el mes de septiembre de 2013 y le reclaman además mejoras salariales, carrera policial y al proceso de profesionalización, implementar un sistema de Previsión Social que garantice y fortalezca las prestaciones económicas, así como la entrega elemental de uniformes, capacitación, incremento del seguro de vida a 500 mil pesos y la entrega de comprobantes de la póliza correspondiente, capacitación, así como que les paguen a tiempo, los viáticos cuando salen a realizar algún operativo y la intervención de la Contraloría del Estado, a efecto, de que practiquen las auditorías correspondientes, a las diferentes áreas administrativas y operativas.

                                          LAS MENTIRAS DEL GOBERNADOR DE LUJO
            En todo esto se comprueba que el gobernador Arturo Núñez miente ya que el pasado 27 de febrero, pidió a sus funcionarios demostrar que en su administración no hay cabida para la simulación, el despilfarro, la improvisación y corrupción, pero mucho antes de eso aseguró que ya no daría la cara por quienes no entregaran resultados o fallaran en su encomienda.
            Tabasco no puede ser rehén de nadie, de ningún grupo político ni de presión ni tampoco los tabasqueños merecemos ser rehenes de un gobierno que no sabe gobernar. Necesitamos un gobierno que esté cerca de la gente, que le sirva, para que se sienta protegida y no atemorizada por la autoridad: 
            Además se debe investigar los delitos que están cometiendo el gobernador y sus funcionarios, para que la ley sea pareja, hay encubrimiento, nepotismo, desvío de recursos, mala administración y corrupción sin límites en la mayoría de las dependencias.
            Ante la incapacidad para resolver la problemática de seguridad pública ya están repartiendo dinero entre “líderes sociales” para desprestigiar los justos reclamos laborales de tanta gente inconforme con el gobierno de Núñez a quien piden aumento de sueldo pues ganan mil quinientos pesos al mes, los uniformes son de la peor calidad, pelean subsemun, compensaciones y demás. 
            Ni para donde hacerse, ante la total incompetencia de este gobierno. En tanto en el ámbito nacional la tasa de desocupación bajó a 4.73%, en Tabasco aumentó un 6.37%, con lo que tenemos el primer lugar en desempleo, en un estado (sólo Veracruz y Campeche tienen lo mismo) donde Pemex invierte 36 mil millones de pesos, casi lo mismo que el presupuesto estatal de 39,500 millones de pesos, pero también tenemos los primeros lugares en delitos del orden común.

            Por ello no solo se debe despedir a funcionarios que no funcionan como Audomaro Martínez Zapata, Rodolfo Lara Lagunas, Juan Filigrana Castro, Agapito Domínguez Lacroix, Dolores Gutiérrez, David Gustavo Rodríguez Rosario,  por mencionar algunos, sino también al propio Arturo Núñez Jiménez puesto que le quedo grande la yegua, tanto que aspiraba a la gubernatura, solo para hoy tener a Tabasco convertido en un verdadero caos, sin orden social alguno.
Publicar un comentario