sábado, 27 de febrero de 2016

ANULARON LA ELECCIÓN DE CENTRO, TAL COMO LO VATICINAMOS


  • Debido a los últimos acontecimientos y a los distintos escenarios que se vislumbran, la ciudadanía asegura que el cochinero electoral organizado por el gobierno del cambio aún no culmina, pues no anularon los procesos para alcaldes y diputaciones en otros municipios con similares controversias, asegurando que la resolución fue a modo

Luis Uriel Acosta Magaña
Su revista preferida Suceso Político nunca quitó el dedo del renglón afirmando que ante el desaseo, las trampas e irregularidades cometidas se anularía la elección de Centro, e inclusive algunas de otros municipios.
Debido a los últimos acontecimientos y a los distintos escenarios que ya se veían, es que la ciudadanía asegura que el cochinero electoral organizado por el gobierno del cambio aún no culmina, pues no anularon los procesos para alcaldes y diputaciones en otros municipios con similares controversias, asegurando que la resolución fue a modo.
En la relatoría de puntos de la anulación se señala que además de las irregularidades en el proceso, se encontraron contradicciones en documentales públicas, por ejemplo la falta de actas, la falta de constancia de la recepción de 116 paquetes electorales cuyos votos fueron anulados, además de múltiples irregularidades se destaca que no hubo certeza ni seguridad el día de la elección, ni vigilancia en la entrega y traslado de los paquetes electorales, por lo que su contenido fue vulnerado, poniendo en riesgo la voluntad ciudadana y su voto.
Otras fueron la incertidumbre en el número de las bodegas utilizadas, ya que en el acta el IEPCT sólo menciona una, y cuando se hace la apertura de paquetes en sesión de cómputo se mencionan dos bodegas, que fueron cerradas antes de la recepción total de los 792 paquetes electorales de Centro, de los que es conveniente destacar que al final resultaron 824, porque había duplicidad, al igual que la sesión permanente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) fue clausurada antes de la recepción total de los paquetes electorales de Centro.
Así como también se señalaron las irregularidades que se dieron en la Junta Municipal durante el escrutinio de las actas, para finalmente, el TET le ordene al Congreso del Estado, que de conformidad con lo previsto en el artículo 36, fracción XXIII de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tabasco, convoque a elecciones extraordinarias e instruya al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT) proceda a efectuarlas, debiéndose expedir la convocatoria dentro del plazo legal.
Se asegura que en el caso de la renuncia del presidente del Consejo Municipal Electoral de Centro, su salida por sí no representó una falla o prueba que validara la impugnación, pero, sí el que siguiera firmando documentos legales días después de haber renunciado.
 Debido asimismo a que la mayoría de las casillas se abrieron a destiempo y se sustituyeron funcionarios, además que el gobierno del cambio implementó operativos de compra y coacción del voto en beneficio del candidato del PRD-PANAL, los candidatos  y partidos no favorecidos presentaron recursos legales para anular las elecciones ante el Tribunal Electoral de Tabasco.
Cabe señalar, que el día de la elección era otra la persona que aventajaba por un margen favorable al candidato del partido oficial, sin embargo, al IEPCT en un primer momento se le cayó el sistema, en seguida retrasó el Programa de Resultados Preliminares y después de manera sorpresiva le dio el triunfo al abanderado del PRD, mencionándose asimismo que ninguno de los partidos logró tener la copia de la totalidad de las actas de escrutinio y cómputo a causa de las múltiples irregularidades substanciales y graves acontecidas en la presente elección, lo que causó desconfianza y molestia por parte de la ciudadanía y los partidos políticos.
El fallo del TET solo es una estación en el Vía Crucis en lo que ha sido una aciaga actuación de los consejeros electorales del IEPCT organismo que tuvo que revocar sus listas de candidatos por un fallo del Tribunal Federal Electoral exigiendo equidad de género, y después tuvo que corregir su lista de diputados plurinominales por un fallo del TET.
Aunque en estos momentos los verdaderos ciudadanos, los que no son consejeros, consideran que el propio resolutivo en la anulación de la elección es bastante confuso, al igual que lo fue la actuación del IEPCT en su momento, por lo que denuncian que el gobierno del cambio sigue metiendo las manos para seguir con el cochinero electoral en Tabasco, hasta sus últimas consecuencias, y aún falta la sala de Xalapa y el TEPJF.
En el supuesto que se resuelva pronto el litigio en el TEPJF, hay que ver si existe la disponibilidad de recursos del gobierno estatal para asignar una partida extraordinaria al IEPCT que se estima sería de unos 31 millones de pesos, porque el presupuesto ya se lo acabaron; claro que lo de menos son los 31 millones, lo que estaría bastante oscuro sería que se destinaran otros 500 o 600 millones para mapacherías, cochinadas y comprar todo lo que se deje comprar, y luego pedir otro préstamo similar al que ya se hizo por más de 620 millones de pesos, eso nada más en el municipio de Centro, porque en todo Tabasco sería muchísimo más, por eso también se discute la viabilidad de solicitar al INE organice la elección, al carecer de credibilidad los consejeros electorales del IEPCT.
Según los tiempos y las impugnaciones que se realicen al resolutivo de anulación emitido puede ocasionar que se nombre un Consejo de Administración el cual llevaría a los habitantes a vivir un año de mayor desgobierno, aún del que hoy ya existe en Centro, mientras se convoca a una nueva elección.
Si procede la elección extraordinaria, hay muchas conjeturas sobre quienes serán los candidatos, ya sea que se realice en este año o en el 2016; de entrada la sentencia no inhabilita al abanderado del PRD-PANAL de poder participar nuevamente, sin embargo, hay voces que aseguran no va a repetir, porque los escenarios cambian. 
Así las cosas, no es tan fácil el escenario político que vive la entidad a raíz de la anulación de la elección de Centro. La percepción ciudadana intuye que el cochinero electoral es un fuego nada amigo que se orquestó desde la entrañas del gobierno del cambio, con intereses que tienen nombres y apellidos.
Luego entonces el cochinero electoral rubricado por el gobierno del cambio no tiene para cuando acabar. 
Publicado en la edición 540 de la revista política Suceso de fecha 26 de Agosto de 2015
Publicar un comentario