sábado, 2 de agosto de 2014

¨CORAZÓN AMIGO¨ LE QUEDA A DEBER A TABASCO: Daniel Cubero Cabrales

Daniel Cubero Cabrales
              En algunos lados hay ciegos que si están en el programa y en otros no, en algunos lados hay sordos y en otros lados no, aunque un programa con el presupuesto de «Corazón Amigo», podría atender a muchos miles más de tabasqueños, entonces se convirtió nada más en un programa mediático, un programa de la foto, cuando podría ser el instrumento que acortara la brecha de desigualdad en la que viven las personas con discapacidad en la entidad, afirma

Luis Uriel Acosta Magaña

            «Nadie está criticando el programa Corazón Amigo porque es algo positivo, lo que pedimos es que se apoye a más personas, que se flexibilice, que realmente sea el motor de desarrollo para las personas con discapacidad, en esto no se debe ver colores, ni partidos políticos, sino que se apoye a muchos miles más de tabasqueños, que se les atienda mejor, que haya una mayor sensibilidad, que la ayuda llegue a quien la merece.
            Programas como este son muy valiosos pues apoyan a un sector poblacional con muchas carencias y necesidades, con un rezago enorme y alejado de las oportunidades de desarrollo, tan es así, que nuestra fracción parlamentaria apoyo total y absolutamente la ahora Ley enviada por el ejecutivo en apoyo a este sector vulnerable».
            De manera tan contundente, se expresa Daniel Cubero Cabrales, actual Secretario de Atención a las Personas con Discapacidad del CDE del PRI, mismo que hace trece años se accidentó viniendo de un partido de futbol americano, se lastimó la columna, así que asimiló la filosofía de Vince Lombardi, respetado entrenador de futbol americano quien decía que hay que esforzarse todos los días para alcanzar nuestras metas, todos los días tenemos una oportunidad para hacer las cosas mejor, levantarnos todos los días pensando que podemos hacer para mejorar nuestras condiciones de vida y mejorar nuestro Estado.
            Por ello, este destacado joven pese a su discapacidad o precisamente por ello, muestra un dinamismo contagioso, se muestra como un luchador cotidiano que un día sí y al otro también muestra su convicción partidista, pero más allá destaca con valentía, con firmeza las necesidades y carencias de los que menos tienen, de los olvidados, de los que habitan en las zonas marginadas, pero, sobre todo de las personas con alguna discapacidad, predica con el ejemplo de que todos los días podemos ser mejores, está concientizado que para alcanzar las metas hay que esforzarse, que todo cuesta pero que todo se puede alcanzar.
            Es un fanático deportivo, disfruta ver partidos de tenis, futbol americano, golf, todo lo que sea deportes y obviamente también le apasiona mucho los temas de política, le gusta ver programas de análisis político en la televisión, lee cuando tiene tiempo, y menciona de manera alegre que en los últimos días ha estado inmerso en unos ajetreos muy interesantes.
            Por ello como ser humano es alguien con mucha voluntad de hacer las cosas, alguien que no se deja vencer fácilmente, con una buena actitud ante la vida, que cree en sí mismo, que aún cree que hay gente buena en Tabasco, que aún se pueden hacer las cosas importantes.
            De su participación política, considera que lo único que puede decir es que le queda claro que quien diga que en la política no hay amigos está equivocado, ya que tiene muchos amigos, personas que conoce desde hace muchos años, mismos que hoy están en diversos puestos políticos, por lo que considera que hay una nueva generación de jóvenes haciendo política, que tienen una visión diferente de cómo hacer una política diferente, una política de trabajo, una nueva manera de hacer política.
            Donde se dignifique lo que se está haciendo, porque es necesario que el ciudadano vuelva a confiar en que las cosas se pueden mejorar desde la política, como uno de los medios más importantes para generar mejores condiciones de vida para todos siempre y cuando quien esté en ese puesto, quien esté en ese lugar esté comprometido con Tabasco.
            De esta manera expresa que «»es una pena que teniendo la gran oportunidad de hacer del programa social Corazón Amigo el medio para disminuir la brecha de desigualdad en que vivimos las personas con discapacidad, por sus deficiencias en la operatividad no tenga los alcances en beneficio de quienes más los necesitamos».
   
            Suceso (S).- ¿Cómo surge la inquietud de recorrer el Estado y analizar «Corazón Amigo»?
            Daniel Cubero Cabrales (DCC).- Esta inquietud surge ante las miles de quejas de personas con discapacidad y de la sociedad civil organizada representadas por un sin número de asociaciones de discapacidad y objetivos social afines en todo Tabasco, en el sentido de que eran rechazados sin ninguna explicación congruente.
            Por ejemplo a unos les decían que no todos entraban, que era un sorteo y a unos les tocaba y a otros no, en otro lado les decían que solo entraban con discapacidad motriz, y en todos los demás lados una respuesta diferente pero todas hasta cierto punto disparatadas, por ello fue que el Partido Revolucionario Institucional a través de la Secretaría de Atención a las personas con Discapacidad nos dimos a la tarea de analizar el programa «Corazón amigo» detectándose que presenta una serie de fallas en sus reglas de operación.
            La primera de ellas es una clasificación demasiado ambigua, es decir, que no especifica cuáles son las discapacidades o los grados de las mismas sino que por el contrario utiliza una evaluación del nivel de funcionalidad del paciente con discapacidad llevada a cabo por la Secretaría de Salud del Estado mal aplicando los criterios de la Clasificación Internacional de Funcionalidad (CIF) que utilizaron como marco teórico y reduciendo la clasificación de discapacidad a solo generalidades.

            De esta manera el joven priista revela que entonces se tienen los grados: 0.- No hay deficiencia ninguna, ausencia, insignificante; 1.- Deficiencia ligera, poca, escasa; 2.- Deficiencia moderada, media, regular; 3.- Deficiencia grave, mucha, extrema; 4.- Deficiencia completa, total. Pero resulta que únicamente los grados 3 y 4 son sujetos del apoyo del gobierno del Estado.
            Esto sumado a la falta de capacitación, tortuguismo y exceso de burocracia que ha dejado de manera injusta a un universo gigantesco de personas con necesidades fuera de las posibilidades de ingresar al programa. En todo el Estado personas ciegas, personas sordas, personas con discapacidad intelectual no reciben el beneficio, después de haber entregado su documentación, pese a que en las reglas de operación claramente se dice que quince días después de entregarlos serían notificados si son o no son participes del programa.

            S.- ¿Dentro de las irregularidades encontradas cuál  se podría señalar como más importante?
            DCC.- Consideramos que todas son importantes, pero, otro de los grandes problemas que se notaron es la falta de capacitación de quienes atienden a las personas con discapacidad en los Centros de Salud, ya que para determinar el grado de discapacidad o su clasificación de funcionalidad tiene que ser un experto en la materia.
            Por ejemplo de Medicina en Rehabilitación y que tenga una visión clara de quienes podrán o quienes no podrán ingresar al programa. Por eso genera suspicacia que en algunos lados hay ciegos que si están en el programa y en otros no, en algunos lados hay sordos y en otros lados no. Aquí surge una pregunta muy importante ¿Realmente quién decide quienes entran y quienes no entran en ese programa?

            El destacado activista tricolor señala de manera contundente que si para ser beneficiario se tiene que estar bajo los niveles de rezago, de pobreza, es necesario que entendamos que en el noventa por ciento de los casos o mucho más las personas con discapacidad viven al amparo de familiares que los atienden hasta donde su economía lo permite, pero, que en sí, la persona con discapacidad tiene limitadas muchísimas oportunidades de desarrollo.
            Por ello, resalta que aún cuando aparentemente vivan bien, están dentro de algunas de las definiciones de pobreza, o en uno de los niveles de rezago y que por ese motivo y no otro es que se pide sensibilidad para flexibilizar el programa.
            Tomando en cuenta que un programa con el presupuesto que maneja «Corazón Amigo» tendría la posibilidad de atender a muchos miles más de tabasqueños, el programa le queda a deber a Tabasco, convirtiéndose nada más en un programa mediático, un programa de la foto, cuando realmente podría ser un instrumento que acortara la brecha de desigualdad en la que viven las personas con discapacidad en Tabasco.

            Las personas con discapacidad, los familiares, que entregaron su documentación, tienen que pedirle al gobierno del Estado una explicación del porqué no son participes del programa, ya sea porque no tenga rezago, porque no tenga condiciones de pobreza, porque su limitación no es la que el programa considera pertinente.
            Mientras eso no suceda todo está en el aire, muchísima gente aún está esperando a que le hablen  para ver si va a quedar en el programa, las cosas no deben ser así. Entonces los exhorto a que se interesen en el programa «Corazón Amigo», que se interesen en conocer cuál es el estatus de su ingreso al programa, indica el joven pero ya muy experimentado político Daniel Cubero Cabrales, Secretario de Atención a las Personas con Discapacidad del Revolucionario Institucional en Tabasco.


Publicado en la edición 507 de la revista política Suceso de fecha 30 de Julio de 2014.
Publicar un comentario