viernes, 15 de agosto de 2014

DICE MARTHA QUE EN EL DIF TABASCO "RE BIEN ESTÁN LAS COSAS"

.




            Pero de la inmensa  corrupción del Dif no dijo nada, la hoy «hermosa y destacada» esposa del gobernador Arturo Núñez Jiménez, tampoco habló del nepotismo del actual gobierno en donde su hermana ocupa un cargo relevante junto con su familia en el Ayuntamiento de Centro


Julia Somarriba

            El pasado día 6, la Presidenta del Consejo Consultivo Ciudadano DIF-Tabasco Martha Lilia López Aguilera, esposa del gobernador Arturo Núñez Jiménez, dio una amplia entrevista que duró más de 3 horas, luego de vanagloriarse y pontificarse, en conclusión expresó que ‘todo está rebién’ en ese organismo, que no hay corrupción, tampoco tráfico de influencia, ni favores especiales para familiares, nepotismo, amigos y compadres.
            Dijo estar ‘muy orgullosa’ de que su esposo, el gobernador Arturo Núñez Jiménez, quien el día anterior también en entrevista ‘aclaró dudas a su pueblo’: «es un extraordinario gobernador el que tiene Tabasco, no es un hombre solamente que se ha dedicado solamente a resolver problemas, gobierna, está enterado de todo y además estudiando cómo resolver los problemas que se van presentando» (sic).
            López de Núñez, o López Aguilera de Núñez como le ponen en los boletines y los medios oficialistas, reconoció que se le complicó conocer qué actividades y programas emprende el DIF, así como en los Centros Asistenciales, Cendis, entre otros.
            Afirmó que en la Casa del Árbol encontró un panorama desolador con muchas deficiencias como «la falta de cortinas, de sábanas nuevas, protecciones en la parte de abajo de las puertas, y –algunas- regaderas de los baños»; Chale, sí que eran «GRANDES problemas», pero, ¿Olvidó mejorar los alimentos que les otorgan a los ancianos, así como la vigilancia, asistencia médica y de especialidades?
            Lo único rescatable fue anunciar que los abuelitos podrán divertirse junto a sus familias y amigos en una mini feria durante los fines de semanas de agosto, donde habrá juegos y regalos sorpresas, ah por cierto, lo mejor será que le darán una torta y un refresco, no se vayan a quedar pobres.
            Martha Lilia López  también vanaglorió el reconocimiento que le dio el DIF-Nacional, por enviar personal a capacitarse. Ojo, no fue por realizar una digna labor a favor de los grupos vulnerables, ni por los niños, madres solteras, etcétera, solo fue por capacitar a su personal, el cual a pesar de ello siguen dando malos tratos a la población, negando la elemental ayuda, así como diversas asistencias, ¿para qué sirve una placa si persisten los pésimos servicios?
            ¡Ah! A doña Martha le gusta que los niños y niñas albergados le digan mamá, ya que por ella tienen instalaciones mejor acondicionadas, y porque –según- llega seguido a abrazarlos, a jugar con ellos y a vigilar que los programas se cumplan a la letra

Con la profesión de tanatología, dijo que le gusta ayudar a la gente que sufre.
            En los hechos es lo contrario, porque sus colaboradores seleccionan a qué personas con capacidades diferentes incluir en el Programa Corazón Amigo ¿oh Bandido?, dejando fuera a gente que no tiene una extremidad, con serios problemas de habla, oído, y visión. ¡Qué gran ayuda la que otorga marginando a los desprotegidos y más necesitados!

Ocultó la corrupción en el DIF-Tabasco
            La Presidenta del Consejo Consultivo Ciudadano DIF-Tabasco, Martha Lilia López Aguilera, no abordó el tema de la corrupción que la persigue junto a Arturo Núñez y demás familiares, hábilmente logró que el conductor del noticiero Tabasco Hoy Radio no la cuestionara al respecto.
            Sabía que no podría demostrar fehacientemente por qué en la Contraloría del Estado protegen la corrupción detectada en el DIF-Tabasco, tras denunciar a Sergio Eduardo Pulido Pérez, director de Asuntos Jurídicos y Acceso a la Información, y segundo vocal del Comité de Compras de esa institución, por otorgar contratos millonarios a Empacadora Brissa, S.A. de C.V., por un monto total de 20 millones 430 mil pesos.
            La empresa Brissa es propiedad de Consuelo María Caraveo Pacheco, suegra de Sergio Eduardo Pulido Pérez y del concuño de éste, Juan Antonio Herrero Pérez Rioja, quienes guardan una relación estrecha y afectiva con la hija del gobernador Arturo Núñez, Martha Núñez López y con el esposo de ésta, Munir David Chalela Retana.
            A pesar de existir denuncia en la Secretaría de la Función Pública, ahí indicaron que debe dar respuesta clara la Secretaría de la Contraloría de Tabasco, ahí se oponen a entregar toda la información ya que su titular Lucina Tamayo Barrios protege a funcionarios pillos y sinvergüenzas.
            López Aguilera tampoco podría aclarar porque le dieron otro contrato por 30 millones de pesos a la empresa Brissa, ya que existen denuncias ante la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación ya que los recursos malversados son federales
            Evidentemente el cinismo y la corrupción afloran en el gobierno del ‘cambio verdadero’, pues no podemos pasar desapercibido el nepotismo en el Ayuntamiento de Centro, en donde la presidente del DIF, colocó a su hermana y demás familiares. Verdad que la familia «Chedraui» se quedó pendejita ante la inmensa corrupción de la pareja gobernante.


Publicar un comentario