lunes, 23 de febrero de 2015

"CARTUCHOS QUEMADOS", GENTES DE NEGROS ANTECEDENTES, QUIEREN PASAR AHORA POR "MORENOS"




·         ¿Le alcanzará para más al andresmanuelismo en las intermedias de este año?

Sergio Demetrio García
De los tres nuevos partidos políticos cuyos registros fueron aprobados este año por el Instituto Nacional Electoral (INE), sólo el debut del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se perfila como el atractivo adicional para las intermedias del 2015 ¿Alguien se acuerda siquiera cómo se llaman los otros dos institutos políticos de reciente creación? ¡La verdad es que yo no!
De acuerdo a las reglas de la competencia electoral, sin posibilidades de alianzas, el partido de Andrés Manuel López Obrador sólo tiene de dos sopas: conservar el registro y mantenerse entre la «chiquillada» o entrar de lleno a los primeros planos de la competencia electoral donde están, de acuerdo a los lugares alcanzados en la última elección presidencial, PRI, PRD y PAN.
Como parte de ese atractivo adicional de la contienda en puerta, el Partido de la Revolución Democrática tiene que enfrentar la realidad de las urnas, demostrar pues su fuerza real ya sin Andrés Manuel en susfilas ¿Qué tanto impactará al PRD Morena y los cientos de miles de seguidores que se fueron con Amlo? Ya lo veremos.
Si el PRD, como las estructuras de las lanzaderas espaciales, termina por caerse a pedazos o, en la expresión más ad hoc, irse al despeñadero y Morena se presenta como la revelación electoral del 2015, entonces la verdadera fuerza de esa plataforma de despegue sobre la que se levanta el Movimiento Regeneración Nacional se llama Andrés Manuel López Obrador, aunque a muchos no les guste.
Un activismo permanente en los primeros planos de la política nacional; carisma y liderazgo social como muy pocos en las últimas tres décadas; dos postulaciones consecutivas como candidato de las izquierdas a la presidencia de la republica con tal éxito que a muchos todavía no le quitan de la cabeza que, en la superficie, él fue el ganador indiscutible de los comicios del 2006; las más altas votaciones que en la historia del PRD se han traducido en infinidad de cargos públicos desde regidores, diputados locales y federales, senadores y hasta gobernadores, es el sólido cimiento sobre el que López Obrador construyó Morena, su nuevo instrumento de lucha.
En eso finca el andresmanuelismo sus posibilidades de éxito para el 2015, sobre todo ahora que el perredismo y sus órganos de dirección y decisión están bajo el escrutinio público por las implicaciones del ex alcalde solaztequista de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca, en las desapariciones forzadas de 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa que, al final de cuentas, lo llevaron a la cárcel costándole también el cargo de gobernador a Ángel Aguirre de la misma corriente.
Por cierto que, con lo de Ayotzinapa, toda la jauría salinista lanzó cualquier cantidad de «dardos envenenados» para pegarle al tabasqueño de cara a la elección del 2015. Como ellos ya están batidos hasta el tuétano no quieren dejar títere con cabeza (limpia). Si dejarse tomar fotos con gente de dudosa reputación pero, clarísima hijueputes política fuera un gran delito, Amlo ya estaría preso y Enrique Peña Nieto llevado al Cerro de las campanas

                De los «químicamente puros» a los de «piel morena»
En los mejores tiempos del priísmo tabasqueño, Amlo decía que con todo el dinero que se le metía al proceso hasta una vaca postulada por los tricolores era capaz de ganar la elección de gobernador del estado. Hoy que el PRI es oposición (no hay que perder de vista que ahora el dinero puede venir de Los Pinos mediante una triangulación con Chiapas), la frase acuñada por el político macuspanense es lo más acertado que encuentro para referirme al peso de su influencia, por lo menos la que marcó los comicios del 2012: con el sólo «efecto López Obrador» hasta una vaca echada gana y para muestra basta un botón.
Pedro Landero López, que actualmente es uno de los presidentes municipales de extracción perredista más cuestionados del estado, fue postulado en 2006 como candidato a diputado federal plurinominal. En un primer momento, los votos no le alcanzaron a Pedro para la curul que quería en San Lázaro y fue gracias al recuento famoso aquel de «Voto por voto, casilla por casilla» -historia de todos conocida- que pudo pasar de panzazo. El «efecto López Obrador» le habría hecho el milagrito, lo mismo que para ser alcalde de Nacajuca, su pueblo natal, aunque él viva en el municipio de Centro.
Así como Pedro Landero, en sus tres momentos (diputado federal, diputado local, presidente municipal), pudo llegar cobijado bajo el «efecto Peje», Octavio Romero (Centro), Javier May (Comalcalco), Paco Mirabal (Jalpa de Méndez), Tito López (Paraíso), etcétera, querrán pasar ahora por ‘morenos’ a los que, sin duda, se irán sumando otros ‘cartuchos quemados’ y gentes de negros antecedentes, pero, ¿Le alcanzará para más al andresmanuelismo en 2015?
Los hombres y los nombres son lo de menos, pudiera pensar el ex jefe de gobierno del DF, lo importante es el efecto. Quizás por eso no se esmeró tanto en buscar liderazgos auténticos, políticos en toda la extensión de la palabra, para conducir la fundación de Morena en Tabasco.
Si Octavio Romero y Javier May fueran políticos profesionales que importaría lo carismático, pero, ni lo uno ni lo otro, y honestos lo que se dice honestos, quien sabe. El único mérito a favor de ambos es que cada día (al menos en poses, tono de voz y frases) quieren parecerse más a su padre putativo.
Los que hoy caminan con el pecho erguido cerrando el círculo de los «piel morena» a los advenedizos y arribistas que, sin duda, llegaran al Movimiento Regeneración en busca de candidaturas a cargos de elección popular, me recuerdan a los que no hace mucho no les cabía un dedo entre el ego presumiéndose «químicamente puros» para atajarle el paso a todo aquel que quería montarse en el granierismo para llegar a presidente municipal, diputado local o federal… Hoy todos por parejo sufren el descrédito y el escarnio público.


Publicado en la edición 519 de la revista política Suceso de fecha 03 de Febrero de 2015
Publicar un comentario