martes, 24 de febrero de 2015

EL PODER JUDICIAL DEL ESTADO NO SOLO HA MOSTRADO FALTA DE MORAL SINO DESVIACIÓN DE RECURSOS ECONÓMICOS


·   El Magistrado Jorge Javier Priego Solís  al frente del máximo tribunal de justicia de la entidad le ha faltado profesionalismo para realizar su trabajo

Miguel Ángel Hernández

Ante la cascada de  desmanes que se han registrado en la entidad, hoy como nunca en la historia del estado, el Tribunal Superior de Justicia de la entidad  a cargo de Jorge Javier Priego Solís, solo ha demostrado  que su lealtad es para con él mismo y los intereses no para con quien le dio la confianza de ser Magistrado presidente, en este caso el  Gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, el año pasado no solo protagonizó actos vergonzosos que dañaron seriamente la imagen de la institución de la cual está al frente sino que también ha protegido y utilizado los recursos de dicha institución como si fueran los de  su despacho particular.
Para nadie es un secreto los nexos directos que tiene con el triste célebre ex presidente del Tribunal Superior, Rodolfo Campos Montejo,   en el sexenio trágico de Andrés Granier Melo, pero, esto pareciera no importarle a los calificadores de la cuenta pública del Poder Judicial en relación a los recursos ejercidos durante el 2013,  los cuales fueron aprobados sin el menor menoscabo, muy a sabiendas que no fueron solventados más de 3 millones 884 mil pesos, pero, también por medio del poder judicial,  muy a pesar de haber sido observado un sobre giro en el pago de salarios que no estaban acorde al pacto de austeridad firmado por el Ejecutivo y que al final de cuentas quedó en letra muerta. 
Ahora bien; muy a pesar que el Órgano Superior de Fiscalización ordenó el resarcimiento de los dineros de los salarios mal ejercidos,  según acta Circunstanciada  DC/010/2014  de fecha  28 de mayo del 2014 a la Contraloría Judicial  para iniciar el proceso de investigación administrativa correspondiente, esto  quedó en letra muerta pues nunca se envió  OSF  el resolutivo de la Investigación Administrativa del acta DC/016/2014 de fecha  7 de julio del 2014.
Dentro de las observaciones hechas al presidente  del Tribunal Superior de Justicia, se destaca que  existen proveedores que cobraron recursos de esta institución sin estar dados de alta en hacienda y crédito público,  lo cual quedó  sin solventar.
El OSF también exhibe  internamente en su resumen de observaciones  que el Instituto Nacional de Estudios Superiores  en Derecho Penal. AC., el cual cobró pero nunca acreditó las documentales correspondientes al  dinero recibido, durante  este procedimiento el OSF dio inicio a la acta circunstanciada  DC/019/2014 de la cual se hizo caso omiso, con fecha 7 de julio del 2014.
Se dejó en  letra  muerta muy a pesar que se exigió  los resolutivos de las investigaciones administrativas, dándose inicio a la acta DC021/2014 por la falta de cumplimiento. Empero queda la interrogante ¿Cuánto cobró esta Asociación Civil? ¿Será acaso que no cobró y el titular del poder Judicial,  solo adjudicó un gasto a la participación de este Instituto Nacional?
Con esto se demuestra claramente que no solo se mal ejercen los recursos del pueblo de Tabasco en el Tribunal Superior de Justicia a cargo de Jorge Javier Priego Solís, quien por medio del poder judicial otorga protección a quienes cobren el mal manejo de los recursos que él utiliza como si fueran los de su despacho.  Sin duda alguna la corrupción en su mayor expresión en un poder que debería ser no solo el 50 % honesto e incorruptible sino al mil por ciento.


Publicado en la edición 520 de la revista política Suceso de fecha 11 de Febrero de 2015

Publicar un comentario