miércoles, 26 de noviembre de 2014

      ANEGADAS DECENAS DE FAMILIAS ANTE INDIFERENCIA DE AUTORIDADES

Julia Somarriba

Mientras el delegado local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Antonio Gutiérrez Marcos, afirmó que «sí hay alerta en Tabasco» por las lluvias e incrementos en los niveles de los ríos, el secretario de Gobierno, César Raúl Ojeda Zubieta refutó al expresar «ninguna situación de alerta en la entidad», denotando estar mal informado porque decenas de familias sufren por las inundaciones.
La falta de diálogo y entendimiento entre las autoridades federales y estatales es evidente, porque incluso el coordinador estatal de Protección Civil, César Burelo Burelo dijo que fue instalado el Centro Estatal de Operación de Emergencias, acción que tira abajo el comentario de su jefe César Raúl Ojeda Zubieta, de que no hay alerta en Tabasco por los frentes fríos.
Sí existe el riesgo de que nuevamente se tengan imprevisto meteorológicos, por la extracción de agua de la presa Peñitas en 600 metros cúbicos por segundo, reconociendo Antonio Gutiérrez Marcos deslaves por las lluvias en los ríos Samaria y Carrizal.
Dijo que la modernización y rehabilitación de cárcamos de plantas potabilizadoras y de tratamiento, están dando resultados, es por ello que no se presentan grandes encharcamientos, pero, el peligro está latente.
«Hay que estar alerta, la reunión con todas autoridades es para  mantenerse en vigilancia permanente», por los fenómenos meteorológicos que azotan esta región del estado.

No hay alerta en Tabasco: Ojeda
Por su parte, César Raúl Ojeda Zubieta recomendó a la población tomar medidas pertinentes ante las lluvias, citando que «el gobernador Arturo Núñez está pendiente para realizar las acciones necesarias por estos fenómenos».

Inundados poblados de tres municipios
El caudaloso río Usumacinta superó su nivel máximo y desbordó en varios poblados de Tenosique, entre ellos Pomoná, La Isla y El Recreo, y severos encharcamientos en las colonias Pueblo Unido y Luis Donaldo Colosio, y múltiples afectaciones a más de 3 mil habitantes.
Las inundaciones han causado afectaciones a más de mil 200 hectáreas de cultivos de maíz, frijol, calabaza y pastizales, entre otros cultivos de familias que viven en 24 ejidos situados cerca de las márgenes del Usumacinta.
En el municipio de Emiliano Zapata, el Usumacinta inundó comunidades entre ellas Boca de Chacamax, Tres Letras, El Cuyo, Jobal, Avispero, El Pochote, La Isla en donde incluso la potencia del agua arrasó con bardas perimetrales de concreto hidráulico.
La problemática se agravó en Jonuta, pues las inundaciones ocasionaron que la vía Villa Chablé de Emiliano Zapata hacia el poblado Amatitán, Jonuta, esté incomunicada debido a que la carpeta asfáltica fue destruida por el paso del agua.

Sufren los ganaderos
Por su parte, el Secretario de Desarrollo Agropecuario, Forestal y Pesquero, Pedro Jiménez León dijo que aún evalúan los daños causados por las lluvias que han azotado al estado en los últimos días, principalmente en el sector ganadero.
Afirmó que hay más afectaciones en Jonuta, Centla y Tenosique, donde ganaderos y agricultores esperan recibir el apoyo del seguro catastrófico, que cuenta con un presupuesto de unos 100 millones de pesos, donde podrían apoyar a cerca de 800 mil productores.


Publicado en la edición 513 de la revista política Suceso de fecha 29 de Octubre de 2014
Publicar un comentario