miércoles, 26 de noviembre de 2014

Desacreditado el OSFE -:- Encubre anomalías de ediles perredistas

En Cárdenas hemos detectado fraude fiscal en la creación de una serie de empresas supuestamente proveedoras de bienes y servicios, donde hemos encontrado que son fantasmas, ya que solamente fueron creadas a partir de esta administración y para robarse el dinero del Ayuntamiento, inventando compra de bienes y servicios, denuncia el diputado del PAN, Francisco Castillo Ramírez

Julia Somarriba
Tachado por el pueblo como ‘palero’ y al servicio del mejor postor, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) y el Fiscal Superior, José del Carmen López Carrera, están en descrédito ante la sociedad, por no realizar de manera correcta la revisión documental de las cuentas públicas ejercicio fiscal 2013, de los ayuntamientos principalmente perredistas, demostrando que a ese organismo no llegó ‘el cambio verdadero’.
La ciudadanía está muy indignada porque OSF en vez de representar y defender el dinero del pueblo, lo que hace es proteger a delincuentes, a pillos y sinvergüenzas, quienes amparados por el poder político, se enriquecen a costa del erario, realizando pésimas obras, desviando los presupuestos para fines personales y partidistas, sin importarle cumplir su palabra de justicia social.

No más protección a rateros
Sobre el tema decenas de personas entrevistadas exigen a las autoridades del OSF y al Congreso del Estado, «no darle impunidad a rateros como los alcaldes de Macuspana, Víctor Manuel González Valerio; de Jalpa de Méndez, Domingo García Vargas; de Centla, Ramón Hernández Sánchez; de Cárdenas, Avenamar Pérez Acosta; de Comalcalco, Héctor Peralta Grappin; de Huimanguillo, Francisco Sánchez Ramos; de Nacajuca, Pedro Landero López, entre otros».
Los inconformes sentenciaron que esos alcaldes toman como pretexto el tema de los laudos laborales para cometer fraudes, por eso insiste en pedir incremento al presupuesto para el 2015.
Al respecto, el diputado local por el Partido Acción Nacional (PAN), Francisco Castillo Ramírez denunció que los auditores del OSFE tampoco investigan las denuncias ciudadanas, argumentan que falta la revisión física para que -meses posteriores- interpongan demandas penales.
Dijo que como diputado del PAN no se prestará para engañar a la población, como lo hace el OSFE al estar avalando obras, pues ese organismo no es representante de los municipios y sin embargo, escoge obras cuando de antemano sabe que en estas no hay irregularidades, y solo van a tomarse la foto con el presidente municipal.
El OSF no está cumpliendo de manera correcta su papel en la revisión de las cuentas públicas, están actuando «de omisión o de colusión» al no exponer lo que realmente sucede, aseveró.

CÁRDENAS EL MÁS PROTEGIDO
Castillo Ramírez puso como ejemplo la administración municipal de Cárdenas a cargo de Avenamar Pérez Acosta, tiene denuncias por irregularidades en diversas obras, pero ¡oh sorpresa! el OSF no ha encontrado anomalías graves, a pesar de tener la documentación y facultades para revisar a fondo el trabajo administrativo y funcional de los ayuntamientos, ha dado que hablar de su trabajo.
Enfatizó: «En las denuncias presentadas ante la Procuraduría General de Justicia, de la República y ante el mismo órgano, hemos encontrado que ha habido mal manejo del recurso federal, principalmente del Subsidio para la Seguridad o Subsemun, y sin importarles que Cárdenas sea considerado de los municipios más inseguros del país a nivel nacional, se están robando el dinero».
«En Cárdenas –dijo- hemos detectado fraude fiscal en la creación de una serie de empresas supuestamente proveedoras de bienes y servicios, donde hemos encontrado que son fantasmas, ya que solamente fueron creadas a partir de esta administración y para robarse el dinero del Ayuntamiento, inventando compra de bienes y servicios».
Lo raro fue que el OSFE detectó que el monto observable es mínimo, a detalles administrativos y sin irregularidad grave, «pero nosotros de acuerdo a la investigación hecha por el PAN, se encontraron fraudes fiscales, existiendo una mafia orquestada en el Ayuntamiento, y encabezada por el director administrativo del municipio», refirió Francisco Castillo Ramírez.
Agregó, «El OSFE ni siquiera se dio a la tarea de revisar que las empresas que vendían estuvieran constituidas legalmente, por nuestra parte comprobamos que muchas estaban constituidas en predios baldíos y en comunidades rurales de Huimanguillo, en las que incluso presentamos audio y video de los encargados que decían que les habían engañado, solicitándole los documentos y que nunca habían vuelto a saber nada sobre este tipo de negociación».
Estos casos son investigados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quien detectó a una de las empresas como traficante de facturas, con montos de más de 40 millones de pesos, «desafortunadamente esta situación no se sigue de oficio, es el OSFE quien tiene que denunciar, aunque es seguro que pondrán algún pretexto para no hacerlo», demandó


Publicado en la edición 514 de la revista política Suceso de fecha 12 de Noviembre de 2014
Publicar un comentario