miércoles, 26 de noviembre de 2014

MEGA FRAUDE DE LAS TABLETAS ELECTRÓNICAS EN EL COBATAB PERMITIDO POR JAIME MIER Y TERÁN

 Carlos Hernández Chablé

Se destapa la pus y la corrupción en el COBATAB que encabeza el galeno, Jaime Mier y Terán  Suárez, titular de ese sistema educativo, información que ha pasada desapercibida por la gran mayoría de los medios de comunicación en la entidad, solo unos pocos y a nivel nacional la agencia nacional de noticias ARGONMEXICO ha dado cuenta desde el principio de este gran problema que se suscitó al interior, vamos por parte.
Todo inició el día 7 de octubre, cuando de forma fulminante Mier y Terán dio de baja a cuatro funcionarios allegados a él, ese día fueron despedidos los siguientes funcionarios: Manuel del Carmen Alamilla Villafuerte, quien se desempeñaba como director Administrativo; Jorge Luis  Hernández Vicencio, jefe del departamento de Sistemas; Doriliana Ivanova Morales, jefa de Adquisiciones; Fernando Andrade Menéndez,  jefe de Transportes, todos ellos fueron los que pagaron por las 10 mil tabletas electrónicas que no se repartieron a los estudiantes y que está contemplado en un documento del mes de febrero de este año en el POA del COBATAB en su primera sesión ordinaria de la Junta de Gobierno (anexamos documento). En lugar del director administrativo fue nombrado Oscar Vidal Castro, quien se desempeñaba como director de Finanzas.
Al saber de este penoso asunto, los integrantes del Sicobatab, específicamente los delegados asistieron a la Dirección General a entregar un documento dirigido a Mier y Terán, para que ordenara se investigara los hechos de las 10 mil tabletas no repartidas a los alumnos de este sistema educativo y se presentaron el día  15 de este mes a entregar el citado escrito (anexamos documento).
Ante los hechos que no pudieron ocultar más, finalmente el día 17 de octubre, fueron captados elementos de la Contraloría Estatal, apoyados por agentes de la policía preventiva del estado, quienes arribaron a la bodega del COBATAB, que está por la avenida Universidad, y comenzaron a introducir a un camión de la línea “CASTORES”, todas las tabletas (como se muestra en las fotos que anexamos), sin que hasta ese momento dieran alguna explicación las autoridades y particularmente el aludido en este problema de corrupción Jaime Mier y Terán Suárez.
Fue luego de más de 24 horas, que mediante un boletín de la Contraloría que hicieron mención de los hechos, parte de ese boletín oficial cita lo siguiente:
“Comprometidos con la transparencia en el manejo de los recursos públicos y con otorgar a los jóvenes de Tabasco las herramientas didácticas y tecnológicas que se merecen, se informa lo siguiente: Que de conformidad con la Secretaría de la Contraloría de Tabasco (Secotab) en el proceso derivado de la licitación pública estatal número 56081001-004-14 destinada a la adquisición de diez mil tabletas electrónicas para estudiantes del Colegio de Bachilleres de Tabasco (Cobatab), ante el notorio incumplimiento de la empresa que originalmente había resultado ganadora, se procedió a la cancelación de la compra de los bienes que se consideraban adquirir al no reunir las especificaciones técnicas comprometidas por parte del proveedor.
Para la mejor diligencia de las investigaciones, y en coordinación con el director general del Cobatab, Jaime Mier y Terán Suárez, la Secotab procedió a la suspensión temporal, desde el 7 de octubre pasado, de tres servidores públicos relacionados con el caso, bajo el número de proceso D-2219/2014. (Fueron 4 y no tres como cita el boletín)
En cuanto a la empresa que suministraría las 10 mil tabletas digitales, la Secotab ha iniciado la investigación que podría desembocar en alguna sanción de acuerdo a los lineamientos y las leyes de la materia, toda vez que los dispositivos no cumplen con la calidad y precio requeridos.
Ante los inconvenientes que esto representa para los jóvenes estudiantes que serán beneficiados, con el fin de que tengan a su disposición lo que realmente merecen, el Colegio de Bachilleres de Tabasco ejecuta las medidas a su alcance para garantizarles el acceso al conocimiento.
El Gobierno del Estado ratifica su compromiso con la educación de los jóvenes del programa “Un estudiante, un dispositivo conectado a internet” del ciclo escolar 2014B, para que reciban estos bienes tecnológicos a la brevedad posible, sin menoscabo de cumplir con todas las disposiciones legales que para la adquisición de los mismos se requiere”.
Hasta ahí reza el documento oficial, pero, el titular del subsistema educativo no ha dado la cara para afrontar estos hechos, solo deja que sea el área de comunicación social quien solo emite los boletines sin fijar realmente una postura del caso, del cual ya los integrantes del Sicobatab y padres de familia están enterados de este gran fraude que quisieron tapar y se les cayó el jueguito, aquí mostramos todas las pruebas del caso.


Publicado en la edición 513 de la revista política Suceso de fecha 29 de Octubre de 2014
Publicar un comentario