martes, 29 de diciembre de 2015

Se mueren tabasqueños por recibir pésimos servicios de salud



En el Hospital Juan Graham las denuncias oscilan en que los enfermos son atendidos en las salas de espera y en los pasillos, pues el personal médico dice que no hay camas disponibles, además de que carecen de instrumental médico y de medicamentos para poder desempeñar su labor, reclaman

Sandy Aguilar
‘El cambio verdadero’ no ha llegado al sector Salud, decenas de enfermos mueren por negligencia médica en los hospitales Gustavo A. Rovirosa, Juan Graham, de Salud Mental y en unidades rurales, donde incluso atienden a los enfermos en los pasillos y salas de espera.
Las denuncias se incrementan todos los días y son difundidas en las redes sociales y en noticieros radiofónicos, sin embargo, al titular de Salud, Juan Antonio Filigrana Castro, no le importan las quejas del pueblo pues afirma que son infundadas por estar en tiempos electorales y por si fuera poco él ni siquiera es médico.
El funcionario es un sinvergüenza, flojo y deshonesto que no realiza inspecciones sorpresivas a los centros de salud, hospitales rurales y de alta especialidad, para que personalmente constate que son pésimos los servicios de salud que reciben los tabasqueños.

Se queja de que lo agobia el clima caluroso y privilegia estar cómodamente en su oficina, con aire acondicionado, acechado por sus secretarias particulares y recibiendo adulaciones de sus colaboradores cercanos quienes le dicen que todo está excelentemente bien, que no pasa nada, que los quejosos –supuestamente— son priístas, que son resentidos y que lanzan raja política.

                                                CANCELAN OPERACIONES EN EL ROVIROSA
En el Hospital Rovirosa, los doctores se van de vagos y con el argumento de estar en congresos médicos, cancelan las operaciones sin importarles que muchas personas se mueran por no tener recursos para ser atendidos por tener enfermedades de próstata, cardiacas, hepáticas, hernias, visual, entre otras.
Al titular de Salud, Juan Antonio Filigrana Castro, lo único que le interesa es quedar bien con sus compadres y amigos, y sobre todo recibir su jugoso salario consistente en más de 100 mil pesos mensuales, solo en percepciones de base y compensaciones, sin incluir vales de gasolina, personal adscrito, vehículos, entre otras cuestiones.

                                                ATIENDEN A ENFERMOS EN LOS PASILLOS
En el Hospital Juan Graham las denuncias oscilan en que los enfermos son atendidos en las salas de espera y en los pasillos, pues el personal médico dice que no hay camas disponibles, además de que carecen de instrumental médico y de medicamentos para poder desempeñar su labor.
Responsabilizan directamente al sector Salud donde no los abastecen del material, medicinas e instrumental que requieren, por el contrario, si exigen son amenazados con despedirlos, a fin de que no protesten y sigan atendiendo a los tabasqueños de pésima forma.

                                 SIN SERVICIOS EN NACAJUCA Y JALPA DE MÉNDEZ
En Jalpa de Méndez, la gente denuncia ineficiencia en el servicio que otorga el hospital comunitario, así como en la mayoría de las 25 casa de salud, donde las personas sin recursos optan por aguantar lo más que pueden sus males o de plano morir lentamente.
José Luis Castillo Alor, dijo que hizo la denuncia ante el titular de Salud, Juan Antonio Filigrana Castro, quien se limitó a decir que investigaría, «pero, todo siguen igual, los doctores se la pasan platicando con los asistentes, ya que ahí impera la desorganización, la ineficiencia y falta de profesionalismo».
Dijo que ha visto como mujeres embarazadas se quedan relegadas y recurren a parteras para ser asistidas, pues los doctores sin haberlas analizado, argumentan que todavía les falta para que nazca el producto.
En Nacajuca, Julia Dionisio denunció que la problemática del sector Salud se agrava porque escasean las medicinas y los doctores no cubren sus guardias. «Es triste ver cómo mueren niños, jóvenes y adultos por no haber asistencia, uno llora de coraje e impotencia por no poder hacer nada para solucionar esta situación, las autoridades de Salud no nos hacen caso, todo está mal desde que entró este gobierno «amoroso», indicó.

                                                       SUFREN LOS EPILÉPTICOS
Otro problema por la falta de medicamentos en los hospitales públicos afecta directamente a enfermos con epilepsia, donde la mayoría de quienes padecen esta enfermedad, no la tienen controlada pues el tratamiento que reciben no es el adecuado, por ese motivo son mínimas las posibilidades de curarse.
Tan solo en el hospital Rovirosa de ‘Alta Especialidad’, acuden más de 300 pacientes donde la mayoría, por no decir casi todos, no están controlados y enfrentan severas crisis, por no recibir los medicamentos adecuados, ya que son personas muy pobres y no tienen medios económicos para adquirirlos.
Las autoridades del ‘cambio verdadero’, ignoran los llamados de auxilio del pueblo, total cuando sus familiares se enferman son atendidos en hospitales particulares, pues obviamente no acuden a donde está la plebe, pues ellos no se reúnen con la chusma. No les importa que se mueran los tabasqueños por recibir malos servicios de salud. ¡¡¡Viva el cambio verdadero y la negligencia médica!!! ¡¡Viva la Corrupción!!

Publicado en la edición 530 de la revista política Suceso de fecha 06 de Mayo de 2015

Publicar un comentario