domingo, 16 de febrero de 2014

¿NO QUE NO NOS VOLVERÍAMOS A INUNDAR?

                                

 ·         Un año perdido, sin avances, con más de cincuenta y cinco mil damnificados sin atención hasta que llegó el gobierno federal, una ciudadanía que en ese momento añoró a Granier cargando el medio saquito de arena porque Núñez andaba de vacaciones, un gabinete estatal donde solo tres o cuatro no actúan como microcéfalos, donde los presupuestos son jineteados sin misericordia alguna, y para acabarla, el día de reyes la gobernadora «regaló» pelotas de esas de cuando mucho tres pesos el kilo en tanto que en Chiapas, por decir algo, si se entregó juguetes de verdad, acusan tabasqueños

Julia Miranda López
    Con un informe de gobierno de primer año sin muchos asuntos ni nada nuevo que destacar, quedó de manifiesto que pasa lo mismo o peor que cuando gobernaban los priístas, con comparecencias a modo llenas de acarreados, lo que definitivamente deja ver que el cambio verdadero solo lo es de partido en el poder.
    Sin signos de avances, fue un año perdido en el que se pudo hacer más, bueno si hubo más, más incapacidad, más irresponsabilidad, más mediocridad, más opacidad, con actitudes sesgadas, con un gabinete en donde pocos no actúan como microcéfalos. Por ejemplo Núñez acudió al informe de Humberto de los Santos Bertruy montándose en dicho evento para reiterar lo mismo que ya había en su insípido informe gubernamental, rasgándose las vestiduras de manera farisea y de igual manera completamente perdido en su distorsionado laberinto de propuestas incumplidas.
    Indicó que una vez más se sacrificó a los restantes municipios para salvar a la capital del Estado, aunque minimizó los efectos de las inundaciones, pero en realidad hay más de 55 mil damnificados. Nada más en el municipio de Jalapa son doce mil los afectados.
    Pero resulta que en Villahermosa están inundados desde hace meses en la Miguel Hidalgo, en Medellín y Pigua, Anacleto Canabal, la zona indígena de Tamulté de las Sabanas, La lima, Río Viejo, Boquerón, Ixtacomitán, Casa Blanca, Gaviotas, Torno Largo, Francisco Villa, Guayabal, el Fraccionamiento Marcos Buendía, fraccionamiento Lagunas, José María Pino Suárez, y muchos lugares más.
    En tanto en Chiapas el Gobernador Velasco se apersonó desde el primer momento en las localidades inundadas en el vecino Estado, aquí en Tabasco tuvo que venir el Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong para que aparecieran tanto Núñez como Bertruy.
    Fue así como ante la presencia de los dos, gobernador y presidente municipal, la gente se quejó con el visitante priísta que el gobierno del cambio y  la alcaldía de Centro no les han brindado ningún apoyo en las zonas afectadas, por ejemplo en Río Viejo fueron afectados por las desmesuradas lluvias lo que ocasionó el desbordamiento del río Mezcalapa pero el gobernador continuó con sus vacaciones en Estados Unidos y Bertruy preparando una salida brasileira. 
    En ese momento la ciudadanía añoró a Granier porque por lo menos rodeado de «guachomas» hacia la pantomima de cargar medio saquito de arena y se metía al agua, claro, luego se desinfectaba hasta el asterisco, pero se metía al agua.   

                                                            EL CAMPO EN RUINAS
    Con respecto a las comparecencias tenemos que pese a que en la suya, su comparecencia, el titular de SEDAFOP, Pedro Jiménez León, señaló que «el campo tiene nuevo rumbo con visión ambiciosa y realista, en donde el productor y su familia ocupan el centro de las políticas públicas dirigidas al agro», productores de diversas comunidades lo acusan del abandono en que se encuentran.  Ya que no los atiende ni gestiona recursos para adquirir alimentos para el ganado que se les está muriendo, este nefasto funcionario solo se limita a decirles que no hay dinero para apoyar a los pequeños productores, burlándose al decirles que posiblemente más adelante, mientras que el ganado muere por falta de pastura y los cultivos se pudren por las inundaciones.
    Nada más como muestra tenemos cuatro mil quinientas hectáreas de plátano y más de cincuenta de palma de aceite que se perdieron en Teapa. En Cárdenas siete mil cañeros han dejado de producir trescientas cincuenta mil toneladas de caña. Por esta razón  centrales campesinas pronostican la escasez y el encarecimiento de productos como granos, verduras, leche y carne.
     Por su parte la titular de la secretaría de Desarrollo Social del Estado, Mónica Fernández Balboa, dijo que la mitad del presupuesto que ejercerá este 2014 estará destinado a los programas de obras de infraestructura social. Pero hay que recordar que el año pasado esta flamante dama solo ejerció cuatro millones del total del presupuesto asignado a esa dependencia. Una total nulidad.
    En transporte, José Antonio de la Vega Asmitia no da una. Aquí hay problemas al por mayor. Es un total desgarriate. Todo lo hace al revés, pero lo que si sabe hacer muy bien, es jinetear la lana del subsidio del  transmetropolitano, denuncia precisamente el Consejo de Administración. 
    Todo eso sin contar con las mil ochocientas setenta y tres familias de treinta comunidades de Centro, en la zona donde la CONAGUA hizo las famosas ventanas que han visto severamente dañada  la agricultura y ganadería de las famosas ventanas que han alterado de forma permanente el entorno ecológico. Aquí resultaron afectadas siete mil personas lo que ha profundizado la pobreza ya que se inundaron diez mil hectáreas de tierras agrícolas, ganaderas y acuícolas con daños por más de seiscientos cincuenta y ocho millones de pesos. Por cierto, la Conagua dice que libramos la inundación en el 2013 pero las zonas inundadas seguirán así los primeros cuatro meses de este año. 

                                                                  MÁS DE LO MISMO
    Con respecto a los cambios  realizados en el aparato de gobierno, estos no mejoran en nada la percepción  que se tiene, al contrario, la ciudadanía lo toma como una burla más, ya que prosigue la ineptitud y la contradicción, pues los funcionarios son claramente neófitos en todo lo referente a administración pública y sigue lo mismo, un contador a salud, nepotismo con Amet Ramos sobrino de la presidenta del Dif, solo lo cambiaron de oficina. Lo dicho, la misma gata pero revolcada, la misma jeringa con diferente bitoque. 
    La ciudadanía señala que a un año de gobierno no se ven por ningún lado los avances prometidos. La sociedad exige que cumplan y que asuman su responsabilidad, piden lo que por derecho les corresponde y exigen que haya resultados positivos, porque los cambios realizados no sirven para nada, ni en lo político ni en lo social.
    Falta analizar la actuación del resto de secretarios del gabinete y sus funcionarios, pero por lo pronto veremos que Núñez aún no acababa de emitir un saludo de Año Nuevo  en el sentido de que su esposa y él deseaban que este 2014 llene de salud, amor, paz y prosperidad a los tabasqueños, cuando la resistencia civil en contra de la CFE se incrementó, y no por otra cosa sino por el tremendo desempleo que existe en la entidad. 
    Asimismo el gobernante señaló que no dará la cara por ningún funcionario ya que este año se propone que al primer subejercicio que haya hará cambios porque la transparencia, la rendición de cuentas y las medidas de austeridad continuarán como principio fundamental de su política de gobierno y porque es el compromiso que asumió con los tabasqueños. Como respuesta  se dio como iniciativa ciudadana el movimiento para eliminar el Impuesto Estatal Vehicular, en tanto que un grupo de abogados pero no menos ciudadanos, va más allá incluyendo el cobro de reemplacamiento porque fue la oferta electoral de Núñez.
    Por cierto, en tanto que aquí doña Martha Lilia López Aguilera el día de reyes entregó pelotas de tres pesos el kilo y una cajita de plástico con algunos dulces, en Chiapas se entregaron novedosos juguetes, bueno, nada más en Huimanguillo por decir algo se dieron mejores obsequios a los niños. Eso molesta mucho a los tabasqueños.


Publicado en la edición 496 de la revista política Suceso de fecha 15 de Enero de 2014

                                                

Publicar un comentario