lunes, 1 de diciembre de 2014

ACUSAN SOBERBIA Y PREPOTENCIA DEL TITULAR DEL PODER JUDICIAL DE TABASCO

 Denunciaron que en el TSJ impera el acoso sexual, despidos injustificados, tráfico de influencias, así como suplantación de cargos

Julia Somarriba

El Poder Judicial de Tabasco sigue en entredicho derivado de las acusaciones hechas por trabajadores del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), quienes le exigen al magistrado presidente, Jorge Javier Priego Solís cumpla con su palabra de «no a la división y violencia» y «administramos Justicia con honorabilidad», a como lo prometió cuando rindió protesta.
Los trabajadores sindicalizados del TSJ emprendieron un paro de labores en demanda de incremento salarial y prestaciones, compromisos incumplidos por Jorge Javier Priego Solís, así lo denunció el dirigente sindical Lucas Álvarez, quienes tras más de 48 horas de protestas, doblegaron al magistrado presidente.
Priego Solís signó el acuerdo donde aceptó otorgarles un incremento salarial de 4.1 por ciento retroactivo al primero de enero, así como canasta alimenticia, compensación y bono de actuación, todo sería pagado el 5 de noviembre, lo cual atestiguó el Tribunal de Conciliación y Arbitraje.
Otro acuerdo fue el desistimiento del recurso de revisión 305/2014, interpuesto ante el Tribunal Colegiado en Materia Penal y del Trabajo por el sindicato de trabajadores administrativos, el 20 de julio pasado.

Lo no aclarado
Pero en el Poder Judicial del estado no todo es color de rosa y menos está el cambio verdadero, recordemos el caso del entonces juez Dorilián Moscoso López, de quien dieron a conocer había renunciado supuestamente por no liberar 14 órdenes de aprehensión en contra de ex funcionarios de la administración del ex gobernador Andrés Granier Melo.
Dorilián Moscoso López denunció que utilizaron su nombre, pues dejó el cargo por presiones de funcionario de alto nivel, y por no tener garantías para tomar decisiones correctas sobre los expedientes penales contra ex colaboradores granieristas sujetos a investigación por el saqueo a Tabasco.
Otros trabajadores expresaron que en el TSJ impera el acoso sexual, despidos injustificados, tráfico de influencias, así como suplantación de cargos.
Añadieron que Jorge Javier Priego Solís fue impuesto en el cargo, pues este se dedicaba a la crianza y venta de ganado en su rancho, ocasionando que en vez de sumar resta, por eso el Tribunal Superior de Justicia de Tabasco está desacreditado porque su titular enarbola el abuso de poder.
Acusaron también que otra injusticia ocurrió en contra del consejero José Martín Félix García cuando fue suspendido por el Consejo de la Judicatura del Tribunal Superior de Justicia, por el solo hecho de haber denunciado arbitrariedades realizadas por Jorge Javier Priego Solís, quien se ufana en ser el segundo hombre político con poder en el estado, después del gobernador Arturo Núñez Jiménez.
Los afectados exigen que Jorge Javier Priego Solís se baje de la nube en que anda, que sea sensible, profesional y proceda con total honestidad, que deje de tolerar atropellos laborales y que la impartición de justicia sea pronta y expedita; y que también de acaben los privilegios para funcionarios judiciales que son amigos, compadres y recomendados.
Debe recordar que ante el gobernador Arturo Núñez Jiménez, Jorge Javier Priego Solís refrendó su absoluto respeto a la división de poderes, y no ha cumplido del todo; es falso que todos los hombres y mujeres del TSJ estén comprometidos con la supremacía del estado de derecho, acusaron los inconformes.
También debe demostrar fehacientemente que se aplique un correcto uso de los recursos federales y estatales, de lo contrario habrá marchas y plantones, advirtieron.

Publicado en la edición 514 de la revista política Suceso de fecha 12 de Noviembre de 2014



Publicar un comentario