sábado, 26 de marzo de 2016

Carta abierta a los medios de comunicación, a los Tabasqueños y al Lic. Juan Antonio Filigrana Castro


EL PILLASTRE JUAN ANTONIO FILIGRANA CASTRO


                                        NO TIENE NOMBRE…
Efectivamente No tiene nombre lo que ha sucedido y sigue sucediendo.
No tiene nombre tener un sólo electrocardiograma en el Hospital Rovirosa, para atender  120 camas censables.
No tiene nombre el subejercicio que reporta la Secretaría a su cargo, con las carencias que se vive en nuestro hospital y en todos los demás hospitales del sector salud.
No tiene nombre que miles de pacientes no se puedan operar  porque no hay insumos disponibles, mientras que están guardados en una bodega.
No tiene nombre mentir.
No tiene nombre ser deshonestos con la población Tabasqueña más necesitada.
No tiene nombre que sirvan un día sí y otro no  los elevadores del hospital.
Y como dijo el prestigiado comunicador Chuy Sibilla, los Tabasqueños no nos merecemos esto…
No tiene nombre decir que los pacientes con cáncer pueden esperar 60 días para recibir  tratamiento y por ello  tengan que irse a Campeche.
No es cierto que estaban desnudos los pacientes en urgencias como lo evidenció el valiente equipo de Denis Maerker en su segundo programa.
¡Arrepentidos! ¿Nosotros? NO., y mil veces NO.
Arrepentidos quienes han sido su comparsa en todas las dependencias.
Arrepentidos los que atenten contra el derecho a la salud y a las condiciones dignas que se deben al paciente en un nosocomio.
Arrepentidos deberían estar los que ejercieron violencia contra los comunicadores al tratar de evitar los derechos a estar informados y a la libertad de expresión, y que el día de hoy la volvieron a ejercer contra otro comunicador en el hospital.

Es Ud. un farsante.
No tiene nombre ser ignorante… Lic. Filigrana -los pacientes que salen de quirófano, no pasan a urgencias después de una cirugía, como usted dice, pasan a sala de recuperación para monitorearlos como es debido, por nuestro excelente equipo de enfermería para después pasarlos al piso de cirugía o darles de alta en el caso de cirugía ambulatoria, pero Ud., es abogado, una más de las causas, amén de la sensibilidad, por las que Ud. no cubre el perfil de un Secretario de Salud.
En medicina se prefiere decir intubados no entubados, pero, dejémoslo ahí que estos chistes involuntarios de usted, no son para esta tragedia en salud en la que está la mayoría de nuestro pueblo más humilde.
¿Su perdón? ¿Quién puede pedir perdón y quien otorgarlo? ¿De usted señor… con que ética  y moral?
No licenciado. De ética y de moral usted a la esquina y a repetir el curso. Se vale ser cínico (pero de la corriente filosófica) y como dicen que respondió  Diógenes de Sinope  cuando Alejandro Magno en el poder se le acercó al maestro y le dijo: pídeme lo que quieras. Diógenes,  a lo que  aquel respondió que se hiciera a un lado,  que le estaba tapando el sol.
Dr. GUILLERMO MORELOS VILLEGAS
MÉDICO CIRUJANO ESPECIALISTA EN OFTALMOLOGÍA

                     Publicado en la edición 547 de la revista Suceso Político de fecha 09 de Diciembre de 2015

Publicar un comentario