miércoles, 4 de marzo de 2015

JOSÉ LUIS FONG AGUILAR PILLO QUE APLASTA A EMPRESARIOS TABASQUEÑOS



Este pillo y sinvergüenza afirma que a él no le hacen nada porque está bien palanca con el director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Ricardo  Lozoya  Austin, porque éste también le entra a los embutes, PEMEX lo premio el año pasado con tres reconocimientos por su desempeño en materia de seguridad en 2013, siendo que una de las peores tragedias ambientales de los últimos años fue la causada por el Pozo Terra 123 que afectó a diversas comunidades de Nacajuca y Jalpa de Méndez, por el derrame de millones de litros de hidrocarburos y la quema de otros millones de pies cúbicos de gas a la atmósfera (3.1 millones de pies cúbico diarios durante toda la contingencia).

Giovanni León
José Luis Fong Aguilar, subdirector de Pemex Exploración y Producción (PEP) Región Sur, con sede en Tabasco sigue arremetiendo en contra de los empresarios tabasqueños a quienes humilla, margina y deshonra al grado de que empresas con más de 20 años de fundación, están a punto de cerrar.
Este pillo y sinvergüenza empleado de Pemex, afirma que a él no le hacen nada porque está bien palanca con el director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Ricardo  Lozoya  Austin, dejando entrever que éste también le entra al pan embarrado de chocolate, a los embutes.
Decenas de empresas cien por ciento tabasqueñas están a punto de cerrar, porque José Luis Fong Aguilar se niega a pagar facturas por trabajos y prestaciones de servicios otorgados a Pemex.
También por negarse a otorgarles contratos o renovarlos en otros casos, a pesar de cumplir con todos los requisitos que exige Pemex, además de pasar el 99 por ciento de los filtros, menos uno, el que impone el «chino cochino» quien solo beneficia a empresarios del norte, así como a aquellos que son afines a sus ambiciones para seguir lucrando con el dolor, sudor, necesidad, lágrimas y sangre de miles de familias de Tabasco.
Las empresas del estado, las cuales omitimos por razones obvias, tienen certificaciones y acreditaciones otorgadas por instituciones y organismos nacionales e internacionales, donde avalan que los equipos y demás herramientas que aquí construyen, cumplen al 100 por ciento con los estándares de calidad y seguridad, lo anterior para José Luis Fong Aguilar no sirven, solo las empresas fuereñas que importan equipos desde China y de otros países.
Miles de profesionistas y trabajadores han sido despedidos solo de empresas tabasqueñas, todo por culpa de un sujeto ruin a quien solo le importan sus transas, pues no cumple con los acuerdos que realizó con el Gobierno de Tabasco como el Programa de Desarrollo de Proveedores y Contratistas para la industria petrolera, pues beneficia solo a unas cuantas, así como a familiares, amigos y compadres.

                                                                   Benefició a Oceanografía
Este sinvergüenza es investigado por La procuraduría General de la República (PGR) ya que –presuntamente- benefició a la empresa Oceanografía S.A de CV, con contratos por más de siete mil millones de pesos, por ello departía y formó parte del equipo de Amado Yáñez, el «Sea Horse» participando en varios torneos de Pesca Deportiva organizados por el periódico El Debate.
El dueño de Oceanografía, Amado Yáñez, acusado por defraudar a Banamex por unos 400  millones de dólares, logró una red de complicidades en Pemex junto con José Luis Fong Aguilar y otros pillos más, quienes se sirvieron con la cuchara grande ya que desde la Subdirección de Producción de la Región Marina Suroeste.
Se sabe que entre julio de 2010 y junio de 2012 le adjudicaron a Oceanografía unos 21 contratos para servicios en diversas áreas de la Sonda de Campeche, por un monto de 7 mil 309 millones 741 mil pesos, incluso al menos 10 de 21 contratos están vigentes hasta el 2015.

                                                Fong vive la gran vida.
Es muy cuestionable el derroche de recursos que realiza este sujeto y su familia en hoteles, restaurantes, zonas residenciales, campos de golf, tiendas departamentales pues su salario y demás compensaciones no le alcanzarían para eso y menos para llevar una vida alocada y llena de lujos.
Inclusive sus propios colaboradores expresan que su ‘fefe’ se mantiene más en los campos de golf del Club Campestre Villahermosa y no en los pozos petroleros o en sus oficinas, para atender la problemática por la que atraviesa la paraestatal Pemex, con una crisis tremenda en las instalaciones por tener ductos viejos que están en uso desde hace más de 20 años y que han convertido a Tabasco en una eminente bomba de tiempo donde están en peligro miles de familias en 12 de los 17 municipios.

                                          Premiado por crímenes y ecocidio
A manera de engrandecer más su egolatría, soberbia, prepotencia e intransigencia, José Luis Fong Aguilar fue premiado el año pasado con 3 reconocimientos «por su desempeño en materia de Seguridad en 2013 por parte de Pemex». ¡Qué bárbaro! Con papelitos y muñecos Pemex pretende que los tabasqueños olvidemos las humillaciones, traiciones, el ecocidio y crímenes perpetrados en el estado por explosión de ductos y derrame de hidrocarburos.
Una de las peores tragedias ambientales de los últimos 5 años fue la causada por el Pozo Terra 123 que afectó a decenas de familias de diversas comunidades de Nacajuca y Jalpa de Méndez, por el derrame de millones de litros de hidrocarburos y la quema de otros millones de pies cúbicos de gas a la atmósfera (3.1 millones de pies cúbico diario durante toda la contingencia). Esto y más impera en el «chino cochino» de José Luis Fong Aguilar.

  Publicado en la edición 520 de la revista política Suceso de fecha 11 de Febrero de 2015

Publicar un comentario