viernes, 27 de marzo de 2015

SEGURIDAD, TALÓN DE AQUILES EN ‘GOBIERNO DEL CAMBIO’

                             
Gral. Audomaro Martínez Zapata
Exigen renuncia de Audomaro Martínez Zapata

Sandy Aguilar

Seguridad, un tema tan relevante, delicado y fundamental para tranquilidad de una sociedad, es el talón de Aquiles en el ‘gobierno del cambio cierto’ de Tabasco, al grado de que la delincuencia organizada sentó sus reales, por esa causa pueblo, empresarios, sociedad civil y políticos exigen la destitución de Audomaro Martínez Zapata, titular de Seguridad Pública  en Tabasco.
Sigue fallando este funcionario de quien se afirma, está en el cargo recomendado por el ‘mesías Andrés Manuel López Obrador’, quien lo impuso y lo sostiene a pesar de que existe tremendo rechazo ciudadano en contra de Audomaro Martínez Zapata, calificado como el peor funcionario en ‘el gobierno del cambio’.
Las tabasqueños estamos cansados de la inseguridad reinante en el estado, vivimos presos en nuestros hogares, negocios o centros de trabajo, convivimos con personas sin saber que se dedican a acciones negativas y aunque policías, judiciales y jefes policiacos saben quiénes son, no proceden contra ellos ya que existe presunta negociación, por convenir a intereses personales, familiares, compadrazgos o por miedo pues los delincuentes están mejor organizados y armados que las instituciones policiacas.
Aumentan los asaltos a transeúntes, así como robos en negocios y hogares, imperan los secuestros, los raptos exprés, las violaciones a mujeres, etcétera, delitos tan evidentes que se desarrollan y combinan con la ineptitud del secretario de Seguridad Pública, Audomaro Martínez Zapata, quien la sigue regando al cometer pifia tras pifia, hace declaraciones pueriles que solo ponen en entredicho al gobierno tabasqueño.

                                                            Pan y PRI, exigen que renuncie
El diputado panista Francisco Castillo y el priísta Luis Rodrigo Marín Figueroa coincidieron al exigir a las autoridades estatales la destitución de Audomaro Martínez Zapata, pues como ciego reparte golpes con palos sin dar una.
No sabe cómo revertir los índices delictivos, se dedica más a disfrutar de la comodidad en sus oficinas bien acondicionadas, a gozar la vida y vivir plácidamente pues no le interesa la seguridad del pueblo, a pesar de que es quien le paga un muy oneroso salario, prestaciones y demás canonjías.
Francisco Castillo Ramírez
Francisco Castillo indicó que urge poner en Seguridad Pública a alguien que conozca de la problemática que existe en la materia en Tabasco. Martínez Zapata solo hace comentarios equivocados y fuera de contexto lo cual habla de la falta de comprensión por parte de él sobre el problema que existe y que está latente en los hogares de Tabasco.
«Es una persona que no conoce y que no está dispuesto a cambiar, debería de irse -a dormir pues ya chochea- es un funcionario que no debe estar ocupando esa posición tan importante, y debe ponerse a un encargado en seguridad de Tabasco, pues el actual  desconoce del problema», destacó.
Dijo ver muy complicado que le pidan la renuncia a Audomaro Martínez, pues tenemos conocimiento que fue puesto por Andrés Manuel López Obrador y por cuestiones políticas y no por medidas de seguridad, pues anteponen favoritismo sobre los problemas estructurales del Estado; además, destinan más recursos a la propaganda que al combate de la inseguridad.
Luis Rodrigo Marín Figueroa
Por su parte, el legislador Luis Rodrigo Marín Figueroa indicó que los índices delictivos en Tabasco siguen en aumento, pues «el plan de seguridad no existe, no se ven acciones y las estadísticas también así lo reflejan».
Coincidió con su homólogo Francisco Castillo en que la remoción de Martínez Zapata no la quieren aplicar, aunque es responsabilidad de las autoridades estatales quienes deben asumir esa cuestión y ver que en Seguridad Pública hay más resultados negativos que positivos, urge replantear la permanencia de Audomaro.

                                                    
                                                 Promesas incumplidas de Audomaro
En la primera semana de enero de este año, Audomaro Martínez Zapata afirmó, «trabajamos con respeto y eficacia». A dos meses, es una promesa incumplida. También aseguró «tenemos una policía profesional, honesta y eficaz, en unidad y con respeto irrestricto a los diferentes mandos oficiales». Los hechos reflejan lo contrario.
Manifestó que la SSP entraba en una nueva etapa pues el propósito era tener una dependencia que trabaje de manera coordinada y específica, como lo establecen los reglamentos y las leyes, además de cumplir con el principal objetivo: salvaguardar la integridad física y los bienes de los tabasqueños. Los resultados también son negativos.

Martínez Zapata subrayó, los elementos policiacos, agentes de tránsito, custodios y todos los que integran la corporación «saben que deben servir ante cualquier situación que se presente dentro y fuera de sus horarios de trabajo, porque son policías en todo momento, mostrando su disciplina, responsabilidad y compromiso hacia los demás», de esto tampoco nada es cierto. 
Publicar un comentario