jueves, 12 de marzo de 2015

PROTEGE EL FISCAL, FERNANDO VALENZUELA A LA SECTA NUEVA GENERACIÓN INTERNACIONAL




   

                     Benny Hinn, el regenteador mundial ha recaudado una millonaria fortuna, el fiscal se arrodilla ante los representantes en Tabasco y no privilegia la justicia, esta secta es un asunto muy peligroso de seguridad social en el Estado    


 

Sandy Aguilar
Tras afirmar que impera el fraude, la drogadicción, corrupción y fanatismo, Ignacio Prieto Valencia afirmó que el Fiscal General del Estado de Tabasco Fernando Valenzuela Pernas, protege a la secta Nueva Generación Internacional, pues ahí llegan políticos, funcionarios estatales y hasta pillos y sinvergüenzas.
             El denunciante dijo que el funcionario del ‘cambio cierto’, se ha dedicado a proteger a pillos, corruptos y sinvergüenzas que en realidad son lobos con piel de oveja que lucran con la fe de miles de personas, a quienes tienen engatusados.

                                                     Drogan a feligreses
Sostuvo que son drogados los feligreses pues les dan a ingerir cierta bebida y a los pocos minutos las personas empiezan a gritar y a llorar, diciendo que ven al espíritu santo, «son estados de euforia colectiva muy raros» afirmó.
Destacó ser muy extraño que el Fiscal, Fernando Valenzuela Pernas siga favoreciendo de manera inaceptable a la secta Nueva Generación, pues desde hace casi un año los denunció, pero, a la fecha no ordena que sean investigados los líderes y pastores que regentean y lucran con la fe de miles de tabasqueños.

                                                    Estafan al pueblo
Ignacio Prieto Valencia aseveró que en Nueva Generación a cada persona le cobran 5 mil pesos «por contactar a Dios, afirma el apóstol que él puede curar el cáncer, levantar a las personas de sus sillas de ruedas e inclusive puede curar la ceguera, coacciona a las personas a través del negocio de la fe para hacer un fraude».
Reiteró: «El asunto aquí es que se tiene que alzar determinantemente la voz. La reconversión de la Constitución Política necesita el impulso ciudadano, (…)  tenemos que intervenir, ya que esto es intolerable».
Destacó que el manto de la impunidad tendido por Fernando Valenzuela, probablemente se deba a que en Nueva Generación acuden políticos, funcionarios de gobierno, así como sinvergüenzas que se dan baños de pureza y golpes de pecho, cuando hace unos años se aprovecharon de los cargos públicos que tuvieron para enriquecerse a costa del dolor, necesidad y sangre del pueblo tabasqueño.
Luego de la denuncia pública que hizo Ignacio Prieto Valencia, el sentir del pueblo es de total rechazo en contra de las autoridades judiciales de Tabasco, pues es inconcebible que desde la Fiscalía General del Estado surja el manto de la impunidad para delincuentes.
Tabasco exige justicia y nuevamente le dice a Valenzuela Pernas, que si no puede que renuncie y deje de seguir manejando los recursos a su libre albedrío, además de utilizar vehículos, personal, agentes judiciales, vales de gasolina, entre otros para labores doméstica en su residencia ubicada en el fraccionamiento Campestre de Villahermosa, además de tener más 20 elementos para proteger solo a su familia, para que le hagan los mandados, para que lleven y vayan a sus hijos a las escuelas.
Los vecinos del Campestre ya no soportan la prepotencia y soberbia de los agentes judiciales, quienes utilizan las calles del fraccionamiento como pista de carreras. A varios vecinos los han insultado solo por voltear a mirar hacia la residencia donde vive Fernando Valenzuela Pernas, pues los gorilas afirman que son órdenes de su patrón.
¡Viva el cambio verdadero! La procuración de justicia y aplicación de las leyes, al servicio del mejor postor, así coaccionan el derecho de los tabasqueños que seguimos en manos de la delincuencia. 

 

Publicado en la edición 523 de la revista política Suceso de fecha 04 de Marzo de 2015

Publicar un comentario