lunes, 9 de marzo de 2015

OTRA MUERTE POR NEGLIGENCIA EN SECTOR SALUD



 




La salud pública de mal en peor, otro asesinato en Tabasco por el valemadrismo de médicos y enfermeras del centro de salud de Bosques de Saloya, zona conurbada Villahermosa-Nacajuca solapados por Arturo Núñez

Sandy Aguilar

Don Isidro Pérez, jamás se imaginó que a sus 73 años de edad sería discriminado por el personal médico del Centro de Salud de Bosques de Saloya, Nacajuca, le negaron la asistencia médica y le gritaron: «se hace pendejo porque no tiene nada».
Denunció la humillación ante las autoridades de dicho Centro de Salud, pero, ahí nadie le hizo caso, pues les vale una pura y dos con sal lo que haga y diga el Secretario, Juan Filigrana Castro, a quien tachan de mediocre, un Licenciado en Derecho que regentea un sector ajeno a su profesión.
Falsas promesas
Don Chilo envió la denuncia a conocido programa de noticia y aunque fue publicada, no se preocuparon los de la Comisión Estatal de los Derecho Humanos (CEDH), ninguna organización social, ni los diputados y menos esos aspirantes a cargos de elección popular, tampoco la Comisión Estatal de Arbitraje Médico.
Nadie le hizo caso y todo por ser un adulto mayor, muy pobre, con una choza hecha a base de láminas y cartón, sin familiares, solo recibió apoyo de vecinos al ver cómo sufría de intensos dolores en su vientre.
Todos esos funcionarios de Salud sinvergüenzas que no atendieron los ruegos de don Chilo,  quédense tranquilos y alegres, pues el derechohabiente ya falleció, debido a que en el Centro de Salud de Bosques de Saloya indebidamente le retiraron una sonda, causa por la cual no pudo realizar sus necesidades fisiológicas y se le complicaron las enfermedades.
Aunque ya falleció esta persona, ¿habrá justicia por parte de las autoridades? ¿Seguirán tolerando las negligencias médicas? ¿Seguirán dejando que los doctores dejen tirada su responsabilidad en el sector salud pública para ir a laborar en hospitales y clínicas particulares?
Las comisiones Estatal Nacional de Arbitraje Médico, solo sirve de parapeto, pues cuando deben investigar y aplicar dictámenes imparciales, no lo hacen, solo cuando la presión ciudadana es mucha o cuando el médico denunciado pertenece a un grupo ajeno a quienes están en el poder.

Publicado en la edición 522 de la revista política Suceso de fecha 25 de Febrero de 2015

Publicar un comentario