lunes, 18 de enero de 2016

ANTE EL COCHINERO ELECTORAL; ELECCIONES EXTRAORDINARIAS






  • Se le pasó la mano a Arturo Mentiras, ordenó que Smarmatic hiciera el PREPET, inhibieron a los votantes aun así hay 122 mil votos perdidos en todo el Estado, en el municipio de Centro se instalaron 792 casillas pero, en el consejo municipal aparecen 824, a petición del PRD y por sus «huesos», el IEPCT abrió todos los paquetes con inconsistencias para legalizar toda la cauda de pillerías que se hicieron, entonces con toda esta serie de evidencias tan solo en la sesión de cómputo se ve claramente que fue una elección de Estado orquestada por el gran maestro de la tenebra Arturo Mañas, de manera asquerosa, sucia y puerca acusan partidos.

Luis Uriel Acosta Magaña
Núñez le apostó a que entre más anomalías se dieran durante la jornada y más inconsistencias se encontraran en el conteo de las actas menos se podría comprobar el fraude electoral. Otra cochinada que sabe la ciudadanía es que mañosamente Arturo Mapache le ordenó que la empresa Smarmatic hiciera el PREPET.
Pero nos dicen los candidatos, los presidentes de los partidos y los representantes de los mismos en los distintos consejos municipales, tomando en cuenta también al candidato independiente, que durante la campaña y la jornada electoral se dieron anomalías que afectan el sentido del voto y las que afectan la opinión de las personas por ejemplo la publicidad en el momento de veda para publicitar obras de gobierno. 
Tenemos también que no se capacitó debidamente a los funcionarios de casilla, aunado a la instalación tardía de más del 60 por ciento, se tiene documentadas por lo menos 20 de ellas con los montones de tierra en la entrada, que ya de por si en toda la entidad se dio el fenómeno de la ausencia de los funcionarios de casilla insaculados, pero, en el municipio de Centro fue más acentuado. Asimismo las personas que fungieron como funcionarios de casillas en las que no llegaron los que resultaron insaculados no formaban parte de los electores de esa casilla, por lo que esa votación es ilegal y causal de nulidad. 
Además de lo anterior, inhibieron la participación en todo el Estado, pero, en el municipio de Centro se tuvo una participación de 43.99 %, cuando estatalmente hubo una participación del 56.22 por ciento. La diferencia entre el primero y el segundo lugar es de alrededor de 12 mil votos, inhibieron la participación ciudadana en un 12 por ciento que representa alrededor de 56 mil ciudadanos, pero eso es mucho más que incluso la diferencia entre el primer y el tercer lugar que es de 21 mil votos.

                                                         14 MIL VOTOS PERDIDOS
Otra cuestión es que votaron 14 mil ciudadanos más para diputados que para presidente municipal, es decir, que si votaron cien mil solo aparecen 86 mil, hay 14 mil votos perdidos en el Centro, pero, en todo el Estado son 122 mil los votos perdidos. La entrega de los paquetes a los centros de recepción y traslados fue un caos, ahí se tienen 699 paquetes con recibo de 792 que aparecen en el encarte y fueron aprobados, pero, luego aparecieron en el consejo 125 sin recibo y esto nos da 824 casillas. 
Hay 31 recibos duplicados porque se entregaron dos casillas con el mismo número, como los representantes de partido exigieron explicación los acusaron de  retrasar el conteo. Hubo 20 paquetes con las actas de una casilla y las boletas de otra. Solo fueron entregados 189 paquetes por personas que aparecieron en el encarte, pero nadie sabe quién entregó los demás paquetes. Entonces con toda esta serie de evidencias tan solo en la sesión de cómputo se ve claramente que fue una elección de Estado orquestada por Arturo Mapache de manera asquerosa, sucia y puerca. 
Tan es así que el acta de la jornada electoral fue presentada trece días después porque el consejero presidente en ese momento César Hiram Ordaz Córdova argumentaba que no tenía la capacidad técnica ni humana para el vaciado, pero, no fue consignada ninguna de estas anomalías de manera textual porque fue manipulada, al final se logró que se hicieran anotaciones por parte de cada uno de los representantes de partido.
Es lamentable que ahora se le finque la responsabilidad de todo este cochinero a la ciudadanía, cuando este plan fue denunciado desde el 29 de mayo cuando en una sesión preparatoria, el consejero presidente admitió la incapacidad por parte del Instituto Nacional para cumplir con la obligación de la capacitación de quienes  iban a fungir como funcionarios de casilla. No podíamos generar una jornada electoral responsable si de entrada las autoridades estaban coludidas y no prepararon a los ciudadanos para actuar en el marco de la ley.

Cabe aclarar que ante las inconsistencias que se encontraron en las casillas fue sistemática la forma en que el PRD insistió en la apertura de esos paquetes, siguiendo un supuesto acuerdo que se generó en el consejo estatal, aunque hicimos ver que ya no era viable por la gran cantidad de irregularidades que había en la jornada electoral. Eso generó un proceso muy largo pues a toda costa trataron de legalizar lo ilegal porque los paquetes venían abiertos, porque no traían actas, porque no tenían contenido, porque venían con alteraciones evidentes, sin sello, etcétera. 
                                       
                                         CORRUPTO CONSEJO CIUDADANO
Cabe aclarar que los representantes de partido solo cuentan con voz, no cuentan con voto, por eso todas las cochinadas salieron de los consejos estatal y municipales. Así también en todo momento el consejero presidente trató de llevar a los representantes de partido a reuniones privadas para resolver algunos asuntos de manera «discreta». Hay que subrayar que a César Hiram Ordaz Córdova lo renuncia Núñez porque aceptó que la elección podía ser anulada.
También está el caso del Consejero Jorge Luis de la Cruz Hernández, donde mediante mensaje en su celular pregunta cómo va a salir el voto en cuanto a la constancia que se va a dar y en la foto que se le tomó se ve que le dicen que lógicamente a favor del PRD, lo que refleja que fue un voto manipulado y que estaban  manipulando a otros consejeros, además se sabe que esta persona es funcionario público, pues trabaja en la fiscalía donde funge como perito. 
También se tiene el caso de una consejera muy valiente, Verónica Guadalupe Avendaño, que prefirió no votar porque está convencida de que fue un proceso viciado y no quiso participar. Oscar Fabela tomó la presidencia del Consejo municipal dos días antes de que se terminara el escrutinio y cómputo, no está del todo enterado de cómo se dio el proceso, él validó una constancia que no le correspondía en sí y no estaba enterado tal cual del proceso y ahora Oscar Rebolledo también se está pronunciando ante el electorado de que está impugnación no va a proceder, cosa que no debería ser porque se supone que el desconoce totalmente del tema en cuanto a la demanda que nosotros hemos interpuesto.
Cabe indicar, que Rebolledo y Cuba Herrera acudieron a un programa a decir que no pasaba nada, que la elección estaba siendo limpia cuando ellos sabían que en el seno del consejo municipal se estaba discutiendo la legalidad de la elección. Hay que recalcar que Rebolledo es magistrado del Tribunal Electoral de Tabasco, entonces esto vicia cualquier sentencia que vaya a dictar. Son una vergüenza este tipo de autoridades electorales, tan es así que el Tribunal no es confiable porque ahí está el Consejero Montaño que tiene una demanda judicial, es decir, que dos magistrados de tres, están coaccionados. 
Desde el inicio de la sesión y consta en actas, dijeron que el procedimiento con que ellos iban a hacer el conteo no estaba apegado a la ley, y a pesar de eso, atropellaron lo que habían planteado con la ley en la mano, e hicieron un conteo de un modo totalmente ilegal e indebido, por lo que se les recordó que en la elección del 2000 fue ese conteo indiscriminado y a lo loco una de las causales que ayudó a la anulación de la elección.
Ya fue el día 16 que apareció una publicación donde un funcionario del IEPCT anuncia el retorno a la legalidad, una legalidad que ya estaba demasiado manoseada para enderezar todas las tracaladas que se habían venido haciendo de un modo infame, con papelitos de cambios de representación, entonces cuando ya se llevaba un 60 por ciento de casillas computadas de acuerdo a su cochinero, empiezan a contar de manera legal las últimas 303 casillas de 792.
El gobierno del Estado dio a conocer obras y proyectos públicos, esto ya ha sido causa para anular elecciones, que se intenta incidir en la opinión pública favoreciendo al partido que está gobernando en este caso el PRD. También existe un exceso de gastos de campaña del candidato del PRD, documentando más de 30 espectaculares, que se verificaron mediante notario público que sobrepasa el tope de campaña, a esto hay que adicionarle un dirigible y su mantenimiento que estuvo durante un mes al que diariamente hay que echarle una carga de helio.
Esta fue una elección manipulada, muy viciada.  Por ejemplo, la casilla 399 contigua, que contenía boletas sobrantes de la 448 326 a la 448 700, cuando estos folios corresponden a la casilla 399 básica. Con estas irregularidades está un quince por ciento de casillas, y con demás irregularidades un veinticinco por ciento, estamos hablando de 200 casillas, y para tumbar una elección se necesitan solo del 20 por ciento de casillas con irregularidades.
Las elecciones del pasado 7 de junio, son las más cuestionadas de la historia de México, en donde cinco partidos y un candidato independiente están impugnando el fraude electoral que se dio no solo en el municipio de Centro sino en todo Tabasco. Estas son pues solo algunas de las pillerías que se dieron en la elección más sucia, más corrompida de la historia, en este fraude se le pasó la mano a Arturo Mapache, señala la ciudadanía agraviada. 

Publicado en la edición 536 de la revista política Suceso de fecha 07 de Julio de 2015
Publicar un comentario