martes, 19 de enero de 2016

Corren injustificadamente a trabajadores de Invitab; protegen a estafadores




Julia Somarriba
Por el simple hecho de ser acusados injustificadamente como ‘revoltosos y priistas’, un grupo de trabajadores fueron despedidos del Instituto de Vivienda de Tabasco (Invitab), por órdenes del titular Carlos Arturo Calzada Peláez.
Los ex burócratas corridos expresaron que fueron cesados injustificadamente, sin haberlos liquidados conforme a la Ley, cese que les dio el coordinador y jefa del Departamento de Recursos Humanos, Adán Vázquez Montalvo y María Gertrudis García Peralta, respectivamente, con el argumento de que eran órdenes del titular de Invitab, Carlos Arturo Calzada Peláez.

                     Compensaciones millonarias para amigos y compadres
Asimismo expresaron que Carlos Arturo Calzada Peláez otorga compensaciones millonarias solo a sus amigos y compadres que tiene laborando en esa dependencia, otorgándoles de 5 hasta 20 mil pesos mensuales, mientras que el resto de trabajadores reciben de 100 a 400 pesos mensuales. ¿Y la crisis económica que tanto mencionan?

                                               Protegen a estafadores y cínicos
Por otra parte, el Invitab es un elefante blanco donde los altos mandos protegen a defraudadores que a nombre de la dependencia recorren las comunidades, villas y poblados, donde con engaños estafan a las familias con la promesa de darles una vivienda digna a cambio de 10 a 30 mil pesos.
En el Invitab los tienen identificados pero, no proceden contra ellos, porque dentro de esa institución tienen a cómplices quienes son los que le proporcionan documentación oficial, así como aquellos que reciben las llamadas y confirman que la operación supuestamente es legal.

                                      Ampara Invitab a cínicos
En el Invitab también amparan a cientos de cínicos que son propietarios de las viviendas pero, no las habitan, cuando se supone que es uno de los requisitos para otorgarlas, pero, al investigar, lo que hacen es darles el clásico ‘pitazo’ a los dueños para luego ampararlos a cambio de una módica ‘caricia económica’, y estos no sean despojados de las viviendas.
Esta dependencia se burla de los tabasqueños, primero porque se supone que los lotes con pies de casa es para familias que realmente lo necesitan y no para quienes son o fueron funcionarios y no las habitan, o las dan en renta a otras personas.
Segundo, porque cientos de familias acuden a solicitar paquetes para construir viviendas y les dicen que solo tienen láminas, pues no hay dinero.
¡Claro que no hay recursos! Si todo lo utilizaron para el fraude electoral que el gobierno del cambio perpetró en todo el estado a favor de los candidatos del PRD.

Publicado en la edición 538 de la revista Suceso Político de fecha 28 de Julio de 2015


Publicar un comentario