domingo, 3 de enero de 2016

El DIF muestra su gran miseria



        

Pone a mendigar a los empleados, mientras Martha Lilia López de Núñez gasta  más de dos millones y medio en viáticos en el 2014; en el primer año de gobierno fueron 2 millones 100 mil pesos, es decir, lleva gastado más de 4 millones 600 mil pesos

Miguel Eduardo  Vázquez 
            La voracidad de la primera dama del estado para con los recursos del pueblo no tiene límites, desde el primer año de mal gobierno de Arturo Núñez Jiménez se dejó ver el hambre de dinero con que la esposa del mandatario no solo asumió el control político de la entidad, sino a su vez obligó  al Congreso a reformar la constitución y la ley para que el nombre de Martha Lilia López Aguilera pudiera figurar legalmente y con goce de sueldo en la nómina de  un patronato que  era de ayuda social y que hoy es  una Secretaría de Estado, con personal y presupuesto propio, pero, que a los ojos de los diputados nadie se atreve a tocar el mal manejo de los recursos por ser la primera «dama». 
Hoy las cosas están llegando al grado de  ver ante la sociedad a un DIF en la más humillante de las miserias, al grado de poner  a los empleados de esta dependencia que en otros tiempos era de ayuda a los más necesitados, a mendigar en pleno corazón de la capital del estado, bajo la bandera de recolectar dinero para un albergue temporal del DIF, empero, en Tabasco no existe albergue alguno  porque estos solo se habilitan cuando hay contingencias.
Esto es solo una forma ruin y descarada de hacer que los empleados de esta institución se denigren, sobre todo cuando el año pasado la «primera dama» del estado gastó  2 millones 540 mil pesos en viáticos, es decir, año con año aumenta, pues durante el primer año cuando el gobierno presuntamente estaba en crisis, la madre de los hijos del gobernador gastó más de dos millones cien mil pesos por el mismo concepto y no hay legislador alguno que se atreva a precisar ¿A dónde quedó este dinero? ¿Cómo  se justifica? ¿Bajo qué concepto se tiene? Sobre todo si se toma en cuenta que por ser la pareja del mandatario existe un gasto corriente especial de muchos millones de pesos destinado a los gastos personales de la familia del Ejecutivo.
La decadencia del gobierno y su  miseria cada día impacta más en la conciencia de la población porque inventan desgracias donde no las hay con tal de tener dinero que no se sabe a dónde va a parar, pues  el Órgano Superior de Fiscalización es cómplices de los gastos excesivos de la primera dama al mantener información  bajo resguardo por muchos millones de pesos y licitación de manera directa que se realizan, en tanto, la población en general reclama la falta de atención por parte de Martha Lilia López Aguilera quien nunca está porque siempre anda cuidando a su marido.
Publicar un comentario