domingo, 3 de enero de 2016

NÚÑEZ, EL MÁS GRANDE MAPACHE DE TODO MÉXICO




Fue una elección de Estado, ilegal, ilegítima e inmoral, de un estado fallido en la que se llevó a cabo robo de urnas, desaparición de boletas, compra de votos, compra de credenciales de elector para que no salieran a votar, compra hasta de representantes electorales así como la ausencia del 60 por ciento de los funcionarios de casilla, en la que los ciudadanos acusan además de una corrupción galopante y una inseguridad aterradora, la total ausencia de beneficios sociales

Luis Uriel Acosta Magaña
Arturo Núñez Jiménez salió con su domingo siete de junio en el que se llevó a efecto la jornada electoral de Estado más desvergonzadamente asquerosa de toda la historia de Tabasco. Tan es así que pese a que desde ese mismo domingo a las seis de la tarde se cerraron oficialmente las casillas hasta este domingo 14 aún no se determinaba fehacientemente quien es el presidente municipal electo para el municipio de Centro, Tabasco.
Bajo la acusación de una elección de Estado, robos de urnas, urnas vacías, desaparición  de boletas, compra del voto y compra de representantes electorales, los partidos Verde Ecologista de México, Acción Nacional, Encuentro Social y Revolucionario Institucional conformaron una alianza para impugnar y solicitar la anulación del proceso electoral, en tanto que Morena busca lo mismo por su lado.
«Esta elección se limpia porque se limpia», indican los candidatos Evaristo Hernández Cruz del PRI; Rosalinda López Hernández del PAN-PVEM; Rogers Arias García de Encuentro Social; y por su lado Octavio Romero Oropeza de Morena, mismos que advierten que esta elección va a ser un parte aguas en la historia de Tabasco, afirman que el Tribunal Electoral Estatal como es un órgano a modo nos darán palos, de ahí iremos a las salas regionales y en su momento llegaremos a la sala superior.

                                                   LAS URNAS DE LA INFAMIA 
Los conteos concluyeron en 14 municipios en tanto que en el de Centro, el conteo es lento, mientras que la captura de los sufragios y las actas de escrutinio avanza, los representantes de los partidos denuncian nuevas anomalías como la falta de documentación electoral, de las propias actas y paquetes fantasmas cuyos sellos de seguridad han sido violados.
Hasta el fin de semana se habían computado unos 153 paquetes de un total de 390 que tendrían que ser revisados, entre estos, 70 que no fueron identificados o que aparecían como duplicados. En tanto que 23 casillas de Jalpa de Méndez fueron llevadas supuestamente por equivocación al municipio de Paraíso, mientras 43 paquetes electorales fueron «extraviados» después de la jornada electoral en los municipios de Centro, Comalcalco y Macuspana entre otros.
Así al final de ese domingo siete, la ciudadanía se encontró con el 50 % de las casillas con inconsistencias en la integración de los paquetes electorales, con urnas vacías, con boletas de la elección local integradas a los  paquetes distritales, más de 60 casillas sin referencias del lugar a donde pertenecen.
Resultando entonces que hasta las 13:37 horas del martes 09 de junio se habían computado 651 de 792 actas del municipio de Centro, que representan el 82.20 por ciento del total, se obtuvo una votación total de 86 mil 590 sufragio, es decir, solo emitieron sus votos el 17.89 por ciento de los 483 mil 868 ciudadanos inscritos en la lista nominal de Centro. 
Para esto ya no era noticia que se cayó el PREPET, teniéndose que recurrir a un conteo manual que aun continuaba, no se tenía información fidedigna de nada, las actas de los partidos todas ilegibles no permitieron que las cifras y porcentajes se supieran, pero, el acabose fue que las propias autoridades electorales informaron que tampoco ellos tenían la información.
Con una afluencia del 45% de votantes en el ámbito estatal pero con menos del 22% en el municipio de Centro, el 60% de los funcionarios de casilla no se presentaron. Asimismo llegaron paquetes abiertos, otros aparecieron vacíos, otros más llegaron sin las actas de escrutinio y cómputo, convirtiendo las elecciones locales en un verdadero cochinero. 
Es un proceso que no ha culminado, porque fallaron las autoridades electorales, fallaron los sistemas, se podía comprobar el manoseo de la jornada electoral porque si se abría la página de resultados de las autoridades electorales y pese a que estaban computados cerca del 78 por ciento de todo el Estado de Tabasco, para el municipio de Centro, donde está la capital del Estado, se encontraba a la mitad con apenas el 52%, cuando se supone que es el que tendría que tener el mayor avance porque está todo más cerca, pero, tienen el resultado de todo el estado menos el municipio de Centro.
Es decir, la corrupción nuñista en todo su esplendor. 
Pero esta es la parte que está coronando todo un proceso irregular, donde prevaleció la compra del voto, prevaleció la trampa, prevalecieron toda clase de excesos, vimos y no voy a decir nada que ustedes no hayan visto, que no hayan dicho, y es que los habitantes de Centro y todo Tabasco vieron el dispendio, la entrega brutal de camisetas, de gorras, de artículos de toda índole, para hacerse publicidad y desde luego la compra del voto. 
El gobierno del Cambio que regentea Arturo Núñez hoy mejor conocido como el ¨Mapache Mayor¨, así como el alcalde del Centro se metieron de lleno a manipular las elecciones de manera totalmente descarada, cínica y desvergonzada, situación que se documentó desde un principio y que fue señalada públicamente, pero, hicieron caso omiso creando un ambiente de inestabilidad social. Se dijo que estaban actuando de manera irresponsable, que era vergonzoso lo que estaban haciendo, porque además antes, durante y después de la jornada electoral generaron un grado de violencia inusitado en la entidad. 

                                                      DESCOMUNAL VIOLENCIA
Por ejemplo, la persona que mataron en Comalcalco, resultado de un asalto a la oficina de Morena, se trató de dos asaltantes que al huir uno fue atropellado y quedó prensado, cuando entrevistaron al cínico Secretario de Gobierno, César Raúl Ojeda Zubieta dijo que era un lastimado que estaba siendo trasladado al hospital, pero, además en la huida mataron a un militante de Morena que iba en su auto, también hubo un asesinado en Huimanguillo, integrante de la planilla del candidato del PRI a la alcaldía, y minimizaron el asunto diciendo que se trataba de un asunto de cuentas, cuando se trataba de un homicidio independientemente de si se trataba de un ajuste de cuentas o no, y si es un ajuste de cuentas por narcotráfico, pues con más razón, averiguar que está pasando en ese homicidio, porque si tenía que ver con connotaciones de delincuencia organizada pues muy grave que un candidato tuviera gente así.
Bueno, se minimizó, al igual que en la portada de un periódico de circulación local, aparece la fotografía de la muerte de una persona en la ranchería arroyo de Nacajuca, ¿dónde está toda esa información? ¿Dónde están todas esas investigaciones? No la hay, esta es la prueba de  este clima de violencia que se suscitó, testimonios públicos, los tiene todo el mundo, de como candidatos sobre todo del partido oficial,  hablaban de grupos de choque, hablaban de que se estaban armando para la elección, para golpear, para intimidar, todo esto desde luego con la anuencia de las autoridades del Mapache Mayor.
De esta manera la ciudadanía responsabiliza de este proceso electoral y de todas las anomalías que se dieron a lo largo del tiempo electoral, de esta campaña y de lo que está pasando ahorita de que no tenemos resultados a Arturo Núñez Jiménez, él es el responsable, porque lo supo, porque se le informó, porque se supone que es la persona que está más informada de lo que ocurre en Tabaco, y no solo no impidió sino que permitió que funcionarios de gobierno intervinieran en el proceso electoral cada quien a favor del candidato de su preferencia. 

                                                            LA TRAICIÓN
Tanto peca el que amarra la pata como el que mata la vaca, se peca de pensamiento, palabra, obra y omisión, pero, aquí hay mucho más responsabilidad porque el gobernador no intervino en nada para no tener problemas con Martha Lilia que alentaba los binomios beneficiando a su favorito en cada municipio. 
Graciosamente ella pretendió repartir el Estado como un pastel pero sobre todo acabar con Morena minimizar a Andrés Manuel López Obrador pese a que Núñez y Bertruy llegaron gracias al efecto López Obrador.
Resulta que ambos padres Martha Lilia y Arturo Núñez, están verdaderamente molestos por los videos en donde demostraron que Néstor Núñez resultó tan corrupto, pillo y sinvergüenzas como sus padres, expresa con coraje la ciudadanía que resulta perjudicada por las ocurrencias viscerales del matrimonio de la ignominia.
Es una vergüenza, esta elección no la aceptan los ciudadanos porque es una elección ilegal, ilegítima e inmoral, ya que entre todo lo que ya se ha mencionado se habla de 300 urnas sin sabana y que no saben de qué sección son.
                                                     
                                                   ¿Y LOS VOTOS APÁ?
La gran pregunta es dónde están los votos, dónde están los votos del PRI, dónde están los votos del PAN-PVEM, dónde están los votos de Encuentro Social.
En el 97, quien ganó lo hizo con 65 mil votos; en el año 2000, fueron 100 mil votos; en el 2003, fueron 66 mil votos; hay que tomar en cuenta que va creciendo la lista nominal, en el 2006, fueron 114 mil votos; en el 2009, fueron 95 mil votos; en el 2012, que ganó Bertruy gracias al efecto López Obrador fueron 121 mil votos, de acuerdo con los datos que se presentan en el sistema electoral de Tabasco en este  momento quien va adelante tiene 14 o 15 mil votos en el municipio de Centro que es de alrededor de 500 mil votantes, entonces ¿dónde están los votos?.
¿Qué hicieron con el dinero?, fueron dos cosas, fue espantar a la gente con grupos de choque, hay miles de documentales, de fotografías, de camionetas repletas de grupos de choque, de gente con palos, con piedras, con machetes, para inhibir la participación de la gente, y el dinero lo usaron para comprar credenciales, no para que votaran por ellos, porque no iban a votar por ellos, porque de lo que se queja la gente es del mal gobierno, y vamos a decirlo con claridad, del mal gobierno de Arturo Mentiras, y se ve en las calificaciones que hay, un gobierno calificado con el tres por ciento, y Bertruy con el 2.3% de calificación.
Recogieron la credencial, e inhibieron el voto, y hay un dato que es contundente, que es brutal, Centro es el más importante porque aquí está la capital del Estado, aquí se hacen las actividades políticas, económicas, sociales, aquí viene todo mundo, en Tabasco votó en promedio el 45 por ciento de los electores, en el municipio de Centro votó el 22 por ciento, aquí se hicieron las campañas, aquí estaban los espectaculares, aquí estaban las estrellitas, y sin embargo, aquí votaron menos de la mitad de los que votaron a nivel estatal. Sin duda alguna, como dice la clase política: al Mapache Mayor se le pasó la mano. 
Estos son análisis que nos llevan a decir que esta elección es ilegal, ilegítima e inmoral, y que el gran responsable de lo que ocurrió aquí en Tabasco se llama Arturo Núñez Jiménez, el Mapache Mayor. 

Publicado en la edición 534 de la revista Suceso Político de fecha 17 de Junio de 2015

Publicar un comentario