domingo, 17 de abril de 2016

Continúa la corrupción de Agapito Domínguez en el Isset




  • El director del Isset mañosamente retrasó la publicación de la licitación nacional número 56069001-001-16 para que «Exfarma» (made in México) se viera beneficiada con la preparación de sus precios y sus propuestas.  *El Isset firmó su convocatoria apenas el 27 de enero de 2016 y la publicó en un periódico local el día 28 del mismo día, es decir, al día siguiente, cuando la fecha límite de adquisición de bases era hasta el 29 de enero, denuncian proveedores.

Redacción.
Lamentablemente para el instituto de seguridad social del Estado de Tabasco, y en general para todos los burócratas que se enferman, los medicamentos saldrán más caros porque el director del Isset, hace apenas unos días, le acaba de incar el diente a la compra que supera los 200 Mdp.
Con un nivel de cinismo digno de los grandes «magos» del presupuesto, el arquitecto Agapito Domínguez Lacroix, se ganó la comisión del 15 % de la compra de medicinas a la empresa «Exfarma» (no tabasqueña) por operar una artimaña que los proveedores locales ya conocen.
El director del Isset simplemente retrasó la publicación de la licitación nacional número 56069001-001-16 para que «Exfarma» (made in México) se viera beneficiada con la preparación de sus precios y sus propuestas.
El Isset firmó su convocatoria apenas el 27 de enero de 2016 y la publicó en un periódico local el día 28 del mismo día es decir, al día siguiente, cuando la fecha límite de adquisición de bases era hasta el 29 de enero.
Pero la «ayudadita» no quedó ahí, la convocatoria para la licitación nacional no fue publicada en el portal de la Contraloría Estatal hasta el mismo 29 de enero, un poco antes de las 10 de la noche, cuando es una obligación tenerla disponible en este medio antes que en ningún otro.
Cómo nos explicamos entonces, que los proveedores nacionales de medicamentos puedan consultar las bases sólo leyendo un periódico local o consultando el sitio de internet de la Contraloría a media noche del día límite para comprar las bases. Esto simplemente es un robo descarado. Obviamente sólo tres empresas participaron en la licitación nacional y dos de ellas fueron descalificadas por no tener la documentación completa.
Una de ellas ni siquiera tuvo tiempo de renovar su cédula en el padrón de proveedores, recibiendo un rotundo no por parte del Isset al solicitar que se le aceptara una constancia de «cédula en trámite».
Al parecer hay más funcionarios coludidos con Agapito Domínguez, porque todo le salió a pedir de boca. Ojalá el gobernador del estado, Arturo Núñez Jiménez  y Amet Ramos Traconis, hagan ejercicio de su investidura e investiguen como se están manejando las licitaciones en su administración, porque el Isset acabará comprando a los precios que les ponga la empresa «Exfarma.
Bien le cae a don  Agapito Domínguez,  los 30  millones de pesos que recibe de la empresa: Exfarma: para ayudarles a «ganar» la licitación nacional a base de mañas y triquiñuelas.
Aparte de cínico y rata,  se burla del gobernador y  sigue robando cínicamente a los tabasqueños. Tabasco ya no aguanta tanto sinvergüenza que sólo llega para llenarse los bolsillos. Nos preguntamos. ¿Y si mejor les aplicamos la operación «la manga» y los vamos linchando?
Usted estimado lector tiene la última palabra.
Atentamente derechohabientes y proveedores cansados de ver a un gobierno rico y a un Tabasco jodido.
Publicar un comentario