sábado, 16 de abril de 2016

Tabasco al borde de la Ingobernabilidad



TRIBUNA POLÍTICA

 Moisés Dagdug Lutzow víctima de la inseguridad en Tabasco, el gobierno de Núñez quedará marcado por la inseguridad de Tabasco

Gonzalo Ruiz Glori
La noticia más relevante e indignante de los últimos días es el artero, vil y desalmado asesinato del empresario y comunicador Moisés Dagdug Lutzow, hecho lamentable que tiene indignada a la sociedad tabasqueña, porque ha perdido la vida un hombre bueno, una persona de reconocida integridad moral, que siempre se caracterizó por buscar el bienestar de Tabasco.
Totalmente indignante resulta que el Secretario de Seguridad Pública haya declarado que lo sucedido al Ing. Dagdug, así como el linchado de la colonia la Manga 1: ¨Son hechos aislados¨, señaló. Sergio Ricardo Martínez Luis afirmó que la seguridad en Tabasco no está rebasada y que lo sucedido son hechos «normales» que pueden suceder.
Tanta desfachatez me hace recordar la soberbia del ex Secretario de Salud del Estado, Juan Filigrana, quien nunca reconoció la negligencia con que se manejó durante su paso por esa Secretaría, y lo mismo está pasando ahora con el SSP, porque es bien sabido, que para corregir un error, es necesario comenzar por reconocerlo.
Para quién esto escribe es inconcebible la pasividad mostrada por el Señor Gobernador Arturo Núñez Jiménez ante los acontecimientos recientes, más si consideramos que la entidad se encuentra entre uno de los tres primeros lugares de inseguridad a nivel nacional, lo cual no puede ser ignorado por Don Arturo porque son cifras oficiales dadas a conocer por las autoridades federales en la materia.
Cuando un órgano de gobierno no funciona, definitivamente la responsabilidad recae sobre su titular, en éste caso en particular el primer responsable en materia de seguridad pública es el Secretario de dicha dependencia y se hace obligatorio que haga algo al respecto el Ejecutivo Núñez porque los índices de inseguridad son tan altos que tienen a Tabasco convertido en un caos.
La crisis actual por la que atraviesa la entidad se debe sin lugar a dudas a la corrupción, la cual ha permitido que la inseguridad haya crecido desbordantemente en Tabasco, trayendo consigo una crisis económica que redunda en un alto índice de desempleo, para desgracia de los tabasqueños el índice más alto de todo el país y muy por encima de la media nacional en ese rubro.
Por supuesto que los recientes acontecimientos que han prendido los focos rojos en el gobierno de Tabasco no son aislados, aunque eso señale irresponsablemente el Secretario de Seguridad Pública del Estado, porque dichos acontecimientos son derivados de la negligencia, corrupción, impunidad y valemadrismo con que se están conduciendo las autoridades responsables de brindar la seguridad e impartir la justicia en el estado.
¿Sabrá el Gobernador que Tabasco se encuentra en una severa crisis y que ya los rumores empiezan a correr en torno a que estamos al borde de la ingobernabilidad en la entidad? Aunque lo nieguen las autoridades, la seguridad estatal fue rebasada, la situación económica empeora y el gobernador tuvo que solicitar al mandatario nacional el programa de empleos temporales.
Sí el mandatario estatal no escucha los reclamos de su pueblo, no atiende de manera inmediata la crisis por la que atraviesa el Estado, podría correr la misma suerte que el ex Gobernador Neme, porque su administración se encuentra en estos momentos siendo severamente cuestionada por la opinión pública estatal. 
Los tabasqueños resentimos en nuestra integridad, en nuestro patrimonio, en nuestro bolsillo, el riesgo que corremos en nuestra vidas, algo inédito, que nunca había padecido, habíamos sido presa de la rapiña y de la corrupción de sus autoridades, pero, el hecho de que la vida de todos los tabasqueños se encuentra en riesgo ya no sólo al salir a la calle, sino hasta dentro de su casa, es algo nuevo e intolerable. Aclaramos, si recordamos que ellos nos prometieron un cambio Verdadero.
¿Hasta cuándo Señor Gobernador acabará su gobierno con la inseguridad, con el desempleo y con la crisis económica que tiene a los tabasqueños viviendo aterrorizados, siendo no sólo víctimas de algún delito, sino que se vive en Tabasco a merced de la delincuencia, temerosos de ella y de la impunidad con que violan sus más elementales derechos? Hasta la próxima entrega.
Publicar un comentario