sábado, 16 de abril de 2016

Urge aprobar reformas al Código Penal Estatal para aumentar penas a delincuentes reincidentes como el linchado en La Manga 1: César Rojas R.





  • ¨Llama la atención que el presunto violador, conocido como «El Chayo», tenía antecedentes penales y numerosos ingresos a la cárcel, pero, la falta de medidas y sanciones severas para los delincuentes reincidentes, así como errores en la investigación, le permitieron regresar a las calles y seguir realizando conductas delictivas¨, sostuvo el diputado de Centro.

Erick A. Frías A.
Villahermosa, Tabasco, febrero de 2016.-  Ante el linchamiento de un presunto violador en la Colonia La Manga 1 que contaba con varios ingresos a la cárcel por diversos delitos, el diputado de Centro, César Rojas Rabelo, destacó la necesidad de que se apruebe lo más pronto posible la iniciativa de ley que presentó el pasado 25 de enero de este año para que se reforma el Código Penal del Estado y se aumenten las penas a los delincuentes reincidentes.
«Llama la atención que el presunto violador, conocido como «El Chayo», tenía antecedentes penales y numerosos ingresos a la cárcel, pero la falta de medidas y sanciones severas para los delincuentes reincidentes, así como errores en la investigación, le permitieron regresar a las calles y seguir realizando conductas delictivas», sostuvo.
Refirió que con las reformas al Código Penal se busca que los delincuentes reincidentes no serán beneficiados con el tratamiento preliberacional, la libertad preparatoria o la remisión parcial de la pena.
Desde la tribuna durante la sesión del pasado jueves, el legislador resaltó que no se puede seguir permitiendo «que este tipo de delincuentes sigan amenazando o atacando a los habitantes del estado, por lo que se les debe sancionar ejemplarmente para tranquilidad de todos y se asegure el bienestar de las familias tabasqueñas».

Hay que castigar a policías omisos
Sin justificar el linchamiento en la colonia La Manga 1, consideró que también debe sancionarse a los mandos policiales de la Secretaría de Seguridad Pública  que recibieron desde temprano el llamado de auxilio de los ciudadanos, «pero, fue hasta diez horas después que acudieron, «cuando ya el presunto violador había sido linchado y perdido la vida». 
«Por esta omisión la policía también es responsable de la muerte del delincuente al no atender a tiempo a los habitantes de la colonia, que al sentirse ignorados por la autoridad y ante la gravedad de la situación, decidieron actuar por ellos mismos y rescatar a la menor agredida, sin embargo, la ira y el hartazgo de la gente provocaron el castigo desmedido al delincuente», ponderó.
Publicar un comentario