viernes, 15 de abril de 2016

LA HERENCIA MALDITA DE ALTERIO RAMOS A TACOTALPA




  • Como todo buen sinvergüenza el ex alcalde de Tacotalpa, Alterio Ramos Pérez P., realizó todos los atracos a la hacienda del municipio, de manera que dejó todo amarrado para que la administración entrante de Efraín Narváez Hernández, no tuviera la menor oportunidad de enderezar el rumbo de las decisiones ilegales tomadas con la complicidad de su cabildo y asesorado presumiblemente por el "Gobierno del Cambio"
Isaías Flores Torres
Como todo buen sinvergüenza Alterio Ramos Pérez P., conocido entre la perrada como la Telli, realizó todos los atracos a la hacienda del municipio de Tacotalpa, de una manera que dejó todo amarrado para que la administración entrante de Efraín Narváez Hernández, no tuviera la menor oportunidad de enderezar el rumbo de las decisiones ilegales tomadas con la complicidad de su cabildo y asesorado presumiblemente por la Consejería Jurídica del "Gobierno del Cambio", esto según ha trascendido en los diversos círculos políticos del municipio.
Aquí van  algunos ejemplos: a pocos días de terminar la legislatura anterior y donde el PRD tenía mayoría, el cabildo y la dirección de Ordenamiento Territorial Obras Publicas y Servicios Municipales, le otorgaron el cambio de uso de suelo al rancho Santa Bárbara, la ¿H? Cámara de Diputados, le autoriza la enajenación a título gratuito de este que fue en su momento un emporio y modelo a seguir en la producción agropecuaria del estado, con el fin de que no se pudiera recuperar este espacio, el día 31 de Diciembre, la Dirección de Finanzas a través de la coordinación de Catastro Municipal estuvo recibiendo el pago del impuesto correspondiente a la cesión de estos terrenos, su cómplice en este atraco fue el hermano sabático Jesús Méndez Torrano (Chuita), este tipo nunca dio golpe en la citada Coordinación y solo se sabe que fue el encargado de cobrar a la mano estos terrenos.
Este rancho fue adquirido por el gobierno del estado y donado al municipio, donde se criaba ganado vacuno, caballar, pavos, alimento para ganado y las famosas codornices que eran empleados para la preparación de los desayunos escolares de los jardines de niños, hoy el rancho Santa Bárbara solo queda el cascarón, La Telli Ramos pretendía tirar también las instalaciones donde se procesa alimento para ganado vacuno, pollo y pavos, esto fue impedido por trabajadores de base que alegaron les quitaría su única fuente de empleo, ya que ellos no están acostumbrados a devengar un sueldo sin trabajar, del rancho de 16 hectáreas, hoy solo queda ½ hectárea, no hay producción de pavos, ni alimentos para ganado y las instalaciones lucen abandonadas con solo unas cuantas cerdas para crías y dos sementales, gracias a la corrupción del gobierno del cambio cierto que encabeza Arturo Núñez Jiménez.
De este rancho sacaron más de mil lotes para viviendas, el problema que le hereda al actual edil  Efraín Narváez es mayúsculo, ya que la tierra no es cara, lo caro son los servicios municipales, ¿Cuánto tiempo le da usted para que le estalle esta bomba al alcalde? La gente exigirá agua potable, drenaje, energía eléctrica, pavimentación, recolección de basura, banqueteo y otros servicios.
En otro orden de cosas, la maquinaria pesada que estaba resguardada en el citado rancho fue vendida como chatarra, con la sola autorización del cabildo que fueron cómplices de esta tracalada, lo mismo sucedió con carros y camionetas a cuales solo les faltaban algunas refacciones como también el gran gandaya de Roberto Solórzano, (la viuda negra), quien se llevó hasta los arreglos navideños.
La remodelación de casino fue cotizada en nueve millones de pesos y no es funcional, la central camionera quedó en obra negra y para ello se llevó el único pulmón que tenían los jóvenes deportista que fueron lanzados al vicio y a las malas costumbres que practica La Telli, la ampliación a la carretera adolece de decenas de defectos de construcción, la calle Calixto Merino no sirve la pavimentación y ya hablaremos de más temas adelante. Viva la corrupción solapada por el Ejecutivo del gobierno del  Cambio, Arturo Núñez Jiménez y sus 40 ladrones. Obvio incluyendo a los ex diputados que le aprobaron su truculenta cuenta pública.

Publicado en la edición 549 de la revista Suceso Político de fecha 27 de Enero de 2016

Publicar un comentario