viernes, 15 de abril de 2016

LA LEY DEL ISSET OTRA COCHINADA DEL GOBIERNO DEL CAMBIO


Un administrativo de COBATAB aportaba $ 159.55 quincenalmente, ahora tiene que aportar $ 691.40 


  • Les resulto más fácil irse sobre el bolsillo de los burócratas, del dinero que supuestamente ya hay en ese instituto no dicen dónde está.  *170 mil firmas se presentarán en el Congreso para exigir la revisión de dicha ley.  *Mientras las autoridades dicen que a los burócratas no se les está marginando de la Junta de Gobierno sino únicamente están buscando la ¨funcionalidad¨ más adecuada, caray, más cínicos imposible.

Luis Uriel Acosta Magaña
Con una administración muy cuestionada desde los primeros meses de su inicio, Arturo Núñez enfrenta otra mala decisión con la nueva Ley del ISSET que afecta a todos los burócratas del Tabasco, ya que le traslada a su ya de por sí lacerada economía "el rescate" de esa institución.
El auto nombrado estadista ha expresado que es una reforma que va por el bien presente de los afiliados ya que hacerlo no habría capacidad en las finanzas estatales para mantener el nivel de subsidio que requiere fondear las jubilaciones y otros muchos servicios, y que habrán de ver resultados positivos a corto plazo, en tanto que otros se deberán ver cuando ya llegue la hora de su jubilación. No, pues de aquí a 35 años ya no va haber nadie a quien reclamarle.
Lo peor es que la ciudadanía en general está molesta porque en ningún momento se les dio a conocer previamente el proyecto de ley, y sobre todo los ciudadanos se sienten traicionados por un gobernador que cuando andaba en campaña, les entregó una carta donde se comprometía a mejorar sus condiciones, pero, que en la realidad hace todo lo contrario, al exprimirle los bolsillos para obtener más recursos.
Cabe destacar que de forma mafiosa contaron con tres años para perfeccionar semejante atraco a la clase trabajadora, tan es así que el Secretario de Finanzas, Amet Ramos Troconis, señala que los recursos que mes a mes se van otorgando, el Instituto lo maneja en sus cuentas y va buscando ganar las mayores utilidades posibles, pero, no quiso decir  en donde va a quedar ese dinero y solo expresa "que se van a buscar los mecanismos más adecuados, que se está trabajando en ello y ya se tienen algunos avances", todo esto a pesar de que ya le empezaron a descontar a los trabajadores.
Esto significa que se fueron por lo más fácil que es aumentar las cuotas, en vez  de adoptar otras medidas, como exigir el pago de los adeudos a los entes públicos o reducir gastos innecesarios.
Cabe señalar, que será hasta mediados de febrero que funcione la junta de gobierno, dando los primeros pasos para la reglamentación consecuente, llevando a los nuevos cauces que permite la ley para la optimización de los recursos para potenciarlos, todo esto sin la voz de los sindicatos de burócratas que en su totalidad fueron relegados de este organismo.
Por lo anterior, no pueden participar ni ser escuchados en los asuntos que les afecte o sea de su interés, pese a que tanto el gobernador como el secretario de Finanzas digan que existen alternativas previstas en la ley para que ellos puedan estar expresando en todo momento su sentir, y que tampoco se les está marginando sino únicamente buscando la ¨funcionalidad¨ más adecuada.
Ante la inconformidad de los trabajadores en el sentido de que no corresponde a los trabajadores sanear las finanzas del ISSET, han intentado soslayar la verdad al responder que de ninguna manera se les está cargando el quebranto sino que sólo se está pidiendo una participación más adecuada, que es pasar del 8 % que ya pagaban al 13 % este año, dos puntos más el año que entra y un punto más el tercer año, resaltando que el gobierno del Estado ya está pagando el 26 % que ahora le corresponde porque antes era el 13%.
Sin embargo, se ven obligados a reconocer que cualquier nueva aportación que tengan que hacer los trabajadores es una disminución en sus ingresos que habría que ponderar bien, añadiendo que en los últimos tres años se han dado incrementos por arriba de la inflación a los trabajadores sobre el monto total de su salario en este caso lo que se está solicitando es únicamente sobre el salario base, dice.
"Si, efectivamente estamos muy conscientes de que es un gran esfuerzo que ellos realizan, pero, no es mejor para ellos el poder contar con mejores instalaciones, con mejores servicios, con nuevas opciones, con oportunidades que hoy en día están totalmente cerradas, como un crédito para vivienda, como un crédito para una emergencia que tengan, que lo pagan a costos muy bajos.
Si, si hay un esfuerzo, pero, el esfuerzo, lo digo con toda sinceridad, es muy reconocido por el gobierno, y en ese sentido esta total y absolutamente sensibilizado, tan es así que de entrada el gobierno planteó la iniciativa, la llevó al congreso, la hizo ley y de inmediato empezó a aportar lo que le correspondía, que es actualmente el 26%, el doble de lo que aportaba antes".
Lo anterior es charlatanería pura, para embaucar a ingenuos, para manipular a incautos, el clan que se dice Gobierno del Cambio piensa que con decir eso los burócratas van a quedar contentos. Pero aún hay más falsedades.
Como el decir que hubo total y absoluta apertura  para dialogar, que hubo muchas reuniones y pláticas con las representaciones sindicales, en esquemas donde se daba a conocer cuáles eran los alcances de la iniciativa, y que están dispuestos a revisarla, pero, eso solo es mientras no se intente cambiar el esquema de su modelo de Ley, porque entonces ya no hay apertura. Caray, pues de esta manera se está viendo con toda claridad que lo que quieren es la lana de los tabasqueños a como sea.
Asimismo el chiapaneco Secretario de Finanzas expresa que los amparos no procederán, además de que para los nuevos trabajadores solo es una pequeña cuota adicional para que los padres y descendientes se inscriban al instituto de salud.
 Cabe hacer mención, que en la anterior legislatura, el coordinador de la bancada priísta, Luis Rodrigo Marín Figueroa, alzó la voz en favor de los burócratas y de manera enérgica mostró su total desacuerdo en avalar este nuevo ordenamiento cuyo objetivo disfrazado es sacarle más dinero al pueblo para mantener un aparato burocrático obeso.
En ese momento con valentía desenmascaró a quienes hoy nos gobiernan, señalando que le están asestando una estocada más al pueblo que los llevó a gobernar, destacando el legislador que antes de eso, los afectados fueron los miles de usuarios de los servicios de salud y los miles de jóvenes que integran el sector estudiantil, al incluir en la ley de Hacienda del Estado cobros exorbitantes para poder recibir atención médica, así como para poder ingresar, permanecer y egresar de los distintos planteles de educación superior aun cuando vulneren derechos humanos.
En este punto es conveniente resaltar que un administrativo de COBATAB aportaba $159.55 quincenalmente, ahora tiene que aportar $ 691.40,  y aún no han explicado qué es en realidad la cuenta individual, qué es el esquema de beneficio definido, qué son los servicios asistenciales, quieren también que les expliquen por qué razón les descuentan deporte, recreación y cultura, ni de qué demonios se trata el fondo general de administración.
En la práctica la aplicación de esta nueva ley solo busca más recursos para erogar en gastos administrativos, en la operación del Instituto o en la prestación de servicios médicos, motivo por el cual, el ISSET volverá a caer en insolvencia financiera, porque no resuelve los problemas de fondo en la institución.
Por lo pronto la base trabajadora hizo a un lado a sus dirigentes sindicales y crearon un organismo ciudadano que ya lleva reunidas más de 60 mil firmas de las c170 que serán presentadas en la Cámara de Diputados de Tabasco para que se proceda a la revisión de la nefasta Ley  Núñez-ISSET.

Publicado en la edición 549 de la revista Suceso Político de fecha 27 de Enero de 2016

Publicar un comentario