viernes, 15 de abril de 2016

TRATO JUSTO PIDIÓ EL EDIL DE CÁRDENAS, RAFAEL ACOSTA LEÓN A LA CFE






Carlos Hernández Chablé
El presidente municipal de Cárdenas, Rafael Acosta León inició negociaciones con el superintendente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Rafael Martínez Bernal para reiniciar una relación de respeto y cordialidad entre las partes.
Acosta León aclaró en el encuentro que no está dispuesto a pagar deudas de la pasada administración porque de lo contrario podría ser sancionado por la ley.
Por más de una hora, el edil de Cárdenas platicó con los funcionarios de la CFE, en donde les hizo saber que su responsabilidad inició a partir del uno de enero del 2016 y concluirá el 4 de octubre del 2018: "por lo que los compromisos pasados no los reconozco", aseveró el edil en funciones.
En la reunión, el superintendente de la CFE, explicó al alcalde Acosta León y al director de Obras, Ordenamiento Territorial y Servicios Municipales, Nelson Gallegos Vaca, los posibles acuerdos que podrían establecerse entre las partes para mejorar el servicio en el municipio.
Tanto, Acosta León como Martínez Bernal se mostraron dispuestos para superar las posibles diferencias que exista entre las partes y dar alternativas de solución para un mejor entendimiento.

        SE REUNE TAMBIÉN CON PRESBITEROS DE LA COMUNIDAD CATOLICA
El alcalde de Cárdenas, Rafael Acosta León señaló que en su gobierno habrá respeto a la libertad de culto y no se actuará en contra de quienes tienen otras ideologías o formas de pensar.
El edil de Cárdenas, atendió una invitación que el padre, Antonio Ramírez Almeida, los vicarios y los integrantes de la coordinación del Consejo Pastoral de la Iglesia católica "San Antonio de Padua", le hicieron  un desayuno, en el que Acosta León aseguró que siempre ha sido respetuoso de creencias religiosas e ideologías de sus paisanos.
En el encuentro, el padre Antonio Ramírez Almeida, le solicitó que sea reubicado el ambulantaje que opera sobre las calles Plaza Hidalgo y Miguel Orrico de los Llanos los que causan problemas a las personas que asisten a los servicios religiosos.
Además, el padre Ramírez Almeida le pidió a Acosta León  que por medio de la Dirección de Tránsito Municipal, impidan que enfrente de la iglesia "San Antonio de Padua" se estacionen vehículos que propicia inconvenientes a los peatones.
Ante las peticiones del padre Ramírez Almeida, de los vicarios y los integrantes de la coordinación del Consejo Pastoral, el edil Acosta León, dio instrucciones para que se atendieran esos planteamientos y también la reparación de las luminarias fundidas y la impermeabilización de las torres de la iglesia.

Publicado en la edición 549 de la revista Suceso Político de fecha 27 de Enero de 2016

Publicar un comentario